Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Ataque en Amazonas y la respuesta de Padrino

Gerónimo Figueroa Figuera: Ataque en Amazonas y la respuesta de Padrino

 

En Venezuela ocurren tantas cosas, y seguidas, que ya no hay capacidad de asombro, y mucho menos para digerir porque una noticia tapa la otra en cuestión de horas que han liquidado la tranquilidad de la familia venezolana. El pasado domingo 4 de noviembre, tres días antes de redactar esta columna, el país se enteró de una emboscada de una patrulla de la Guardia Nacional en Picatonal, estado Amazonas, por parte de una columna guerrillera del mal llamado ejército de Liberación Nacional colombiano, donde hubo, según informe oficial tres efectivos venezolanos muertos y 10 heridos, aunque extraoficialmente se habla de más muertos y heridos.

En las primeras informaciones que circularon por las redes sociales y las pocas páginas web que se pueden ver porque todavía no han sido bloqueadas, daban cuenta que los guerrilleros del ELN colombiano ejecutó esta operación en respuesta por la detención del jefe guerrillero Luis Felipe Ortega Bernal, alias “Garganta”, capturado horas antes por efectivos de la Guardia Nacional en la población Picatonal, al norte de Puerto Ayacucho, estado Amazonas y la negativa del régimen de maduro a ponerlo en libertad, tal como se lo habían solicitado públicamente, no sabemos si privadamente. Algo insólito que solo ocurre en tiempos de revolución bolivariana del siglo XXI.

Sin embargo, 24 horas después el general en jefe y ministro para defensa del país, Vladimir Padrino López, en un comunicado tratando de maquillar la respuesta para no acusar directamente al ELN de lo que es voz populi en Venezuela que estos guerrilleros se mueven con mucha libertad en nuestro territorio, anunció que el ataque contra la patrulla de la Guardia Nacional con las bajas ya señaladas, había sido cometido por “paramilitares” colombianos y acusaba al gobierno de Iván Duque de ser responsable directo por no resguardar las fronteras de su país y al mismo tiempo les pedía a los “paramilitares” que se fueran de nuestro territorio.

Vamos por parte. Cuando el general en jefe Vladimir Padrino López, ministro para la defensa de Venezuela, dice que los “paramilitares” colombianos están operando en nuestro país es por culpa del gobierno de Colombia que no ha sabido combatirlos durante sesenta años, hay que precisar varias cosas. Si esos bandidos están en nuestro territorio es porque seguramente eran perseguidos por el ejército colombiano y entraron a Venezuela con el visto bueno de quienes vigilan la frontera o porque nuestras fronteras no estaban bien custodiadas por la Fuerza Armada Nacional Venezolana, lo cual es su responsabilidad directa como lo establece claramente nuestra Constitución Nacional.

Como era de esperar el gobierno colombiano con un comunicado muy corto de cuatro puntos, fijó su posición donde expresaron la solidaridad con los guardias nacionales asesinados y sus familiares, e igualmente ratifican que Luis Felipe Ortega Bernal, alias garanta, es un jefe guerrillero del ELN con alerta azul y que el gobierno de Iván Duque estará atento a facilitar toda la colaboración que sea requerida, mediante las vías de cooperación judicial, para asegurar el castigo a los responsables de este lamentable hecho, en el entendido de que la lucha contra el terrorismo es un deber de todos los Estados.

Por cierto, por las redes sociales circularon muchos mensajes en contra de la Guardia Nacional que decían más o menos así: “No es lo mismo reprimir a estudiantes con escudos de cartón que enfrentarse contra hombres entrenados para la guerra”. Sin ninguna duda que quienes emitieron este tipo de mensajes opinando de esa manera deben tener razones muy poderosas para hacer, sin embargo, nosotros no estamos de acuerdo con esa forma de expresarse contra las fuerzas armadas del país. Seguimos creyendo que dentro de los cuatro componentes hay mucha reserva buena. Aunque no hayan actuado para defender al pueblo, no todos son cómplices.

Durante mucho tiempo, incluso, desde los tiempos del comandante intergaláctico, autoridades colombianas hablan que los grupos guerrilleros de las FAR y el ELN, viven en Venezuela. Es más, en varias ocasiones miembros de esos grupos presuntamente han sido detectados inscritos en el registro electoral venezolano que custodia el CNE presidido por Tibisay Lucena, lo cual sin ninguna duda, significaría que han votado en los diferentes procesos electorales venezolanos. Sobre estas informaciones el régimen chavo-madurista siempre ha guardado silencio y cuando se refiere a los grupos armados colombianos lo hace con el calificativo de “paramilitar”, tal como lo hizo el lunes 5 de noviembre 2018, el ministro para la defensa de Venezuela, general en jefe, Vladimir Padrino López.

@lodicetodo

geron2ff@hotmail.com

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »