Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pancho Alegría: Maduro el bloqueado para adquirir medicinas y alimentos es a su gobierno

Pancho Alegría: Maduro el bloqueado para adquirir medicinas y alimentos es a su gobierno

 

La comunidad internacional ya conoce el modus operandi de su gobierno, sospecha y con sobrada razón que más de la mitad de los recursos que dice haber destinado para la adquisición de insumos y medicinas quedara en manos de los mercaderes que conforman su gobierno. Esa es la práctica de su gobierno y el mundo entero ya la conoce. No sólo en el tema que nos ocupa, también en la adquisición de alimentos para paliar la hambruna que nos está matando, por sólo señalar otro de los negocios mil millonarios que manejan los ministros y demás vividores del erario público que forma parte de su gobierno.

Triste realidad que usted, ni la Asamblea Nacional Prostituyente, ni los entes que conforman el Poder Moral y el Judicial pueden ya ocultar porque de una u otra manera son parte del entramado delictivo que arropa a todo su gobierno. No pueden ocultar que la cantidad de pillos que día tras día son capturados en varios continentes, con fortunas mil millonarias robadas al pueblo venezolano, son funcionarios de su gobierno.

Maduro, el pueblo venezolano se está muriendo de hambre y enfermedades, sin contar con los que mueren en manos de la policía, el ejército y las miles de bandas armadas que a la sombra de este gobierno y auspicio del ministerio para el servicio penitenciario han proliferado en todo el territorio nacional. Ante esa grave situación sólo le pedimos que declare públicamente, ante el país y el mundo, que los recursos destinados a adquirir insumos y medicinas pasaran a formar parte de un Fondo Popular para Preservar la Vida en la República Bolivariana de Venezuela. Permita que al margen de su gobierno, el pueblo venezolano se auto convoque para conformar ese Fondo Humanitario.

Seguros estamos que l@s ciudadan@s que resulten elect@s por el pueblo venezolano para tal fin cumplirán eficientemente su tarea; más aún, seguros estamos que con esa cantidad de dinero lograran adquirir más del doble de los insumos y medicamentos que la banda delictiva que le acompaña tiene ya presupuestado obtener. Escriba que eso es así porque l@s ciudadan@s que ante el pueblo venezolano adquieran la responsabilidad de manejar dicho Fondo humanitario lo harán de manera responsable, eficiente, honesta, transparente y con sentido patrio; solicitaran, sin que el pueblo se lo exija, el escrutinio ciudadano de toda la negociación, ello bajo la figura de Contraloría Social como reza la CRBV que lamentablemente ha sido letra muerta para su gobierno y el de Chávez.

Maduro, dé ese paso al frente. Es su obligación. Debe ser ya, de inmediato, porque ya el pueblo no resiste, está desesperado. No lo siga martirizando. Sigan haciendo negocios con la adquisición de armas, maquinaria, vehículos y cuanto objeto les reporte dividendos; no es el deber ser pero al menos esa acción delictiva no incide directamente en la preservación de la vida de la población.

Informe al pueblo venezolano cuánto dólares destina su gobierno para la adquisición de los productos contenidos en las desfalcadas Cajas CLAP. Conocida la cifra, seguro que los integrantes del propuesto Fondo Popular para Preservar la Vida en la República Bolivariana de Venezuela presentarán ante el país un Plan Nacional que permitirá adquirir alimentos de calidad, no solamente para la población asediada bajo chantaje de perderla si no se postra ante su gobierno, sino para toda la población necesitada. Seguro estamos no adquirirán alimentos contaminados con glifosato y otros agroquímicos, mucho menos de origen transgénicos y prontos a vencerse o vencidos como los importados por el PUDREVAL de Rafael Ramírez. La cifra en cuestión alcanzará y sobrará para importar además alimentos cárnicos que contengan las proteínas necesarias e inalcanzables con la miseria de salario mínimo que usted, violentando todo el ordenamiento constitucional, ha dictado a la nación.

Seguro estamos que en poco tiempo no será necesario seguir importando arroz, aceite comestible, pescado enlatado, harina de maíz, azúcar, granos, salsa de tomates ni mayonesa, entre otros rubros, porque todos se pueden producir acá en Venezuela si invertimos esa fortuna en nuestros campos como lo ha demostrado nuestro campesinado y es parte de la denuncia que la Plataforma de Lucha Campesina ha hecho ante el pueblo venezolano sin ser haber sido oídos aún.

Conscientes estamos que tal propuesta atenta contra los intereses de los que se lucran de la apetecida “agricultura de puertos”, actividad delictiva que por órdenes superiores promovió el señor Elías Jaua y pandilla desde el ministerio de agricultura y tierras, en combinación con los estamentos más perversos de la sociedad venezolana. Práctica común de los que han ocupado y ocupan ese y otros ministerios que se lucran con la importación de alimentos.

Para muestra, un botón: somos uno de los pueblos occidentales que más consume pasta alimenticia per cápita, pero no somos productores de trigo. En Rusia está prohibido sembrar trigo transgénico. Conocemos de las importaciones de harina de trigo provenientes de ese país pero no de los lucrativos negocios que se esconden tras bastidores. Eso es un secreto de Estado, sólo compartido con las mafias que se mueven en el negocio, tanto allá como acá. Sin dejar de hacer negocio con Rusia, deberíamos importar el trigo en granos (al granel); mucho más económico y con menos riesgos de contaminación. Procesar el grano para obtener la harina de trigo en las empresas instaladas en todo el país e industrializar la harina para obtención de pasta alimenticia en las empresas nacionales especializadas para tal fin, abaratando costos y creando puestos de trabajo a nuestra población.

Usted, amig@ lector(a), se preguntará: “…bueno ¿y por qué no se procede de esa manera?…”. El señor Maduro, de ser sincero, le responderá: “…bueno ¿y qué hago con la pasta alimenticia que estoy importando desde Turquía para llenar las Cajas CLAP? ¿Acaso mi paradita en Estambul fue sólo para darme el gustazo de comer la carne más cara y farandulera que se expende en todo el planeta a costilla del erario público nacional? No, no y no. ¿Y el negocito con Erdoğan dónde queda ah?”

panchojalegria@gmail.com

 

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »