Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Leopoldo Puchi: Evitar un conflicto bélico

Leopoldo Puchi: Evitar un conflicto bélico

 

La agencia de análisis y noticias Bloomberg señala que la inclinación por una intervención militar en Venezuela ha venido ganando adeptos, aunque no es una posición mayoritaria ni en la administración estadounidense ni en los gobiernos de la región. Por su parte, Donald Trump no ha definido su posición, y ha dejado entender que apuesta a un mecanismo más cercano al utilizado en Chile, al hacer referencia a que un alzamiento militar en Venezuela tendría todas las posibilidades de ser exitoso.

En todo caso, lo cierto es que Venezuela se encuentra en el centro de un conflicto internacional. Trump ha dejado entender con claridad que no acepta que ningún país del hemisferio se separe de su dispositivo geopolítico, y en función de ello ha dado señales muy fuertes para evitar que eso ocurra. En su reciente intervención en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York afirmó: “aquí en el continente estamos comprometidos con mantener nuestra independencia de la intrusión de potencias extranjeras expansionistas”. Y luego agrego, para que no hubiera dudas, que esa ha sido “la política de su país desde el presidente James Monroe”. Por supuesto, es una posición distinta a la que habían  tenido en el pasado reciente otros líderes de ese país, como John Kerry, quien sostuvo hace unos años que la doctrina Monroe había llegado a su fin.

En relación a la aplicación de esa doctrina, Washington no acepta en la actualidad el más mínimo desliz. En fecha reciente fueron llamados sus representantes en tres países latinoamericanos a consulta porque establecieron relaciones con China y las rompieron con Taiwán, a pesar de que Estados Unidos mantiene relaciones con Beijing y desconoció a Taiwán.

En la perspectiva de la doctrina Monroe, que guía los pasos del presidente estadounidense, Venezuela ha roto con los parámetros establecidos, al separarse del área de influencia a la que había pertenecido por décadas y, por lo tanto, debe ser obligada a reintegrarse al dispositivo geopolítico tradicional. Y para ello “todas las opciones están sobre la mesa, las fuertes y las no tan fuertes”, lo que crea una situación muy delicada.

El conflicto internacional que se ha generado encuentra a Venezuela en una situación de fragilidad por las graves dificultades económicas por las que atraviesa, como la hiperinflación y la baja de la producción petrolera, lo que es producto en una medida importante de la ineficiencia de la gestión gubernamental. Del mismo modo, el debilitamiento de las instituciones la desfavorece y el conflicto interno entre Gobierno y oposición crea condiciones que son aprovechadas desde el exterior.

La opción de una intervención militar está sobre la mesa. Sin embargo, lo establecido por la legislación internacional vigente es que las tensiones entre países sean procesadas por medios pacíficos, sin que se recurra al uso de la fuerza. La contribución de la ONU para encontrar soluciones puede ser de gran importancia. Es necesario evitar un conflicto bélico.

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »