Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Aníbal Sánchez: Ante; El dilema de votar o no votar

Aníbal Sánchez: Ante; El dilema de votar o no votar

 

Otra vez sumergen al elector venezolano, ese mismo ciudadano que atraviesa una gran crisis socio económica; en el “dilema voto o no voto” de una forma reflexiva el Analista Político y Consultor Electoral Aníbal Sánchez Ismayel dice que los que profesan ambas opciones tienen de sobras argumentos “pero están cargados de paradigmas que le impiden actuar ante un gobierno tramposos que dista de lo democrático, y de líderes que no anteponen intereses particulares”,  de aquí la propuesta: -“¿por qué no hacer un máximo esfuerzo en las mínimas coincidencias?” o es que queda alguien aunque no cree en la necesidad de un cambio.

El especialista en temas electorales siempre ha pensado que es necesario producir un cambio en la conducción si quieres cambiar las condiciones “habremos llegado al punto de que viene primero el huevo o la gallina” teniendo esto claro, con una vocación de servicio y talante democrático plantea porque “No ver el voto como la herramienta y No solo el fin de la lucha”

Muchos aún debaten de manera equivocada “si la votación es fraudulenta o capaz de generar el cambio” de manera irracional se escuchan insultos o como catalogan de colaboracionistas al que participa; partiendo de que el sistema es fraudulento, porque no se plantean un ejercicio saquen una cuenta entre vecinos cuantos son del Caracas o Magallanes y envíen un mail a su casa con el resultado, adicional a esto anoten en un papel el resultado y al llegar a casa compara; esta es la base de seguridad en la transmisión ahora donde está el error “no será cuando no anota, llevan el papel o al dictar el resultado como caso Bolívar en Gobernaciones”

Cualquier consulta o elección es una ocasión para ejercer en rebeldía una protesta ciudadana. Para Sánchez todos los escenarios deben ser aprovechados y no son excluyente, mucho menos están condicionados por agentes formales a nivel internacional, pues cabe destacar que afuera también hay fracciones y cuadres políticos; expresó “Ninguna acción es excluyente mientras mantengan una línea de acción enmarcada en una táctica”. Protestas nacionales, huelgas, marchas, paros activos, foros, conversatorios, la presión internacional, hasta la campaña comunicacional en redes; son válidas si conocen la estrategia de los niveles de tolerancia, el costo político, y la precaución de no ser víctimas.

A las interrogantes que se les debe prestar atención al momento de imaginarse escenarios son muchas:

A los que les da escozor la palabra mesa de resolución de conflictos ¿Qué pasaría si Maduro, luego de un revés en las urnas con una amplia participación superior a su última votación decirle por una mediación buscar salida? o si ante los ojos del pueblo y la comunidad internacional ¿Si el gobierno hace un fraude inminente no entre ellos como la ANC sino luego de la asistencia masiva en contra suya? Cuál sería la posibilidad de que se produzca la revuelta popular.

Es así como señala Sánchez se van dibujando muchos escenarios o tableros que hasta por ser parte de la estrategia no se divulgan, se imaginan ¿Qué si en último caso se encuentra unas fuerzas armadas decididas a no reprimir? Porque aún sin confirmar se escucha de malestar en puestos ante la crisis o desabastecimiento.

Lo que no debe cometer más la oposición es aupar la desmovilización social; los llamados a no participar en elecciones no pueden ser saltos al vacío, o apuesta a escenarios inviables. A los electores no se dejen de confundir con la auto-deslegitimación no pasó en el 2005 con el Parlamento y tampoco en el 2017 con la ANC, que solo dejó mayores sanciones, acotó.

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »