Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Julio Solórzano: Hay que buscar una salida

Julio Solórzano: Hay que buscar una salida

 

La situación que vive Venezuela cada día es más dramática y, a nivel de la desesperación para los sectores más deprimidos económicamente de la población. Una banda de delincuentes, corruptos que se han enriquecido a costa del erario nacional. Que se aferran al gobierno y llevan al país a un colapso total en todos los aspectos que tienen que ver con la vida del ciudadano. Y una oposición que no termina de entender que producto de sus errores perdió la confianza y la credibilidad de la población nacional y lo mejor que pueda hacer en estos momentos, es apartarse a un lado para darle paso a las nuevas generaciones opositoras que luchan contra el gobierno y tienen que perder esfuerzos para abrirse paso ante los que vienen de fracaso en fracaso y pretenden erguirse nuevamente como los jefes de la oposición.

Algunos piensan que los acontecimientos políticos se aceleran en la medida que se agudiza la crisis y determinarán la salida del Madurismo del gobierno por medio de una explosión social. Son muy pocos los casos que tienen dicho final, si no existe un movimiento nacional que de coherencia a la protesta popular y la convierta en un movimiento político capaz de crear las condiciones necesarias para desalojar del poder a esta banda de bandido que hoy gobiernan el país. La otra cara de la moneda, es la frustración que termina en el éxodo como viene ocurriendo buscando nuevos horizontes fuera del país.

Algunos hablan de buscar una salida concertada a través de la negociación política con el Madurismo.  Para negociar hay que tener fuerza y es lo que le falta a esta oposición, porque no basta con el respaldo internacional para obligar al Madurismio a abandonar el poder, la presión internacional se ha manifestado de distintas formas y el Madurismo sigue atornillado al poder y avanzando en la búsqueda de la consolidación del gobierno.

Construir un movimiento que sea capaz de aunar esfuerzos con la presión que se ejerce internacionalmente para obligar al Madurismo a sentarse a negociar su salida del gobierno, implica que la oposición debe ganar nuevamente la confianza y la credibilidad perdida, sus dirigentes tienen que compenetrarse con la problemática que se vive día a día en las urbanizaciones, en los barrios, en los pueblos y caseríos que componen la geografía nacional.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »