Inicio > Economía > Tres visiones de la economía venezolana desde la Universidad de Carabobo

Tres visiones de la economía venezolana desde la Universidad de Carabobo

 

Los profesores y economistas de la Universidad de Carabobo, Domingo Sifontes, Ana Belmonte y Pablo Polo, analizaron desde distintos puntos de vista en el foro Economía Venezolana: una discusión pública el deterioro que experimenta el país y las opciones para superar la crisis.

Domingo Sifontes resaltó tres grandes desequilibrios: la hiperinflación, causada fundamentalmente por la creación de dinero para cubrir el déficit de las cuentas públicas; el endeudamiento masivo y la profunda caída que experimenta la producción petrolera.

“La inflación ha sido de tres dígitos en los últimos seis meses, nos montamos en ese escalón y más que la cifra lo que tenemos que observar es la dinámica inflacionaria. Otro hecho resaltante es que la producción petrolera ha descendido 37% respecto a hace un año, de acuerdo con las fuentes secundarias que utiliza la OPEP, es decir, el escenario petrolero se está agravando”, dijo Domingo Sifontes.

“Otro tema resaltante es que hubo un proceso masivo de endeudamiento. Entre 2007 y 2011, la deuda financiera de Venezuela aumentó en 34 mil 600 millones de dólares, un monto cercano a la totalidad de la deuda externa que había en 1999, pero el tema no está en que la deuda es mayor, sino en que se ha hecho inmanejable”, agregó Domingo Sifontes.

Domingo Sifontes retratado por David Contreras | RMTF

Desde su punto de vista, si bien es necesario evaluar medidas en el campo monetario, cambiario y fiscal, “el problema real de la economía venezolana es institucional, sin resolver esta instancia no importa el plan que se presente no va a haber buenos resultados en el largo plazo. Hay que discutir cómo generar instituciones inclusivas a pesar de la característica extractiva de nuestra economía”.

“Están dadas todas las características para la extracción de renta y hay que buscar cómo diseñar instituciones que permitan el respeto al derecho a la propiedad privada, a la innovación, la invención y el progreso. Entender en su justa medida la relación del Estado con el ciudadano y los incentivos para que una economía funcione de manera óptima”, dijo Domingo Sifontes.

El sistema populista

Pablo Polo resaltó que entre las raíces de la crisis venezolana se encuentra el sistema populista. “El populismo lleva a grandes déficits fiscales, discutimos cómo repartir la torta, pero no cómo aumentarla. No ha habido una discusión sobre la calidad del gasto público, en qué se gasta y cómo se financia ese gasto”.

“Algo muy preocupante es que el Seniat no está recaudando en términos reales y los pagos de deuda que el país tiene que hacer con envíos de barriles de petróleo comienzan a acercarse peligrosamente a lo que estamos produciendo”, dijo Pablo Polo.

Pablo Polo retratado por David Contreras | RMTF

En su opinión, un aspecto clave para salir de la crisis es la obtención de financiamiento internacional. “La ayuda externa es fundamental, tanto la del Fondo Monetario Internacional como la que pueda recibirse a través de ayuda humanitaria, y también tendríamos que evaluar la política asistencial. La relación entre el ciudadano y el Estado se pervirtió totalmente”.

Construir indicadores

Ana Belmonte centró su intervención en el impacto que tiene en la sociedad una recesión que ya acumula cuatro años consecutivos y la hiperinflación. “Hay que avanzar hacia la construcción de nuevos indicadores desde el punto de vista social, el estudio elaborado por la Universidad de Oxford y la Iniciativa de Innovación Social de la CAF nos hablan de seis dimensiones faltantes en la medición de la pobreza”.

“Este estudio identifica variables como el empoderamiento, si la persona está obligada a actuar bajo presión, no poder ser uno mismo; la seguridad física, ser víctima del robo, por ejemplo; la capacidad de ir por la vida sin sentir vergüenza, discriminación, humillación, falta de dignidad; la calidad del empleo, el nivel de la informalidad, las condiciones del lugar del trabajo, el subempleo; la conectividad social, la falta de redes de protección y el bienestar psicológico”, dijo Ana Belmonte.

Ana Belmonte retratado por David Contreras | RMTF

“Éstas son cosas que tendríamos que comenzar a medir, contar con indicadores para determinar el impacto social de esta crisis”, agregó.

La dolarización

La posibilidad de acabar con la hiperinflación adoptando al dólar como moneda fue rechazada de plano. Pablo Polo sostuvo que “no es una condición necesaria ni suficiente para estabilizar la economía, dolarizar significa tener los mismos problemas, pero en dólares. Es amputarte el brazo de la política monetaria para evitar que sigas golpeándote. En el fondo el problema está en la manera como actúas y eso es un problema de carácter institucional”.

Domingo Sifontes explicó que “antes que dolarizar es mejor tener disciplina fiscal, credibilidad y realizar las reformas que deben hacerse. Pero hay que admitir que se está implementando una dolarización informal. Cada vez es más común el uso del dólar en nuestra economía y esta dolarización de facto sería el peor escenario porque supone que se llegó allí sin un plan formal de dolarización y porque no se implementó un ajuste exitoso. Vamos hacia una dolarización de facto, aunque no creo que sea lo mejor para la economía”.

Ana Belmonte sostuvo que “la dolarización sin un cambio institucional, sin las medidas complementarias para la estabilización, sin la liberación necesaria de los controles es algo parecido al cuento de vender el sofá, no es una solución de fondo a los problemas”.

PDVSA en el debate

Ante la interrogante de qué hacer en el futuro con PDVSA, Pablo Polo señaló que “el mayor volumen de los ingresos del Estado viene del cobro de impuestos a PDVSA, eso continuaría en cualquier esquema de propiedad de la empresa”.

“En este momento los restos en capilla ardiente de PDVSA pertenecen al Estado y hay que ver qué hacer con ese cadáver. Podemos evaluar distintas opciones dependiendo de hacia dónde queramos ir como país, podría venderse parte de las acciones, vender la empresa a un ente determinado, manejarla de forma conjunta o incluso que permanezca en manos del Estado, pero bien gerenciada. Se ha perdido lo mejor del recurso humano, hace falta una inversión en capital físico y también en capital humano”, dijo Pablo Polo.

Domingo Sifontes destacó que “más que privatizar a PDVSA el tema es atraer inversión para el sector petrolero. Si hablamos de privatización, habría que discutir si es total o parcial, pero lo que preocupa con esa opción es que nada garantiza que la privatización se haga mediante un proceso transparente, las reglas tendrían que ser muy claras”.

La gradualidad

Si bien existe certeza en que la principal causa de la hiperinflación es que el Banco Central de Venezuela crea dinero para que el Gobierno cubra un gigantesco déficit que se estima en 14% del PIB, las opiniones apuntan a que es necesario cotar el financiamiento monetario de manera gradual.

Ana Belmonte afirmó que “ningún plan monetario va a funcionar sin disciplina fiscal, esto hay que tenerlo claro y es necesaria la gradualidad para acabar con la emisión de dinero. Otro aspecto es que el ajuste tiene que contemplar cómo nivelar a la población que, por factores como la mala nutrición, se ha visto afectada por la crisis, contemplar las inversiones que se necesitan en este campo”.

Domingo Sifontes también se pronunció por la gradualidad. “Hacerlo sin gradualidad tiene un costo que seguramente va a ser superior al beneficio que se pueda obtener si se hace de forma abrupta, hay maneras de ir disminuyendo la monetización del déficit gradualmente. Con el aumento del precio de la gasolina, por ejemplo, se puede crear un programa masivo de subsidios directos para la población más vulnerable”.

***

A continuación puede escuchar el primer episodio de “Economía venezolana, una explicación”, una serie que busca analizar la hiperinflación, el manejo de la deuda pública externa y la caída en la producción petrolera. Esta serie es parte de Economía Venezolana: una discusión pública, un proyecto diseñado para debatir e identificar consensos en relación a las distintas propuestas formuladas con el fin de solucionar los problemas económicos que sufre Venezuela.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »