Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: ¡Fuera el ELN¡

Domingo Alberto Rangel: ¡Fuera el ELN¡

 

Poco justo es comparar dos eventos luctuosos para nuestras armas militares separados por un cuarto de siglo: Ciertamente pero las circunstancias obligan y no queda más remedio que hacerlo.

Fue en Cararabo, el año de 1995, cuando las entonces FF. AA. Se enteraron de la manera más sangrienta que la guerrilla colombiana o al menos el Domingo Laín del ELN era más peligroso cuando en apariencias no tenía razón para atacar… más peligroso que en las contadas ocasiones cuando nuestros muchachos accidentalmente se topaban con algunos de los frentes guerrilleros de ese grupo.

¡Ninguna bestia es tan minuciosa preparando una carnicería… hasta la serpiente cascabel se retira si juzga que su integridad no peligra… pero en Cararabo corrió sangre inocente de militares en misión de cuidar la frontera nuestra¡

Hubo en esa ocasión trágica hasta un venezolano traidor para confirmar la frase de Petrarca: Francisco León Paolini, teniente desertor de la Guardia Nacional, quien dirigió el ataque donde cerca de 70 elenos masacraron 8 marinos venezolanos que según las investigaciones dormían a pesar de estar en un peligroso teatro fronterizo de operaciones militares.

Hace un cuarto de siglo la prensa nacional casi sin investigar aceptó por buena la tesis de oficiales retirados que apoyaban la candidatura de Hugo Chávez: ¡La culpa no era tanta del ELN sino del gobierno Caldera que habría enviado infantes bisoños a la muerte¡

Apartando a nuestros muchachos asesinados en Cararabo, cuyos cuerpos mutilados se encontraron en el sitio de la masacre, otros 3 infantes desaparecieron tras la lluvia de balas, cohetes y morteros del ELN, cuyos efectivos sin darse cuenta gastaron tato parque que uno todavía se pregunta… ¿para qué querían los guerrilleros más armas?… ¿buscarían otra cosa?

Colombia nunca pagó indemnización a las víctimas alegando que las armas robadas por los elenos se usaron para asesinar militares de ese país.

Ahora el pasado vuelve pero en circunstancias que cabe revisar porque vivimos en un mundo distinto… Por ejemplo en la actualidad se admite tácitamente que hay guerra mediática y que las guerrillas y el bandidaje colombiano, como la sociedad en general, trafican porque el hermano país si es un narco estado.

Sobre la guerrita de embustes y “fake news” que van a correr lo sensato por salud mental es prever las mentiras y medias verdades que pondrán a circular.

Nuestro gobierno dirá que fue el presidente colombiano –eso sí, dependiendo de las encuestas puede ser que Nicolás Maduro se refiera a Santos o a Duque, eso no cambia resultados- quien arreó esos delincuentes a las vecindades del Arco Minero para estorbar la recuperación económica… siguiendo órdenes de Trump puede ser parte del aliño… pero esto es opcional porque el estadounidense puede ganar una cámara… y perder la otra… caso en el cual el bisonte es capaz de cobrarnos la derrota porque así son los poderosos y ya inventó que un estado que lleva 9 meses sin pagar el salario de los cónsules… financia caravanas.

En cambio desde Bogotá es de esperar una respuesta distinta: Sobria y de ser posible utilizando una dama elegante, vistosa y bien hablada como vocera… digamos para contrastar con las nuestras. Ella hablará poco, disculpará a su Presidente… y pedirá resolver todo mediante diálogo amistoso… Eso sí… en Cartagena de Indias donde no falta nada y a uno no lo embolatan con pabellón criollo sin arepas porque “la harina se acabó”.

La oposición, aún en desbandada, le comprará al primer charlatán que aparezca con un diplomado firmado por Doble J Rendón o algún sucedáneo… copia de las declaraciones que hace cuarto de siglo, cuando la masacre de Cararabo, entregaban a la prensa los militares retirados y autocalificados como “Notables”… en la esperanza de que Hugo Chávez las leyera… y tomara nota para gobiernos por venir.

No sabían esos nefelibatas que a Hugo le bastaba con Ultimas Noticias y si acaso La Razón o el diario del editor Poleo… quien en esos años se embalaba para la Presidencia no leía El Nacional.

Bolsonaro dirá que está tomando precauciones no vaya a ser que el ELN la coja por meterse en un territorio del estado Bolívar que según un viejo mapa que el próximo presidente del Brasil “vio” cuando estaba en el ejército –será la enésima falsificación de la línea Shomburgk- aparece como tierra del Roroima… ante semejante altanería, insoportable para cualquier patriota venezolano, la oposición idiota mirará al techo… y seguirá criticando sin reconocer nada positivo o proponer mejores soluciones… pero, eso no importa, no van a cambiar y ahora menos que viven los directivos en el exterior.

Bolsonaro, siguiendo el estilo de Trump –o el de Diosdado que ambos son capitanes-… dirá que nunca dijo lo que la prensa le atribuye… estilacho de gitano vendiendo caballos que viene rebajando la credibilidad en los políticos…

Por cierto y para las crónicas anoto que esta moda la inauguró Hugo Chávez.

Por otra parte Maese Almagro también dirá algo… ojalá no le dé a Míster OEA por injuriar a nuestros muchachos caídos… pero eso tampoco importa.

Lo importante es reconocer que de Cararabo a esta parte el apresto guerrero ha mejorado a pesar de la pugna polarizada que pasa para mañana las posibles soluciones.

Los elenos en adelante tendrán que pensar mejor sus andanzas en Venezuela porque nuestras armas poco a poco abandonan la molicie petrolera de un siglo y de tanto comer sardinas y pasta… nuestros soldados se ganan el mote del himno… es que en las FANB pocos son ladrones o traficantes.

Hablando en serio estamos ante un caso de integridad nacional… de una parte los dispuestos a preservar el territorio… y del otro lado los idiotas que son capaces de aplaudir una invasión hasta con el ELN de comparsa.

Paz a los restos de los guardias caídos defendiendo el suelo patrio, consuelo a deudos y heridos… y si el presidente Maduro considera que debe usar la aviación para expulsar de nuestro territorio a los elenos… hágalo… para tener apoyo no requiere a Rodríguez Zapatero.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »