Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Aurelio F. Concheso: Bloques Regionales, del NAFTA al USMCA

Aurelio F. Concheso: Bloques Regionales, del NAFTA al USMCA

 

Esta semana se produjo un hito en las negociaciones comerciales entre los países del hemisferio, cuando el presidente Trump anuncio que Canadá, Estados Unidos y México habrían llegado a un nuevo acuerdo de libre comercio en escasos 14 meses de negociaciones. El acuerdo, denominado “Acuerdo Estados Unidos México Canadá” (USMCA por sus siglas en inglés) sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN), popularmente conocido como NAFTA, negociado entre los años de 1991 y 1992, y que a su vez era ampliación del acuerdo de libre comercio entre Canadá y Estados Unidos de 1988.

El anuncio en cierta forma fue sorpresivo, por la rapidez con la cual se logró negociar, a pesar de la animosidad creada por la posición del presidente norteamericano sobre la inmigración desde el sur de sus fronteras, lo cual parecía presagiar unas relaciones difíciles entre ambos vecinos. Lo cierto es que al parecer a pesar de eso la negociación fue más fluida con México, que con Canadá. En el caso del primero, tanto el presidente saliente Peña Nieto, como el entrante López Obrador, mostraron una encomiable unidad por encima de las diferencias partidistas que permitió llegar a lo que parecen ser acuerdos mutuamente ventajosos. Para sorpresa de muchos la negociación más difícil fue entre Canadá y EEUU Canadá protege a sus productores lácteos, de los más eficientes productores de Wisconsin Illinois y Minnesota con tarifas de más del 100% y tuvo que hacer concesiones en esta área que no se concretaron hasta la madrugada previa al anuncio, mientras que EEUU anunciaba que si era necesario firmaría tan solo con México.

El acuerdo es el primero que toma en cuenta los grandes cambios que experimentado las economías en el último cuarto de siglo, sobre todo en lo que tiene que ver con la economía digital, los derechos de propiedad, en especial la intelectual tan importante en la era digital, y el fortalecimiento de normas de origen. Estas últimas se habían tergiversado de tal forma que un número importante de componentes e insumos, sobre todos de China, subrepticiamente aparecían como contenido local beneficiando a terceros países a expensas de los signatarios del bloque.

NAFTA convirtió a México y Canadá en los principales socios comerciales de EEUU después de China con más de $500 mil millones al año cada uno, muy por encima de la Unión Europea y Japón, y a años luz de distancia de los países suramericanos. Luego de los intentos fallidos del presidente Bush a los inicios de su gobierno para ampliar el NAFTA los países del sur optaron por fortalecer acuerdos subregionales como Mercosur, la CAN (Pacto Andino) y el Grupo de Los Tres entre Colombia México y Venezuela, ninguno de los cuales ha corrido con buena suerte. Venezuela se retiró de la CAN, se incorporó a Mercosur de la cual ha sido expulsada y el Grupo de los Tres ya no existe. Los acuerdos políticos como el ALBA y UNASUR eran más excusas para aprovechar la munificencia de una Venezuela con petróleo a más de $ 100 por barril, que todavía no había logrado el milagro al revés de quebrar su industria petrolera por la vía de la ineficiencia y la corrupción.

Aquellos países Sudamericanos interesados en abrir mercados para sus productos han seguido el ejemplo de Chile- el primero en abandonar la CAN – y han negociado acceso preferencial al mercado norteamericano como es el caso de Colombia y Perú entre otros. El ejemplo de México y Canadá seguramente va a tener efectos importantes en cómo estos enfocan sus relaciones comerciales para no perder la oportunidad de tener acceso privilegiado en lo que se consolida como una de las regiones más grande del mundo, que de paso, sumando sus tres miembros, tienen una fortaleza energética que  se equipara con la del Golfo Pérsico, si no por sus reservas totales, que de por si son substanciales, por el dinamismo y profundidad de sus mercados financieros y compromisos con el Imperio de la Ley.

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »