Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Manuel Isidro Molina / El Confesionario: Alejandro Andrade y Carlos Aguilera…

Manuel Isidro Molina / El Confesionario: Alejandro Andrade y Carlos Aguilera…

 

¡De Miraflores a los escondrijos mafiosos de la corrupción!

* Alejandro Andrade y Carlos Aguilera eran en 2010, dos militares jóvenes del entorno 4F del presidente Hugo Chávez Frías, quien los tuvo, como a otros, bajo su mando inmediato en el Palacio de Miraflores y luego en altos cargos de su administración, “para lo que sea” y “como sea”. Limpios de solemnidad, terminaron siendo dos corruptos mayores, asquerosos y descarados. El primero, preso en Estados Unidos y condenado a 10 años de prisión por lavado de al menos mil millones de dólares, con delación judicial que involucró al flamante dueño de Globovisión, Raúl Gorrín, escondido y protegido en Venezuela por sus compinches mafiosos del Gobierno y el Poder Judicial, y la pléyade de testaferros y agentes remunerados; y el segundo, deambulando en las sombras con decenas de millones de dólares cosechados en apenas una década, desde que con Gustavo González López, entonces presidente de la C. A. Metro de Caracas, guisó “gordo” con el contrato de “Rehabilitación de la Línea 1 del Metro de Caracas” con vagabundos empresarios españoles que les depositaron 98 millones de dólares en una cuenta en Andorra. https://bit.ly/2QAsYZz

* Alejandro Andrade, en 2010 -hace apenas ocho años- era “Viceministro Administrativo del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia de la República”. En su declaración jurada de bienes registró unos “11 (once) millones de bolívares en efectivo en su balance personal, y un apartamento en la Rosaleda Sur”, San Antonio de los Altos, municipio Los Salias, estado Miranda. “Vivía en Cumbres de Curumo”, en un apartamento alquilado porque “no estaba declarado como bien en su declaración jurada de bienes”. Pero ahora, explotó con su pudrición dineraria y patrimonial en EEUU, donde reconoció “lavado de dinero” por mil millones de dólares y le fueron incautados bienes muebles e inmuebles que por su valor “le paran los pelos” a cualquiera en el mundo, una fortuna apropiada para los libros Guinnes en materia de corrupción en los entornos de poder presidencial. Nada se investiga ni se dice sobre sus bienes en Venezuela y, seguramente, en otros países de América y Europa. https://bit.ly/2RCAzUI

*  Carlos Aguilera, “Viceministro de Comunicaciones del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia de la República”, tenía 740.000 bolívares de sueldo mensual en 2010, y “en su declaración jurada de bienes tenía 10 (diez) millones de bolívares en efectivo y un apartamento en el Centro Residencial El Candoral, La Candelaria, Caracas”. Y vivía “alquilado en el edificio Guayana, esquina de Ferrenquín, La Candelaria”. De su paradero, pocos saben, pero se habría distanciado del PSUV y del clan Cabello por motivos que desconocemos hasta hoy, aunque se cree pueda sumarse a los cantores de la delación judicial, como lo han hecho otros militares ladrones, que ya forman en una larga lista de “testigos protegidos” en EEUU.

* Pedro Carreño, “se la pasaba con ellos”, y “a nadie le gustaba ese tipo en Miraflores”, según el testimonio referido por un ex funcionario público con conocimiento de causa, del Palacio Presidencial.

* Carlos Aguilera y Gustavo González López han hecho parte del clan Cabello, igual que Carreño, estando éste más metido en la política de las altas esferas del PSUV (antes MVR), el parlamento y la Asamblea Nacional Constituyente. Pero, su vida de lujos lo delata, pues nadie en Venezuela con sueldo de militar de baja graduación retirado o parlamentario en funciones puede justificar tanto poder de compra: bienes muebles e inmuebles, trajes, calzado, relojes de marcas solo al alcance de los millonarios, en estos casos, enriquecidos “pudrimillonarios” de la “robolución”.

* “El Maloni” azota con su banda en Guárico y Aragua. “Después de que José Antonio Tovar Colina, alias El Picure, fuera dado de baja por las autoridades el 3 de mayo de 2016 en la población de El Sombrero, un nuevo grupo que dirige ahora alias ‘El Maloni’ mantiene en zozobra a las poblaciones del norte de Guárico y sur de Aragua.

“Aún las autoridades no tienen claridad en cuanto a la identidad del malhechor. El poder de fuego es similar a la de ‘El Picure’: armas y explosivos de guerra. Los delitos por los que se le busca activamente son el secuestro, extorsión y homicidio.

“Comerciantes y ciudadanos de la zona deben cancelar vacuna a los miembros de la banda para poder trabajar, en dinero en efectivo y con reses.

“Esta banda liderada por El Maloni, tiene sus ramificaciones en varios municipios del Estado Guárico, donde también actúan sus lugartenientes: en la población de San José de Guaribe, Antonio Celestino Palacios D´Angelo, su hijo Jorge Palacios Guzmán y un ex convicto hacen de las suyas en complicidad con ‘El Angelo’ y el ‘Mono Fiao’, bajo la mirada evasiva de las autoridades de la zona, a saber la Policía del Estado Guárico, CICPC y Guardia Nacional Bolivariana.

“Mientras, la población se encuentra en estado de zozobra y desesperación, en vista de la conducta de los Palacios y sus compinches.

“Pedimos en tal sentido que el Ministro de Relaciones Interior, Justicia y Paz, a través de sus grupos de acciones especiales, designen una comisión en San José de Guaribe para desmantelar estas bandas y proteger a los guariqueños de las tropelías que cometen estos delincuentes”.

* El Papa Francisco sería proclive a realizar una visita pastoral a Venezuela en el primer cuatrimestre de 2019, lo que ha provocado una polémica, hasta ahora no divulgada, en el seno de la Conferencia Episcopal Venezolana, pues varios de sus integrantes se estarían oponiendo fuertemente. Los detalles se irán conociendo, a partir de esta nota proveniente de fuentes confidenciales confiables.

*  Los colombianos temen y rechazan una intervención militar con EEUU contra Venezuela: 

“…la idea de la intervención militar a Venezuela empieza a empapar la opinión pública en territorio neogranadino gracias al discurso del embajador colombiano en EE.UU., Francisco Santos, y el respaldo expreso de la administración estadounidense, ratificado por Donald Trump, quien aseguró que hasta las opciones ‘más fuertes’ son consideradas por Washington para deponer al actual gobierno venezolano.

“Aunque el presidente de Colombia, Iván Duque, trató de desescalar las palabras de su embajador alegando que su país ‘no tiene espíritu belicista’, indicó que su país ‘mantiene la firmeza’ para denunciar la supuesta ‘dictadura’ que hay en Venezuela.

“Pero más allá del clima de opinión, la sociedad colombiana no le ha dado luz verde a las amenazas de una confrontación armada. Políticos, intelectuales y activistas sociales han alzado la voz para criticar una guerra en ciernes justo cuando la paz, tan recientemente firmada con la extinta guerrilla con las FARC, cada día da más signos de fragilidad”. https://bit.ly/2UgKzF4

* Para los que no creen… Territorios Vigilados es un denso libro en el que su autora Telma Luzzani expone cómo opera la red de bases militares estadounidenses en Suramérica. Editado en Buenos Aires (Debate, 2012, 556 páginas), el texto penetra la estrategia continental del Pentágono a través del Comando Sur del Ejército de EEUU, por lo que su lectura es prioritaria para militares, políticos, líderes sociales, profesionales y estudiantes e investigadores universitarios dedicados a la política internacional, temas de seguridad y defensa y la integración latinoamericana y caribeña. https://bit.ly/2Ehqhqn

* Instituto de Estrategia es un sitio web especializado en temas militares y geopolíticos, que recomiendo como fuente de información y análisis. http://www.institutodeestrategia.com

Manuel Isidro Molina

@manuelisidro21

www.manuelisidroxxi.blogspot.com

manuelisidro21@gmail.com

 

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »