Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Eduardo Fernández: Lecturas venezolanas

Eduardo Fernández: Lecturas venezolanas

 

Me he puesto a pensar cuales serían los libros que yo le recomendaría a un joven venezolano que quisiera conocer a su país

Decía Rómulo Betancourt que para comprender a nuestro país que había que leerse los catorce tomos de la historia de Venezuela de Francisco González Guinand. Betancourt fue un hombre que comprendió cabalmente a Venezuela. Su opinión, por tanto, debe ser tomada muy en cuenta.

Sin menoscabo de aceptar la razón que pueda tener Betancourt yo, modestamente, me he puesto a pensar cuales serían los libros que yo le recomendaría a un joven venezolano que quisiera conocer a su país. Comenzaría por recomendarle El Libertador de Augusto Mijares. Excelente biografía del Padre de la Patria escrita por un venezolano. También podría recomendarle la biografía del Libertador escrita por un colombiano llamado Indalecio Liévano Aguirre.

A renglón seguido, le recomendaría a mi joven amigo leerse los dos tomos de la autobiografía del General José Antonio Páez. Después de Páez recomendaría leer a Ramón Díaz Sánchez: Guzmán, Elipse de una ambición de poder. Admirable reseña de los años iniciales de la República separada del sueño Bolivariano de Colombia. También recomiendo leer el Guzmán de Tomas Polanco. Después me iría a los finales del siglo XIX con los excelente trabajos de Mariano Picón Salas: “los días de Cipriano Castro” y de Ramón Velásquez “la caída del liberalismo amarillo”. El lector imaginario vería las similitudes impactantes que existen entre el fin del siglo XIX y el fin del siglo XX en la historia venezolana.

Le recomendaría a mi amigo adentrarse en el siglo XX de nuestra historia con José Rafael Pocaterra y sus memorias de un venezolano de la decadencia y, en seguida, Venezuela Política y Petróleo de Rómulo Betancourt. Indispensable consultar la antología del Pensamiento Político venezolano de los siglos XIX y XX compilado por Ramón Velásquez. Así como también el archivo Histórico de Miraflores y las confesiones imaginarias de Juan Vicente Gómez también de Ramón J. Velásquez.

Todo esto iría acompañado de un consejo macro: lean todo lo que puedan de Rómulo Gallegos, de Arturo Uslar Pietri, de Mario Briceño Iragorry, de Augusto Mijares, de Mariano Picón Salas y concluyan con el trabajo monumental coordinado por Asdrúbal Baptista de la Fundación Polar titulado Venezuela siglo XX visiones y testimonios. También hay que leer la Suma del Pensar Venezolano de la misma fuente.

En cuanto al siglo XXI habrá que leer a Franz Kafka.

Seguiremos conversando.

@EFernandezVE

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »