Inicio > Documentos > Rafael Iribarren: La coyuntura, los escenarios y Un nuevo sujeto político

Rafael Iribarren: La coyuntura, los escenarios y Un nuevo sujeto político

 

.-  / EL MADURISMO ES INCAPAZ DE GOBERNAR.

.- La crisis nacional; política; y derivadamente económica.

Las crisis, nacional, estructural, histórica; y la coyuntural; actual; en desarrollo; en todos sus aspectos y niveles; tienen un epicentro político. El caos y la parálisis nacional son solo derivadamente económicas; determinante y estructuralmente, derivan del centralismo; del presidencialismo; de la concentración del Poder. Derivan de la inexistencia de dinámica  local, regional alguna; autónoma; no controlada centralmente. El centralismo histórico; presidencial; ha sido la base del autoritarismo bicentenario que ha sido nuestra historia. Y últimamente;  ha sido la base del chavista y del madurista; de su implantación su estabilización; y de la incapacidad sociopolítica nacional para confrontarlos y sacarlos.

Circunstancialmente en su fase actual de la crisis nacional; total; siempre epicéntricamente política;    está determinada por la implosión caotizante de los chavismos en su última fase a partir de la muerte de Chávez. Hoy el chavismo prácticamente inexistente; esta reducido a centenares de grupos; muchos mafiosos;  regados por todo el país: entre los que por estar en el poder el único chavismo que se mantiene es el madurismo.

.- Del “chavismo sin Chavez”; al madurismo sin partido amarrado a un PSUV antimadurista

Maduro fue sorprendido por la decisión de Chávez de dejarlo como sucesor. Inicialmente su proyecto fue el chavismo sin Chávez; garantizar “su legado”; en principio dentro del chavismo.; con él como líder chavista sucesor de Chávez  A partir del 2014; es cuando comienza a promover su propio proyecto; el madurismo; “cívico-militar”; todavía “chavista” aunque bajo su liderazgo;  cada vez más propiamente madurista; en asociación con Padrino López

El proyecto madurista-padrinista de hoy no es el mismo “inicial” del 2014-15; con el Plan de la Patria con el madurismo organizado como soporte político-organizativo; sin el  PSUV  El madurismo no cuajó. Fue reducido por el CNE al mínimo electoral el 20-M para la reelección de Maduro; con una votación 90% chavista; del PSUV; pese  a que  en los chavismos todavía activados en ese partido; ha dominado y domina el antimadurismo.

A partir de la negociación a que se vio forzado con el 4-F cuando en el IV Congreso del PSUV vio que no tenía vida; liquidado electoralmente su partido madurista SOY VENEZUELA; tuvo que asumir que partidistamente la base sociopolítica del proyecto madurista; fuera  el PSUV; no su partido no-nato; que intento montar desde el 2014. Cuando también en  los partidos y grupos del tampoco nunca conformado realmente “Gran Polo Patriótico” domina el antimadurismo.

.- 2018; un año desastroso para Maduro.

2018 ha sido un año desastroso para Maduro; seis, siete fracasos políticos desastrosos consecutivos; últimamente  con el papelón en la ONU; y más sanciones como respuesta de Trump  a su insistencia de que está dispuesto a reunirse con él. Secuencia que sigue con el desastre del Paquete Económico que caotiza absolutamente la crisis nacional; que sigue paralizando al país; dispara la hiperinflación sideralmente. El nuevo cono  monetario, el tabulador universal de salarios; la fragmentación de los pagos; que demuestran la improvisación y la incapacidad;  la artificialización  de la economía que viene practicando; tienen  efectos devastadores; agobiantes; en  los venezolanos que pasan cinco y seis y más horas diarias en colas y recorridos; por algún efectivo o producto.

.- El desgobierno El gobierno de encomboyamientos Maduro no gobierna. Ni puede gobernar.

Pese a su concentración de Poder; el gobierno de Maduro no gobierna. Estamos en un desgobierno absoluto. En el país no hay gobierno a ningún nivel. Los problemas; el deterioro el abandono la pudrición; en todos los planos y áreas   se dimensionan y acumulan día a día

Ni la gestión general, macro, madurista; ni ninguno de sus aspectos concretos, específicos; micros; sectoriales; territoriales;  apuntan realmente  hacia solucionar la crisis;  a solucionar problemas; ni siquiera parcial ni circunstancialmente. Ni siquiera se permite reconocerlos. Porque  se trata de un régimen que en función de una gestión digamos “de gobierno nacional”; no puede ir más allá de donde está. Pues; propiamente  ni siquiera  se trata de una cuestión de prioridades; de que su prioridad; según; sea “seguir en el Poder”; y en tal caso, que su proyecto sea el de “Venezuela Una Gran Potencia”. No; no es eso. Es que no puede ni ser ni hacer nada diferente a lo que ha sido y es; tal cual; no puede sino repetirse una y otra vez; sin mover ni cambiar nada; o casi; porque es su única posibilidad de sobrevivencia; para lo que sin correr sino los riesgos inevitables juega a mantener las cosas como están.

Nada de su morfología; del madurismo; le da capacidad para ir más allá de donde está, ni para hacer algo diferente a lo que hace. Por su origen de ser partureado con forcep  por Chávez; la imposibilidad del “chavismo sin Chávez”; y su deschavistización; quedando sin leyenda ni siquiera la del 4-F; ni retórica ni utopía ni mesianismo. Por constituirse como simple encomboyamiento circunstancial de factores fáctico-políticos de poder; militares y cívico-militares; cada uno en lo suyo y en tensión entre ellos. Porque ese encomboyamiento ocasional como con Chávez antes; está  armado y se mantiene sobre el reparto mafioso de cuotas y áreas de poder y negocios; absolutamente desprofesionalizado, sin salirse de las incondicionalidades en las designaciones. Sin bases sociopolíticas propias; con no más del 15 al 17% de apoyo real; amarrado a un PSUV antimadurista; sin ni siquiera una base clientelar propia; que manipula operativa y mediáticamente nóminas, listados de misiones CLAP y carnet de la Patria. Y; que pese al poder absoluto presidencial de que disponer; no hay unidad de criterio ni de mando; ni civil ni militar; nj político;  en ningún tema; ni está en condiciones de correr ninguno de los riesgos y costos  inevitables en trazar verdaderas políticas en cualquier área.

El régimen de Maduro es el más débil y sin base real concreta; y sin perspectiva de tenerla; que ha habido desde el de Gallegos en 1948; con el solo apoyo; evidentemente disparejo y movido; comprometido y unitariamente circunstanciado de las FANB; tratada como casta privilegiada; en la perspectiva de llevarlas a cumplir la función de un ejército de ocupación. Cuya estrategia continuada de “ganar tiempo”; y anunciar los anuncios que anunciarán…; una y otra vez; “ganando tiempo”; evidentemente apuntan a la concreción y arranque del gran montaje geopolítico con China. Según comenzando 2019.

.- Sin embargo.

Sin embargo; todo indica que; como en el 2016 y el 2017; de este 2018; este gobierno flotante; de tinglados, anuncios para anunciar y perfomances, de Maduro; saldrá librado y hasta cantando victoria.

– / EL MADURISMO Y LA CRISIS.-

.- El gobierno baraja la crisis; la surfea.

Pese a su incapacidad, entrabamiento administrativo; etcéteras; y pese a la caotización y profundización inerciales de la crisis; el gobierno viene logrando barajarla; sin resolverla ni apuntar seriamente a eso; sin siquiera planteárselo; sin ni siquiera reconocerlas;  ni  la crisis general ni las sectoriales en ella. Las baraja; digamos; las surfea; con la artificialización de la microeconomía; con base a una renta; muy muy menguada ciertamente; pero todavía importante; e inflada con la levadura del dinero inorgánico; puesta en el circulante mediante los micro-repartos y micro-depósitos fragmentados masivos. Logrando alguna “normalización” o “regularización”; aplacamiento; acostumbramiento; del rebullir y agobio y precariedad cotidianos de la gente. Hacia que no suba la presión social hacia el punto de “masa crítica”; de estallido.

.- Las condicionantes sociopolíticas de la coyuntura favorecen a Maduro el surfeo de la crisis. 

Aunque; si el surfeo de la crisis que logra; es clave para contener la presión; lo determinante son la mayoría  de las condicionantes políticas y sociopolíticas que dinamizan la coyuntura; y propician y coadyuvan a que el madurismo logre ese exitoso surfeo de la crisis. Y que; pese a lo desastroso de que ha sido; pueda salir libre; “cabeza fresca” y hasta cantando victoria  de este 2018.

1.- la absoluta inexistencia de  contrapoder en la sociedad venezolana; su inestructura absoluta;

2.- la subjetividad social puntofijista; en la que la acción política y la actitud política concreta del venezolano medio; se conjuga en tercerea persona;

3.- la concepción puntofijista de “la política”; con la práctica partidizante y candidatural; electoral-franquicial; de las oposiciones.-

4.- el sentido idiosincrático de  impotencia del venezolano ante el Poder; y el miedo.

5.– las inercias político-institucionales generales nacionales; que favorecen la preservación y consolidación nacional de la asimetría absoluta en la correlación nacional de poder fáctico concentrado nacionalmente;

6.- el centralismo y el presidencialismo; como concepción, formulación y ejercicio políticos; no solo de quien está tiene el poder; en este caso, el madurismo; sino igual de las oposiciones cuya visión y práctica políticas son absolutamente presidencialistas.

.- Cualquier polarización; según; “nacional”; es ficción y favorece a Maduro.

Las oposiciones políticas; hasta ahora y en perspectiva; no han sido ni son problema para el madurismo y su proyecto. No frustrarán su nuevo feliz año nuevo 2019. Pese a las últimas circunstancias en las que se está dando; aunque todavía muy circunscritos y mezclados; procesos sociopolíticos  exitosos de confrontaciones  sectoriales y regionales; con el gobierno; con  el poder central; la Salud; sindicatos, las movilizaciones regionales hacia las IITT y las FF

MUD, FAVL; frentes y alianzas candidaturales para el 9D; como cualquier variante de convocatoria; según;  “nacional”; de burocracias y factores de poder partidistas y candidaturales; y hasta las convocatorias de “los movimientos sociales”: en general bajo presión, tentación y trance de partidización; más que nada testimoniales; virtuales; le hacen el juego a la permanencia cómoda del madurismo en el poder. Cualquier variante de pretensión de polarización “nacional” con el poder central; desde cualquier variante de “unidad”, según; “nacional”; de burocracias partidistas; es ficticia; es una ficción. Es solo mediática.

Porque; no solo le hacen el juego al madurismo quienes; colaboracionismo; pragmatismo;  arman fórmulas candidaturales para filtrarse en los fraudes del CNE; legítimándolos a cambio; ahora en diciembre; de las algunas decenas de concejalías que el madurismo repartirá; hasta negociadas.. Sino también quienes insisten en el tal “sacar a Maduro” como primer objetivo; insisten en “sacarlo ya”; según; mediante una “unidad nacional” y/o mediante un “líder nacional”; con la re-partidización puntofijista de la política nacional.

Cualquier variante de polarización; “nacional”; sea política general; sea electoral; pragmática de colaboracionismo; o de no participación electoral; favorece a Maduro.

.- / EL MADURISMO Y LA COMUNIDAD INTERNACIONAL; MUNDIAL.

 .- De la comunidad internacional no habrá más de lo que hubo hasta ahora.

Solo cinco países latinoamericanos; más Canadá; y Francia;  denunciarán a Maduro ante el TPI de La Haya; propiamente solicitarán una investigación sobre sus “crímenes de lesa humanidad”. Cuando se esperaba; fue la idea de su Conferencia Extraordinarias; meses atrás;  que fuera la OEA mediante una resolución continental que lo hiciera. La mayoría de los países latinoamericanos; incluidos los del Grupo de Lima; se inhibieron invocando la “no intervención”. A la fecha; aparte los efectos de la muerte en el Sebin del concejal Albán  La presión internacional en su contra se ha reducido importantemente. El proceso en la CPI; de por sí “inédito”; sin precedentes; puede durar años. Además de que no es el primer intento de llevar al chavismo; antes a Chávez; a ese tribunal. Las oposiciones; con el aval de la derecha hemisférica insisten en recurrir a la práctica de la creación de falsas expectativas.

La realidad es que el madurismo; aunque hemisféricamente aislado; menos que hace un año; no lo está mundialmente. Pence vicepresidente EEUU le acaba de reclamar a China que financiándolo “le lanzó un  salvavidas a Maduro”. Pero el mismo gobierno de Trump ha llamado al diálogo; a negociar como condición para eliminar las sanciones. Con el remate de la  visita de Corker presidente de la comisión de relaciones exteriores del Senado de los EEUU; en la que se reunió con representantes de la oposición; y con Maduro. Y el anuncio de que Trump le pedirá a Putín que reduzca el apoyo ruso a Cuba Nicaragua y Venezuela.

Evidentemente el aislamiento de Maduro es limitado y condicionado; e indicativo de que de la comunidad internacional no hay que esperar nada determinante para que salgamos de la crisis y de Maduro. No mucho más de lo que hubo hasta ahora.

.- China juega a la consolidación política del régimen madurista-padrinista.

Los acuerdos con China aparte el respiro momentáneo, limitado y condicionado; alucinantemente costosos para el país; junto a que le significan un alivio en su ahogo financiero; indiscutiblemente son un espaldarazo político internacional de alcance al régimen de Maduro-Padrino. Sobretodo; por asumirlos el país asiático a conciencia de los supuestos; previsibles; eventuales riesgos de una posible anulación futura; de su eventual desconocimiento; resultados de que la AN no los haya conocido y avalado. Tales convenios; asumidos en tales condiciones; aparte sus aspectos financieros y económicos; macro y decenales; políticamente evidencian la dura voluntad y disposición chinas a propiciar y aportar determinantemente a la consolidación política del régimen en el poder.

.- Sin disposición a involucrarse; el apoyo chino es disuasivo de una salida militar internacional.

Según; entre los convenios firmados en Pekín ; incluso movidos años atrás; mismo desde el 2013;  hay alguno relativo a inversiones chinas en industria pesada militar. Pero el apoyo chino al madurismo; su asociación con él; previsiblemente no supone un eventual involucramiento bélico directo; en una crisis nacional. Lo de los chinos con Maduro; es estrictamente económico; negocios. Para los chinos; ni siquiera para los rusos más dispuestos a involucramientos políticos en crisis de otros; no está planteado ningún involucramiento militar con Venezuela; en una eventual crisis político-militar que; por lo demás; concretamente los EEUU y demás factores determinantes de poder hemisférico; han dado muestras de tratar de evitar. Sin que tal asociación de los chinos con Maduro; y el eventual involucramiento ruso; deje de tener algún alcance disuasivo en relación a posibles intentos de que la crisis nacional tenga una salida militar interna o externa.

.- “Venezuela una Gran Potencia” en la geopolítica mundial china: 50 años de un nuevo rentismo.

 La idea de “Venezuela una Gran Potencia” se enmarca en una alianzas estratégicas del madurismo-padrinismo con China; constituyéndose en un componente de su geopolítica mundial; hemisférica específicamente. Junto; y a cambio de resolver; no lo más importante; la cuestión de la deuda venezolana de 19.000 MM$, según algunos; y de 28.000 MM$ según otros; Maduro le entrega a China; por decenios;  las áreas más medulares de la economía; petróleo, minas, telecomunicaciones. La omnipresencia china en Venezuela será de decenios. Mientras se reactivan y hacen operativas las áreas en concesión; se pagan la deuda; y recuperan sus inversiones; estamos hablando de un largo plazo; de medio siglo o más. Con Maduro y Padrino; seremos una Gran Potencia con China; entregándole la economía; digamos nuestra soberanía económica; a cambio de una nueva base rentística. Con los chinos vamos hacia un nuevo rentismo.

Un nuevo rentismo; el neo-rentismo;  que no dará para resolver los problemas; en tal caso para seguir barajándolos;  para estabilizarse el madurismo en el poder; e implementar el Plan de la Patria.

.- / EL MADURISMO; LO ENDOGENO DE LA GEOPOLÍTICA CON CHINA

El madurista-padrinista un REGIMEN DE OCUPACIÓN

Frecuente e impertinentemente se invoca  la “necesidad de caracterizar el régimen” de Maduro Y; se le “caracteriza” como “una dictadura”; lo que; pese a la pretensión teórica con que se hace; resulta tan insuficiente como “caracterizar” a un perro de “cuadrúpedo”. Evidentemente no logra tal “caracterización”  El madurismo se proyecta; como la dictadura que ya es; ciertamente; pero más allá; sus características determinantes; sustanciales son  las que corresponden a un REGIMEN DE OCUPACION; un régimen implantado en función de garantizar fácticamente que el país responda a un dictamen “superior”; externo; ajeno a sus dinámicas internas. Como fueron los regímenes “comunistas” instalados por los rusos en Europa central oriental luego de la derrota del nazismo. No eran regímenes rusos; sino “comunistas”; o, “de comunistas”; nacionales; constituidos e instalados con base a los partidos comunistas locales; nacionales”; en casos con muy poco peso real en sus sociedades. Pero que ejercieron el poder político que les daba el ser las agencias partidistas del PCUS; y de constituirse como partes y proyección del Ejército Rojo y las agencias de inteligencia de la URSS. Que  el régimen madurista-padrinista; sea de nacionales; también lo eran los del “campo socialistra”; no cambia en relación para la cual se ha conformado-

El madurismo-padrinismo se instala como REGIMEN DE OCUPACIÓN; “cívico-militar”; básicamente militar. Como dimensión y soporte endógenos; de la geopolítica con China de “Venezuela una Gran Potencia”!  Como una burocracia militar-partidista, que ejercerá centralizada y concentradamente; la administración y control militarizados de todos los aspectos de la vida nacional. Enmarcada su acción de “Planificación Central”; en  función de garantizarle las condiciones suficientes  a los consorcios chinos para manejar la economía; pagarse su deuda, recuperar sus inversiones y ganancias; y generar al régimen la renta suficiente para estabilizarse en el poder manejando un régimen rentista.

.- / HACIA LA IMPLANTACION DEL PROYECTO MADURISTA-PADRINISTA.

Avanzan, cómodas, las 4 dinámicas estructurantes del proyecto madurista-padrinista

Pese a lo desastroso que le ha sido y sigue siendo 2018; que cada vez remata peor; luego de la muerte de Albán en el SEBIN; la investigación mejicana sobre los CLAP; sin embargo; el gobierno logra proyectarse mediáticamente como dentro de una normalidad. Mientras el proyecto madurista-padrinista; sigue siendo pre-implementado cómodamente. Siempre sin ni siquiera reconocer la crisis; sin ni siquiera un gesto de resolver ningún problema; sin manejar nada; sin gobernar realmente; solo surfeándola y barajando las situaciones. Se mantiene; según: “ganando tiempo”.

Esa pre-implementación del proyecto avanza mediante cuatro, dinámicas estructurantes:

1ª.- La de lo geoestratégico hacia que Venezuela sea una “Gran Potencia” con China; la concreción de los convenios y soportes requeridos;

2ª.-La de “lo endógeno” político-institucional; interno; microeconomía poderes públicos las crisis los partidos las elecciones;

3ª.- La de la formulación y armado de la nueva juridicidad e institucionalidad “revolucionarias” a partir de la aprobación de la nueva constitución madurista;

4ª.- La del montaje y los ajustes del Sistema Nacional de Planificación Gestión y Control Centrales para la implementación del Plan de la Patria 2019-2025.

La crisis nacional; y sus vertientes las crisis sectoriales: la humanitaria, el desabastecimento la parálisis de la economía y el país; la hiperinflación; los DDHH la crisis de los servicios; etcéteras; el agobio y la desesperanza nacionales; el éxodo; las efervescencias que en los análisis y discursos; configuran “La crisis Nacional”; gran marco del caos inercial en que estamos; son, manejados, por el régimen como procesos específicos dentro de lo endógeno. En un plano de los manejos; cuya resolución final; según; la habrá en el marco de la implantación del Plan de la Patria y el Régimen de Ocupación en que se sustentará.

.- El madurismo es débil; pero nada se opone a la implementación de su proyecto.

Hasta hoy; nada se opone realmente al avance del proyecto madurista-padrinista de implantación del Régimen de Ocupación  para convertirnos en una “Gran  Potencia”. Ante ninguna de las cuatro dinámicas que lo viabilizan; salvo en la de “lo endógeno”;  hay oposición ni contra significativos. Ni siquiera indicios de que se les presta atención; menos que se debata sobre alguna posibilidad de respuesta; ni gestos de trazar políticas ante ellos. Solo en ”lo endógeno” se vienen dando movilizaciones sectoriales socio-políticas consistentes; de gran alcance de confrontación exitosa contra el régimen y sus políticas.  Movilizaciones ante las que el régimen ha quedado contra la pared sin respuestas. Y que demuestra; junto a las inconsistencias y debilidad del régimen que en la subjetividad nacional y las bases sociopolíticas está el potencial de acumulación de contrapoder; de capacidad concreta para en perspectiva confrontar parar y sacar al madurismo.

El madurismo es débil  política y sociopoliticamente: profundamente débil; incoherente  incapaz   corrupto. Sin unidad de mando ni político ni militar; sin bases político-organizativas consistentes. Pero; el país es una dispersión; una inestructuras; un desconcierto; sin ni siquiera entender lo que le está pasando. Por eso, él sigue cómodo; rueda libre;  en su proyecto. Dispone; sí; de todo el poder fáctico de las nóminas y la renta. Y de los montajes. Pero no tiene ni épica ni liderazgo ni partido ni bases sociopolíticas ni posibilidades  de armarlas.; pese a su regreso al PSUV; y su alianza con parte del 4-F Sin riesgo igual de desestabilización interna; de golpe; ni de intervención externa .Realmente, salvo sus insuficiencias medulares; internamente no tiene contras  Pero en perspectiva político-organizativa y administrativamente no está en condiciones de ir más allá de armar tinglados y montar perfomances. Y falsos positivos para distraer de sus profundas crisis internas. Como el de hacer aparecer a civiles como clave en una operación; el magnicidio; que fue estrictamente militar.

Y; obviamente; no está en condiciones de montar el aparato total de concentración y centralización absolutas de todo el poder que se propone con el Plan de la Patria; y su Sistema Nacional Cívico-Militar de Planificación Gestión y Control Central.

.- / LA COYUNTURA. LOS ESCENARIOS.

Los tres escenarios posibles en la coyuntura.

En la coyuntura de estancamiento en que estamos; y de regresión; con otra vez el cuento de los “conucos escolares”; en la que lo único determinante es el manejo de las crisis por el gobierno; sin oposiciones; se identifican tres escenarios posibles:

.-

Un primer escenario; inercial; el más previsible si en el corto-mediano plazo  no hay una inflexión importante en las dinámicas político-institucionales que conforman la coyuntura; y los factores de poder siguen inter-determinándose como viene siendo. En el queel proyecto madurista-padrinista seguirá avanzando; cómodo; sin mayores frenos durante los próximos trimestres y años. Aunque; sin mayores resultados concretos inmediatos. Aparte su obsolescencia y su inviabilidad histórica; en tal caso; necesita tiempo; demasiado; y demasiadas capacidades; y calidades de gestión, con las que no cuenta ni contará; de la que no  dispondrá ni siquiera traída por sus socios mayores chinos y demás.

.-

Un segundo escenario; no imposible; pero hasta ahora solo formulación inconcreta; de la tal “hoja de ruta”; también dentro de lo inercial de la coyuntura; aunque viable de darse una inflexión importante; sería el de una “transición”; a partir de que Maduro; por alguna vía, saliera. Este escenario; delineado discursivamente a partir de la concepción puntofijista de “la política”; partidismo; candidaturismo;  supone condiciones  que hasta ahora han sido imposibles; “la unidad”, “liderazgo único” cese a la lucha por la hegemonía; etcéteras. Condiciones, hasta ahora imposibles; y que nada indica que en el futuro inmediato no lo siga siendo; al contrario. Y que cuenta con la subjetividad social puntofijista, y el sistema electoral franquiciado; para seguir polarizando “nacionalmente”; siempre candidatural y presidencialísticamente; con el madurismo.

De las oposiciones no hay que esperar nada diferente a lo que han hecho desde el 98; partidización  candidaturismo electoralismo; polarización; enmarcada en su concepción presidencialista y centralista de la política; la misma del chavismo y el madurismo. Y que cifra la salida de Maduro como resultado de alguna acción externa.

.-

El otro tercer escenario; bien posible; nuevo; absolutamente otro;  anti-inercial; histórico; dadas las condiciones existentes; más que “potencial”; ya en activación de base; es el de la ciudadanización y regionalización y sectorización de la política; que ha tenido demostraciones de densidad y consistencia sociopolíticas de alcance. Que apunta a que  en lapsos relativamente cortos puede derivar en la activación de impulsos socio-políticos de base; múltiples; hacia que la sociedad; la gente; la Venezuela profunda; active y acumule capacidad de confrontación; contrapoder; ante el centralismo y su proyecciones regionales y locales.

.-  / EN EL LLEGADERO.

Estamos en el llegadero de la perversión centralista-presidencialista.

En el agotamiento del régimen y modelo centralista-presidencialista; bicentenario; que enmarca la crisis total en que estamos; el puntofijismo y el chavismo fueron sus últimas versiones históricas; sistemas; uno derivado del otro; agotados ambos., Tanto el madurismo como reformulación del chavismo; “socialismo Siglo XXI”, etcéteras; como el “neo-puntofijismo” que llamaríamos; no tienen ni viabilidad ni perspectiva. Son obsolescencias; regresiones. Ni el madurismo logrará implantar su Plan de la Patria; ni las oposiciones; en tal caso; podrá restaurar ninguna variante del bipartidismo adeco-copeyano. La sociedad venezolana no aguanta más presidencialismo; más centralismo- representativista. Estamos en el llegadero de esa perversión bolivariana.  De tal forma que sea cuanto sea el tiempo del que logren o pudieran lograr  disponer; el madurismo con su proyecto; e, hipotéticamente las oposiciones con el suyo; habiendo salido Maduro; fracasarán en sus pretensiones de implantar cualquier variante de centralismo.

La confrontación con el chavismo desde 1998; y ahora con el Madurismo; muestran algo ya sabido aunque soslayado;  que el centralismo es y ha sido la gran ventaja del autoritarismo; y la gran desventaja de las oposiciones. Y base de la postración del país; ante el autoritarismo bicentenario que sufrimos. Chávez se instaló como lo hizo; y Maduro se mantiene; por el centralismo; por el presidencialismo Sobre todo recientemente, con las últimas confrontaciones sectorial-regionales y movilizaciones regionales; se ha evidenciado que la capacidad fáctica del gobierno, pierde eficiencia cuando es llevada al terreno de lo regional y local y parroquial; al terreno de la gente.

.- Contra el centralismo-presidencialismo; federación, regionalización, parroquialización.

Regionalización-centralismo; federación-presidencialismo; son el tema controversial. El tema actual; primer punto de la agenda; ya; de hoy mismo  El proyecto madurista-padrinista; es un proyecto de centralización absoluta; total; ni “comunismo” ni “socialismo” ni ningún “ismo” pseudoideológico. Es simple y concretamente centralismo. Ante el cual no vale otra propuesta igual centralismo; aunque más laxo. La cuestión del centralismo no es un tema “para después”; para luego de sacar a Maduro y “la transición”. La confrontación política, política-concreta; y, si se quiere, ”ideológica”; es contra el centralismo y el presidencialismo; por la regionalización y federalización de la política y la gestión nacional; está en la base de cualquier impulso y posibilidades concretas; de ya;  de salir de Maduro; y de la crisis.

La contra del centralismo absoluto del Plan de la Patria; del régimen de ocupación madurista-padrinista; es la descentralización y regionalización; parroquialización  y ciudadanización de la política y la confrontación.

.- / LA ACTIVACION DE UN NUEVO SUJETO POLÍTICO. 

.-Se descentraliza, despolariza y ciudadaniza la confrontación con el madurismo.

Se están activando formas de organización movilización y lucha; diferentes a las habituales partidizadas de las oposiciones. Movilizaciones en las que la gente de base; el liderazgo local; asume hacer la política concreta por su propio impulso y criterio; y  de sus comunidades; locales y regionales; indicios de que la confrontación con el gobierno se está descentralizando, despartidizando; ciudadanizando. En la perspectiva de que el escenario que se va conformando en el marco de la coyuntura; no sea el inercial del país viendo pasivo; en panorámica; como el madurismo implanta  el régimen de ocupación en que se soportaría la centralización extrema del Plan de la Patria. Ni el de una “transición” que “no empreñe” que incluso saliendo Maduro; las estructuras de poder sigan siendo las mismas  Sino el escenario de una beligerancia ciudadana de base; regionalizada y parroquializada; multi-activada expansivamente a lo largo y ancho de todo el país;  confrontando al madurismo; no solo a Maduro y al madurismo a nivel nacional; sino al madurismo regional y local; a sus gobernadores y alcaldes. Se trata de un nuevo escenario en el que se active ese nuevo sujeto social referido por la CEV; que impulse y protagonice la política desde la base social. Conformado por la gente no por las burocracias partidistas.

Un nuevo sujeto político; una nueva forma de definir y hacer política.  

Que el escenario que termine de conformarse no sea ni el inercial-continuismo; ni el “inercial-transición”; sino el antinercial de activación del contrapoder ciudadano; implica, no solo un cambio del “sujeto político”; sino también de la manera de definir e impulsar la política; autónoma; suelta; despolarizada en cuanto a objetivos  concretos y programas. SIguen enmarcados; objetivos, programas;  en la confrontación política macro de ir contra Maduro; pero se concretan en el rechazo masivo; despolarizado; de sus políticas concretas. Igualmente al sectorizarse y regionalizarse; el saldo político y político organizativo es mayor y tangible; aporte al progresivo cambio en la correlación nacional de poder; al darse acumulaciones regionales y locales de contrapoder ciudadano.

A partir de tal escenario antinercial; de la activación de ese nuevo sujeto social; político: ciudadano; civil; como se viene evidenciando en las últimas confrontaciones sectoriales; sin golpe ni invasión ni magnicidio; Maduro y el madurismo serán puestos contra la pared; su proyecto frenado; y tendrán que irse

–  / PASARLE FACTURA Y COSTOS DE SUS DESASTRES.

A Maduro y el madurismo no se le han pasado factura; ni han pagado los costos de sus derrotas.

Que pese a ser un año de derrotas continuadas para Maduro; de todas haya logrado quedar dando la impresión de que no lo afectaron importantemente; que seguía cómodo; tiene que ver con que luego de ninguna de esas derrotas; fue objeto de ningún contrataque; de ninguna ofensiva política que aprovechara su debilitamiento y descuadres que tuvo.  Tiene que ver con que de ninguna forma se le “pasó factura”; con que no se le remató políticamente; con que no tuvo que arrostrar los costos de esas derrotas y fracasos. Tiene que ver; y es el punto; con la inexistencia de contrapoder alguno en la sociedad venezolana; y; en  concretos;  con la incapacidad  absoluta para definir e implementar políticas concretas; circunstanciadas; de unas oposiciones partidizadas; incapaces de ir más allá de promover candidaturas y campañas candidaturales; de montar votaciones.

Descartados golpes, invasiones, intervenciones, bloqueos; por inviables; y porque lo sucesivo, probablemente  sería peor. Descartada toda posibilidad de diálogo y/o negociación  de la salida de Maduro. Descartada cualquier variante electoral con un CNE que no totaliza; sino que asigna votos para cuadrar resultados predeterminados. Se trata de que los ciudadanos armen y pasen a la ofensiva política  concreta. De que se active la ofensiva ciudadana ante el gobierno central y centralista determinante del desgobierno total en que estamos. Pero a partir de la confrontación  concreta; hacia su simultaneidad en todo el país; con sus gobernadores y alcaldes, factores locales del desgobierno que sufren las regiones los municipios y parroquias.  A partir de que el madurismo; centralmente  es Maduro; pero regional y  corporativamente son sus gobernadores y alcaldes; y sus burócratas sectoriales.

.- La toma de consciencia hacia una ofensiva ciudadana; civil; pacífica.

A los venezolanos nos toca tomar consciencia:

1.- De que somos nosotros; nadie más;  quienes tenemos que sacar a Maduro y frenar su proyecto;

2.- De que si la confrontación; solo o determinantemente; sigue siendo, como hasta ahora; de las burocracias partidistas oposicionistas; lo previsible es que siga en el poder indefinidamente;

3.- De que la cuestión no es gobierno-oposición; sino Poder-ciudadanía; centralismo-federación;

4.-  De que la vía para salir de  la crisis es la organización y movilización ciudadanas de base; simultánea; continuada, multiplicada en centenares de parroquias y regiones del país; hasta la confrontación nacional;

5.- De que el madurismo es Maduro; sí; pero también sus gobernadores y alcaldes; y sus burócratas corporativos;

6.- De que las inestabilidades y luchas internas; y el entrabamiento y la debilidad políticos que dominan el régimen; determinan que en este momento hay las condiciones óptimas para que activemos una ofensiva ciudadana; política; civil; pacifica

.- / LA AGENDA ES CONTRA EL CENTRALISMO Y EL PRESIDENCIALISMO.

De la crisis no saldremos sacando Maduro; sino superando el centralismo y el presidencialismo.

En cualquiera de los escenarios inerciales señalados; incluso el “de transición”; la crisis nacional; sustancialmente política; y derivadamente económica y socioeconómica; seguirá y se profundizará; mientras se mantengan las relaciones estructurales de poder; bicentenarias; bolivarianas; en que se sustentan la concentración y centralización absoluta de poder que tenemos; de los que dispone el madurismo. De la crisis; de la estructural de fondo; y de la coyuntural; solo saldremos mediante la confrontación y un impulso de fondo; de base; hacia la superación del centralismo y el presidencialismo..-

.- / GANAR EL TIEMPO QUE MADURO NECESITA GANAR.

Aprovechar el tiempo que tiene que ganar Maduro; para montar el contrapoder ciudadano

El madurismo va a necesitar tiempo; mucho tiempo; muchísimo; para montar; en verdad; para medio parapetear; lo más a lo que llegaría; sus tinglados centralistas hasta los “ámbitos” vecinales y comunales y parroquiales de su Plan de la Patria; de su “Estado Comunal”. Ese tiempo que el regimen trata y necesita ganar; debemos aprovecharlos por los venezolanos para armar las estructuras de base del contrapoder ciudadano anticentralista y antipresidencialista. Contrapoder ciudadano; parroquial y regional; descentralizado y regionalizado. Antipresidencial federal. Aprovechemos el tiempo que necesita ganar Maduro; para picarle adelante.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »