Inicio > Regional > La historia de un pueblo San Juan de las Galdona tomado por el narcotráfico

La historia de un pueblo San Juan de las Galdona tomado por el narcotráfico

 

Su cercanía geográfica con Trinidad hace que sea un punto estratégico para organizaciones criminales

El poblado de San Juan de las Galdonas está ubicado en el estado Sucre, en el oriente de Venezuela, a una hora y media aproximadamente de Carúpano. Es un lugar con hermosas playas y sus habitantes vivían mayormente de la pesca, la agricultura y el cacao.

El viejo hotel de San Juan de las Galdonas, hoy abandonado. Ya nadie va a disfrutar de estos lugares

En la década de los 70, muchos de los habitantes de los pueblos de San Juan de las Galdonas, Guacuco, Guarataro y San Juan de Unare, salieron de estos lugares hacía la ciudad para buscar mejor vida, y por ejemplo, se fueron a Puerto Ordaz o Maturín a trabajar en aquellas nacientes tierras de oportunidades que comenzaban a florecer en el sur de esta nación suramericana, entre el hierro y el petróleo.

Pero hoy la realidad es otra. Por estos días la población civil abandona estas paradisíacas localidades porque si no lo hacen pueden perder la vida. Si se quedan es mejor no hablar.

El viernes 28 de septiembre, las redes sociales se hacían eco de una supuesta masacre en San Juan de las Galdonas, usuarios de la red social Twitter hacían referencia a 20 o 30 muertos. El supuesto “tumbe” de una mercancía habría causado la chispa que detonó la furia de dos bandas criminales.

Lo que se acerca a la realidad de lo que ocurrió, es que según dos habitantes de esta zona, uno de San Juan de las Galdonas y otro de Guarataro, al menos cuatro personas fueron asesinadas a tiros dentro de una casa en San Juan. Un grupo armado de Unare ingresó a una vivienda y dio muerte a los hombres. cuando hablan de números de muertos lo hacen con dudas, hasta eso pareciera dar miedo.

El tráfico de drogas se apoderó de estas zonas. La banda criminal de San Juan de Unare domina este pueblo y Guarataro. “Desde la entrada del cementerio dominan ese territorio (cerca de Guarataro)”, mientras que la banda de San de las Galdonas también domina Guacuco, en este último poblado hubo una situación parecida en 2017.

Uno de ellos, a pesar del miedo, fue más expresivo acerca del hecho. “La gente que vive aquí, convive con dos bandas que tienen tomados los pueblos. Conviven con códigos. En San Juan hubo un enfrentamiento, hablan de 7 muertos, otros dicen que fueron como 20, la cifra es una incertidumbre, lo que si te puedo decir es que cuatro están muertos, y los picaron, la cabeza al lado de una pierna y así”, manifestó.

Comentó que, “la gente vive metida en su casa, ya la población no vive como antes, así se expresa la gente que vive aquí”.

Ambas personas comentaron que la vida en estos pueblos costeros “se desvirtuó, ahora estos carajos caminan armados en el pueblo, con fusiles y pistolotas, tan sanos que era estos pueblos y la gente que queda tiene que vivir así, respetando códigos, sin embargo algo pasó que se cayeron a tiros y hay un poco de muertos”, afirmó.

Qué pasa con los muertos. Fue la pregunta que saltó en la conversación. Si hay algo que no se puede esconder es un cadáver, en algún momento entrará en estado de descomposición o sus familiares preguntarán por la persona que no está. La respuesta denota que los habitantes de San Juan de las Galdonas y los otros caseríos vienen conviviendo con esto desde hace mucho tiempo.

hay muertos que entierran sin alarde y hay otros que se pierden. Hay gente que se ha ´ahogado`, aparecen muertos, hay muertos que no se investigan, eso queda así”, respondió con el aliento lleno de tristeza la persona con la que hablamos, que insistió en varias oportunidades que no dijéramos su nombre. Hay temor.

En este punto, una de nuestras fuentes hizo referencia al pasado. “Hace como 20 años, por estos lados hubo una banda, le decían Los Paracos, pero el gobierno acabó con ellos, los desarticulo y más nunca aparecieron hasta que llegó esta desgracia. Esto se cuenta y no se cree, el año pasado en Guacuco le tiraron una granada a la casa donde vivía uno que llamaban “El Tuerto”, ese verg…jo era el que mandaba y se tubo que ir, después supimos que lo mataron en Valencia”.

Una de las viviendas que evidencia la violencia en las costas en Guacuco.  Foto: Climax 

Aseguraron que son muy pocos los que quedan en la zona, los de mayor edad no quieren abandonar sus casas. “Los que han podido salir se han ido a buscar mejor vida, porque esto no es vida”, aseveró. Asimismo, Agregó que los más jóvenes ven en el narcotráfico una forma de vida, “no pescar ni sembrar, es más cómoda la vida así, aquí hay gente que jamás agarró un libro y ahora tienen unas camionetas y cadenas de oro sin trabajar, sin haber vendido un  pescado”.

En el relato, ambas personas dijeron que los viejos habitantes caminan por el pueblo, cuando se puede, con tristeza, cabizbajos por lo que ocurre. Al menos dos generaciones se han visto disminuidas por el conflicto que se vive en la zona.

“Un maestro que debería dar el ejemplo, es una persona sumisa hoy, la realidad lo obliga, lo solapa, tiene que vivir de reojo con el problema, la droga se introdujo y se asentó. Hay gente que no se sabe donde está, no se sabe si están escondidos por lo que pasó y si sencillamente no están y punto, aquí todavía están pasando cosas”, concluyo la conversación.

El hotel de San Juan de las Galdonas, fue referencia en la zona.  Foto: Climax

Venepress

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »