Inicio > Política > Arranca un trimestre de alto voltaje político

Arranca un trimestre de alto voltaje político

 

Desde ayer arrancó el conteo para el cierre del último trimestre del 2018. El gobierno, por un lado, enfrentando mayor presión internacional, sigue sin estabilizar la situación del país y en su cronograma tiene dos ofensivas: el debate por una nueva Constitución y la elección de concejales municipales que los coloca en el reto de mostrar fuerza electoral en su peor momento de aceptación, según varias encuestadoras.

Desde otra acera está la oposición con sus problemas de siempre.

A tres meses del final de uno de los años más complejos que ha padecido Venezuela, los partidos se mantienen distanciados y divididos, no hay propuestas ni plan ante una crisis que no tiene intención de desdibujarse.

Por ahora, ni la Asamblea Nacional (AN) ni el Poder Constituyente han podido promover un debate conciliatorio que permita alguna salida a las complejidades que soportan los ciudadanos.

A juicio de la socióloga y analista político, Maryclen Stelling, más allá de los escenario electoral ya fijado por el ente comicial para este trimestre, “hay variables internas y externas que atender por la intensificación de la crisis social, económica y política”.

Explica que los partidos deben aproximarse “y el diálogo pudiera aparecer cuando esté más cerca la temporada navideña, es una necesidad urgente y el papel de los medios de comunicación es abrir este escenario.

No sé porque a estas alturas no se ha producido el diálogo, uno que sienta el pueblo (…) hemos tenido un año complicado, los precios no se estabilizan y el salario se desvanece”.

“La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que nació con la promesa de contribuir en soluciones se mantiene en súper secreto, nadie tiene claro lo que allí ocurre, están a tiempo de hacer algo, hay un cerco sobre Venezuela y no ha habido ninguna distensión, se requiere un escenario conciliatorio”, apuntó Stelling.

Al respecto, el politólogo Nicmer Evans sostiene que en este 2018 cada aspecto tuvo su tiempo, el económico fue el más “frustrante”, dijo.

Sin embargo, advierte que el hito político no finaliza en este trimestre sino que inicia el próximo 10 de enero cuando se espera por mandato constitucional el arranque del nuevo período presidencial de Nicolás Maduro.

“Este año, aún con la crisis como va, no pasó nada, y es difícil comprender los por qué, pero el conflicto político pudiera incrementarse el 10-E.

Se puede presentar la ausencia de reconocimiento a Maduro como presión internacional, muchos países han expresado que las elecciones del 20-M fueron irritas, y esto va sumado a que las condiciones del país también estará en un clima de dificultades”, dijo.

Para Evans es el Gobierno quien tiene los mayores riesgos.

“Ya la oposición lo ha perdido todo, ha llegado a su peor momento de crisis, lo que haga ahora es de cero hacia arriba, la MUD ya no existe producto de sus fracturas y debilidades, ahora están en una fase de actualización de liderazgos y mientras concretan esa búsqueda, la sociedad civil, los gremios, el Frente Amplio está activados y esperando que los partidos se recompongan”.

“Ahora el gobierno si puede perderlo todo, son los que están en el poder. Tiene una crisis encima, protestas diarias por reivindicaciones laborales, de salud, hay escasez, hambre, y después del 10-E tendrán que surfear más escenarios de crisis, no la tienen fácil”, agrega.

Sobre este tema, el constituyente y exministro de Comercio Exterior, Jesús Faría da su visual. Indica que después del 1 de mayo del 2017, cuando el presidente Maduro convocó la ANC “para preservar la paz, la convivencia pacífica y el sistema democrático (…) la tónica de la política nacional ha sido de importantísimas victorias del chavismo y durísimas derrotas de la oposición”.

“Después del descalabro de las guarimbas, los fracasos electorales, incluyendo las elecciones presidenciales, terminaron por liquidar a la oposición.

En los actuales momentos no hay oposición en nuestro país, no tienen ni conexión con la población ni presencia política alguna.

De tal manera que nos preparamos para alcanzar otra gran victoria electoral el próximo 9 de diciembre y esto lo haremos en paz, en democracia”, afirmó Faría.

Recalca que “el gran desafío continúa siendo el tema económico”.

“Hemos avanzado considerablemente en superar una crisis económica, que tiene sus raíces en el colapso del rentismo y en la guerra económica.

El programa económico integral para la recuperación productiva del presidente Maduro parte de un diagnóstico y de políticas integrales correctos para atacar las causas de la especulación y la contracción productiva, todo ello protegiendo la población con incrementos salariales, estabilidad de empleo y con políticas sociales”.

“Otro elemento crucial de la actual coyuntura, que trascenderá ampliamente los próximos meses, es la política de grosera injerencia del gobierno de Trump en nuestro país, que ha contado con el vergonzoso apoyo de buena parte de la aposición local.

Pese al enorme costo social que esto representa, no han podido doblegar al chavismo ni aislarlo internacionalmente”, agregó Faría.

Por la oposición hay una sola expectativa, la unificación de sus partidos. Enrique Márquez, diputado opositor y quien fue miembro de la comitiva del diálogo en República Dominicana, observa un trimestre de tensiones, pero que pueden llevar a la política unitaria “y eso puede pasar en los próximos dos meses que vienen”.

“La oposición claramente necesidad unificarse, no para escalar al poder, sino para presentarle al país una ruta, una propuesta, para en un futuro trabajar por los venezolanos”, destacó.

No está planteado, dice Márquez, que la oposición se anote en las municipales del 9-D y descarta por ahora un eventual referéndum para una nueva Constitución este año.

“Algunos factores están luchando, los partidos fueron amenazados, hay líderes en el exilio, inhabilitados, otros presos, hoy los partidos deben unirse, eso ayudará a buscar soluciones a la intensa crisis del país”.

En nueve meses, ningunos de los dos bandos políticos ha podido alcanzar acuerdos.

A principios de año sostuvieron conversaciones que resultaron infructuosas, la oposición abandonó el carril electoral y llamó a la abstención; mientras el oficialismo aprovechó cada fractura de su oponente y consiguió los votos que necesitaba para seguir en el poder, los meses transcurren en una crisis sin freno.

Fuente: www.panorama.com.ve

 

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »