Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Concertación por el Cambio: Maduro en la ONU

Concertación por el Cambio: Maduro en la ONU

 

Rueda de prensa sobre la Participación de Nicolás Maduro en la ONU

Quizás el primer efecto que genera la presencia e intervención de Nicolás Maduro en la Asamblea General de las Naciones Unidas es más afectivo que racional. Nos hubiera gustado tener un Presidente que, además de ratificar la defensa de la soberanía nacional, la igualdad de todas las naciones del mundo, la necesidad de la solidaridad entre todos los pueblos y de relaciones fraternas y de respeto, pudiera podido referirse con orgullo al progreso económico de nuestra nación, al desarrollo de las ciencias y la tecnología, a la existencia de una educación de calidad, a la presencia de instituciones fuertes y eficaces, a la satisfacción creciente de las necesidades de su pueblo, al respeto de los DDHH, al establecimiento de un modelo cada vez más democrático y participativo y al mantenimiento, en Venezuela, de una comunicación permanente con todos los ciudadanos y un diálogo fructífero entre las distintas fuerzas políticas e ideológicas que hacen vida en el país. Eso hubiéramos querido oír, pero no fue así. En medio de escasas verdades, innumerables mentiras y manipulaciones para excusar lo que son sus responsabilidades, limitaciones y depravaciones.

Trató de justificar la ausencia de democracia, la violación de los DDHH, la grave crisis económica, la corrupción galopante, el deterioro de todos los servicios y el inmenso sufrimiento de los venezolanos, achacándolos sólo a las acciones malévolas de países y fuerzas extranjeras. Su discurso estuvo vacío de la necesaria autocrítica que los verdaderos estadistas tienen en este tipo de situaciones. Él gobierna, y lo hace con mano dura, y controla todos los poderes, y no dialoga ni consulta, pero no es responsable de nada de lo que ocurre. No se percata, o finge no hacerlo, que su actitud pendenciera internacional, la cual ha sustituido a la diplomacia necesaria, es en parte responsable de las conspiraciones internacionales contra Venezuela. No asume que el desastre a que ha conducido al país, la represión política existente, el irrespeto a quienes lo enfrentan, la represión, el descarado ventajismo electoral y comunicacional, la judicialización de las protesta, la falta de libertades sindicales y políticas y la violación de los DDHH, han colocado al país en una situación de grave peligro, que se expresa en los planes intervencionistas de factores internos y externos y en las amenazas de invasiones y de más sufrimientos de los venezolanos.

Y esto en absoluto significa que convalidemos los planes existentes de grupos políticos e individualidades, que nacional e internacionalmente estimulan una intervención militar externa, como fórmula para salir del catastrófico gobierno que tenemos. A esta locura nos oponemos independientemente de que no la creamos un hecho seguro ni mucho menos inminente. Lo hemos dicho muy claramente, el cambio del actual gobierno y la superación de la crisis son responsabilidad de los venezolanos, quienes a través de mecanismos constitucionales, del impulso de la unidad más amplia de las fuerzas opositoras, del diálogo permanente, lograrán más temprano que tarde liberar nuestra nación de esta pesadilla de 20 años. Igualmente sabemos que existen deleznables intereses de otros países, que insisten en seguir mutilando la geografía venezolana. Parece que no ha bastado el millón de kilómetros cuadrados arrebatados a Venezuela a lo largo de su historia. Pero incluso en este caso el gobierno tiene una gran responsabilidad, pues no sólo ha descuidado las reclamaciones existentes, sino que por razones bastardas ha llegado incluso a permitir el avance de las apetencias extranjeras sobre nuestro territorio. Las funciones de la FANB han sido distorsionadas para utilizarlas en labores de represión política y ciudadana, dejando de lado su responsabilidad primaria: la defensa de nuestra integridad territorial.

El discurso del Presidente, quien por lo menos asumió la responsabilidad de presentarse ante todas las naciones del mundo, negó la existencia de una emigración importante de compatriotas, ignoró la presencia de un deterioro sanitario causado por la desidia e ignorancia gubernamental y no se refirió a la carencia de alimentos, a la existencia de hambre y a la reaparición de desnutrición crónica infantojuvenil. Presentó a Venezuela como un paraíso que sólo está en su mente y en la de la claque gobernante. Pero además, al presentar nuestras grandes y potenciales riquezas en petróleo, gas y oro, dejó claro el desastre de su gobierno que no ha podido utilizarlas en el desarrollo de la nación y en sacarla de la miseria. En relación con la solicitud de diálogo que le hizo al Presidente de EEUU, así como en su disposición a estrechar su mano, no objetamos estas propuestas y decisiones, pero tenemos que señalar que el principal diálogo: sincero, autocrítico, transparente, público, lo debería tener primero con sus compatriotas, para enfrentar y resolver el grave deterioro habido en nuestras condiciones de vida. Diálogo con los sectores políticos de oposición que le hemos presentado un documento con proposiciones claras, al cual ni siquiera se dignó en acusar recibo. Diálogo con la oposición extremista para que rectifique y abandone la violencia y sus planes intervencionistas de Venezuela. Presidente: es la mano de los venezolanos la que debe estrechar primero, en forma sincera, y actuar para recuperar la credibilidad de su pueblo, que hoy mayoritariamente lo rechaza. Sólo así recuperará la credibilidad internacional.

Rueda de prensa realizada en 27-9-2018 en La Casa de la Concertación por el Cambio, El Bosque, Caracas.

Reseñas:

Contra Punto: http://www.contrapunto.com/mobile/noticia/concertacion-por-el-cambio-les-jala-las-orejas-a-maduro-y-a-trump-e-insiste-en-el-dialogo-226190/

 

Noticiero de Venevisión 27-9-2018 (mediodía y estelar)

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »