Inicio > Economía > Volverán los 5 ceros de la reconversión en junio 2019 de continuar la hiperinflación

Volverán los 5 ceros de la reconversión en junio 2019 de continuar la hiperinflación

 

Analistas reunidos en el foro “Hiperinflación, crisis y soluciones” coinciden en que el BCV y Pdvsa son los principales responsables del alza sostenida de los precios en el mercado interno y del dólar paralelo

Ahiana Figueroa

El último trimestre de 2018 preocupa a más de uno, pero en el tema económico varios analistas alertan tanto a empresarios como a consumidores de la necesidad de protegerse de la inevitable hiperinflación.

Durante este período se intensifican las presiones cambiarias y monetarias debido al mayor desembolso de los recursos públicos producto de los pagos tradicionales de la época como los aguinaldos, utilidades o subsidios a través de bonos del gobierno. A pesar de los distintos escenarios sobre cuánto finalizará la tasa de inflación, todo apunta a que continuará su senda al alza.

El economista Luis Oliveros calcula además que de proseguir un incremento de 4% diario en el índice de precios que se obtuvo en el último mes, para junio del año 2019 volverán los cinco ceros que se le eliminaron al bolívar en agosto pasado con el plan de reconversión monetaria.

“Entre agosto y septiembre la inflación diaria de Venezuela fue de 4% diario, por lo que suponiendo que se mantenga este ritmo, para el 10 de junio de 2019 ya habremos recuperado los cinco ceros de la reconversión monetaria. Esto significa que lo que costaba 1 bolívar el 20 de agosto pasará a 100.000 bolívares en junio del próximo año. Esta sería la reforma monetaria más efímera de la historia”, afirmó Oliveros.

Durante el foro “Hiperinflación, crisis y soluciones” organizado por el Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), recalcó que el índice de precios al consumidor podría incluso cerrar este año en 5 millones por ciento. “Viene un aumento brutal de la cantidad de dinero en la economía, en noviembre se puede hasta triplicar. Ahora, ¿habrá suficiente efectivo para eso? Seguramente no”.

Resalta Oliveros que la consecuencia inmediata es la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, que en los últimos meses ha caído 63%. “Vamos a seguir viendo ajustes de precios explosivos”

Los analistas reiteran que colocar al Banco Central de Venezuela (BCV) a financiar al gobierno que gasta muy por encima de lo que le ingresa,  se estaría condenando a Venezuela a padecer de hiperinflación.

El director de la firma Ecoanalítica, Pedro Palma, recordó que la monetización de los grandes déficits del sector público, el financiamiento de del BCV a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y el crecimiento masivo de dinero sin respaldo, a lo que se suma una escasa oferta de bienes y servicios, los controles de precios y de cambio, así como la imposibilidad de acceder a insumos importados que se requieren debido a la escasez de divisas, son las principales causas del desborde de la inflación.

Los cálculos de Ecoanalítica revelan que en la semana del 11 al 15 de octubre la tasa de inflación promedio fue de 32,4% por lo que esto equivale a una tasa mensual de 225% y a una variación anualizada de 139 millones por ciento, mientras que en el caso del rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas la inflación semanal fue de 41,1% para una variación mensual equivalente a 324% y una tasa anualizada de 3 millones 376 mil por ciento.

“En hiperinflación cualquier escenario es posible”, sostuvo Palma, por lo que las perspectivas indican que de registrarse una inflación promedio mensual de 150% se obtendrá a finales de 2018 un incremento en los precios de 5 millones 960 mil por ciento, mientras que si la variación promedio por mes escala a 200% se prevé un final de año con una inflación de 53 millones 144 mil por ciento

Oliveros resalta que el colapso de la industria petrolera venezolana es una de las causas de la hiperinflación en el país, puesto que con la caída de los ingresos petroleros hay más incentivo de utilizar al BCV para el financiamiento del déficit fiscal.

Para Palma la existencia de empresas públicas ineficientes, entre ellas Pdvsa, nada productivas y con grandes nóminas aumentan el gasto del gobierno, en momentos de bajos ingresos, incrementan el uso del dinero inorgánico para financiar los ingresos.

Seguidamente al impulso desbordado de los precios se espera un alza en el precio del dólar paralelo, puesto que no se han tomado las medidas correctivas para evitarlo. “Es muy probable que tengamos un ajuste muy intenso del tipo de cambio no oficial que de acuerdo a los cálculos puede llegar a 850 a 900 bolívares por dolar”, sostiene Palma mientras que Oliveros estima una cotización de 1.200 bolívares por dólar para el cierre del año, “el precio del dólar paralelo llegará antes de finalizar octubre a 300 bolívares por dólar”.

 

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »