Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Ramón Guillermo Aveledo: A buen entendedor

Ramón Guillermo Aveledo: A buen entendedor

 

Fue a la comida pero no a la toma de posesión en la Cámara de Diputados. Afuera lo esperaban con protestas y adentro, en la sesión, los diputados panistas corearon “Dictador, dictador” al oír su nombre y los demás no mostraron disconformidad. “Gritos de apoyo y rechazo” dice el siempre cuidadoso Excelsior. Plantón en la calle bajo la consigna “Maduro no eres bienvenido” cubre Reforma. “Rechazan intelectuales visita de Nicolás Maduro a México” según El Mañanero que publica documento encabezado por Mariclaire Acosa, Héctor Aguilar Camín, Sabina Bergman, Jorge Castañeda, Jacqueline Peschard, Francisco Reyes Heroles y veintidós figuras del pensamiento y el periodismo azteca. El portal Zocalo.com.mx hace una escueta nota: “recibe AMLO a Maduro en Palacio Nacional”. El medio oficioso Telesur reseña como un éxito la bienvenida del Sindicato de Electricistas, a cuyo acto fueron los ministros Arreaza y Villegas. Que sean los trabajadores eléctricos es irónico ¿sabrán lo que piensan sus compañeros venezolanos de Corpoelec? Estaban los presidentes de Guatemala, Honduras, El Salvador, Ecuador, Perú y el Vicepresidente norteamericano y la hija de Trump, pero la única foto que he visto de Maduro es con Evo y el cubano Díaz Canel.

La embarazosa escena en el Congreso mexicano; los titulares, editoriales y artículos en los medios y las protestas de calle son una señal de la realidad que el Presidente y su equipo deberían leer y analizar. La mala reputación internacional del gobierno no sólo es una predecible fuente de incomodidad para él, sino un problema serio para nuestro país y un aviso político muy fuerte para el nuevo Presidente de México, una parte de cuyo respaldo viene de la izquierda, y para cualquier gobernante de cualquier país: se trata de una amistad peligrosa, radioactiva. Eso resulta particularmente nocivo para Venezuela que necesita relaciones, generar confianza y procurarse apoyos para vencer la gravísima crisis que nos afecta a todos. Ver cómo logramos salir de la calle ciega económica en que estamos atrapados, para eso es indispensable autoridades con credibilidad interna e internacional, es decir distintas a quienes nos han metido en ellas con sus políticas, sus decisiones y sus indecisiones cuando han tenido la responsabilidad de gobernarnos y representarnos.

Son síntomas demasiado elocuentes como para ser ignorados. Hay que bajarse de la nube. Regresar del sueño propagandístico.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »