Inicio > Política > Héctor Navarro: “Maduro debe pensar seriamente en renunciar antes de que empeore la crisis”

Héctor Navarro: “Maduro debe pensar seriamente en renunciar antes de que empeore la crisis”

 

Héctor Navarro, quien dirigió cinco ministerios durante el Gobierno de Hugo Chávez, sugirió al presidente Nicolás Maduro que piense seriamente presentar su renuncia al cargo que ocupa desde 2013, antes de que la crisis venezolana empeore y la situación se le salga de las manos.

“Esto está bastante descontrolado. No hay economía que resista a todo esto, no se toman decisiones, no hay confianza en las instituciones. Los delitos se cometen a diario y en todas partes, empezando por el aumento indiscriminado de los precios, la gente hace lo que le da la gana. Esta situación tiene que entenderla Nicolás Maduro, con todo respeto lo estoy diciendo; estoy criticando como me corresponde, es mi derecho como ciudadano”, expresó Navarro en una entrevista exclusiva a El Cooperante.

El también fundador del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) aseguró que Maduro ha implementado en el país un sincretismo político que “tiene que ver con fascismo, neoliberalismo, mucha corrupción” y, por lo tanto, no se relaciona “para nada” con lo que pregonaba Chávez. “Esto es la negación del socialismo”, sostuvo.

“Cuando tú le niegas al otro la posibilidad de expresarse, de tomar decisiones, cuando tú simplemente impones, ya no hay socialismo. El socialismo, a mi modo de ver, es profunda democracia”, manifestó Navarro, quien considera como un “error” que Chávez haya designado a Maduro para que lo sucediera en la presidencia.

“Chávez cometía errores”

El exfuncionario dijo que Chávez, como cualquier ser humano, cometía errores y señaló que una de las funciones que tienen los ministros, entre otras cosas, es alertar cuando se está tomando una decisión equivocada. “A él lo iban a visitar unos poquitos, y la visión que él tenía de Venezuela era la que le daban esos poquitos, entonces él, entre esos poquitos, se vio obligado a escoger a alguien”.

“En esa toma de decisión el presidente estaba enfermo de cáncer, el propio Chávez no creía que era terminal. Si yo hubiera estado en los zapatos de Chávez, que no podía hablar porque tenía una traqueotomía, probablemente hubiese cometido el mismo error, pero Chávez no creía que se iba a morir. Eso me lo dijo él a mí, Chávez estaba convencido de que lo iba a superar“.

El exmiembro de la dirección nacional del PSUV resaltó que Chávez dejó firmadas varias decisiones que había tomado relacionadas a la crisis económica por la que atraviesa actualmente el país y que no se instrumentaron. Sobre el aumento del dólar de 4,30 a 6,30 bolívares fuertes en el 2013, Navarro dijo que no estuvo de acuerdo y se lo hizo saber al expresidente:

“Hubo una discusión y el único que levantó la mano para oponerse a esa decisión para que se devaluara el bolívar era yo, el presidente interrumpió el Consejo de Ministros y me dijo: ‘Héctor, ¿qué es lo que pasa? Lo que tú estás diciendo es algo muy duro’. Le contesté que la forma más brutal de ‘afectar al trabajador es quitándole el producto de su trabajo, porque es una forma impositiva’. Entonces él se puso bravo ahí en el Consejo de Ministros. No estábamos de acuerdo. Eso se había discutido, ya estaba aprobado, y yo solo levanté mi voz de protesta”, narró.

 

Navarro destacó que Chávez tomaba decisiones y que, en cambio, en el Gobierno de Maduro “anuncian los anuncios que algún día anunciarán la decisión que tomarán (…) Ahí tú ves una gran diferencia entre una expresión y la otra, la capacidad de tomar las decisiones y corregirlas. No puedes hacer un anuncio si no lo vas a cumplir porque de igual modo tendrá los mismos efectos”, manifestó.

Confrontar a Maduro

El exministro aseguró que la única fuerza que puede confrontar a Maduro es la “oposición de izquierda”, de la cual forma parte, y no la de derecha porque, alegó, este sector “no ha sabido ser oposición y eso es por una razón muy sencilla: porque beneficia a los grandes capitales. Para el pueblo que está hambreado no representa una alternativa“.

“En este momento lo que está en peligro es la patria, no es ni siquiera el proyecto socialista que Maduro se encargó de arruinar, lo que está en peligro es la patria, lo que está ocurriendo al sur del Orinoco es un desastre, allí no gobierna Venezuela, lo han demostrado los distintos grupos paramilitares que se encuentran allí, no hay ninguna institución que esté funcionando adecuadamente en este momento, ni siquiera la Constitución, que es una institución, está funcionando“, sostuvo.

Navarro mencionó que “hay mucha gente trabajando” en función de la recuperación del país. “Con la disolución que se está produciendo en nuestras instituciones, la gente pudiera ver una dictadura militar como una salida, pero esa sería una entrada a más violencia, esa es una de las dificultades que tenemos. Llega el momento en el que el ciudadano acepta lo que sea, en este momento está en peligro la patria y allí no puede haber concesión”, agregó.

Sobre el día después del 10 de enero, cuando Maduro debe juramentarse para un nuevo periodo presidencial, Navarro aseguró que la situación del país seguirá agravándose y afirmó que no va a haber un cambio más allá de un deterioro progresivo de las condiciones de vida de los venezolanos.

“O este Gobierno cambia radicalmente su manera de gobernar, lo que ya es muy difícil, o la situación será cada vez más complicada. Y el peligro es que entremos en una situación de violencia. Se va a profundizar la crisis, no se trata del 10 de enero, las piedras están empezando a caer del derrumbe, pero el derrumbe, para que no sea un derrumbe, tiene que ser una demolición progresiva, por eso es que pienso que dentro de la Constitución hay espacio para salvar a la patria”.

Maduro, ¿tapa la corrupción?

El fundador del PSUV urgió al mandatario nacional a que investigue “de inmediato” los hechos de corrupción que se han denunciado en el país porque, de lo contrario, “se demostraría ante la luz pública que los está tapando”.

Señaló que, para que Maduro “no quede mal”, debe abrir investigaciones relacionadas a los millones de dólares que “desaparecieron” de la Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi), el escándalo de corrupción con la empresa brasilera Odebrecht, las irregularidades en el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), “son muchos, el presidente de la República tiene las riendas para ordenar las investigaciones, debe ser el más interesado“.

“Yo creo que la justicia hay que hacer que funcione, no estoy seguro de que la justicia esté funcionando en este momento. Hay mucha tela que cortar con el tema de Pdvsa”, dijo. Navarro aseguró que la situación que se presenta en Venezuela es muy difícil y mencionó que la caída de la producción petrolera se debe a que hay interesados en quebrar la estatal petrolera para venderla “a precio de gallina flaca”.

Para empezar a recuperar Pdvsa, dijo el exministro, el Ejecutivo nacional podría intentar que sea devuelto el dinero mal habido que está en el país y en el exterior. Para ello, indicó, el Gobierno venezolano debe recurrir a la convención de la Organización de las Naciones Unidas que señala que todos los países que tienen esos recursos están en la obligación de devolverlo.

“Pero tiene que haber una gestión por parte del Gobierno. Ese dinero que le robaron a Venezuela tiene que regresar al país, pero me aterra pensar que regrese a las manos de quienes han despilfarrado el dinero en Venezuela. Hay de donde hacerlo, pero no lo quieren hacer y uno se pregunta: ¿porqué no lo quieren hacer?”

“No meteré la mano por Argenis Chávez”

Navarro indicó que las denuncias que se han hecho en los últimos meses por el tema eléctrico iniciaron en el 2015, cuando comenzó la debacle, “y hubo cambios en cuanto al Ministerio, que lo llevaba yo, y en Corpoelec, que lo llevaba Argenis Chávez, y no voy a meter la mano por él, que se defienda si tiene que defenderse en algún momento”.

A su juicio, si la gestión del hermano de Hugo Chávez en Corpoelec hubiese sido adecuada, actualmente estuviera construida la Central Hidroeléctrica Manuel Piar – Tocoma y la situación eléctrica del país no sería la que existe en estos momentos.

“Ojo, esa gestión no fue solamente de él, porque entró Jesse Chacón, que dijo que en 100 días el problema eléctrico estaría resuelta la crisis eléctrica. Y ese es el problema, que ponen a alguien a hacer algo que no tiene ni la más remota idea. Entonces, obviamente, él no sabía de qué se trataba”

Para el también exdiputado a la Asamblea Nacional, lo que existe en Venezuela es un desgobierno y puntualizó que lo que ocurre en las estatales Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) tiene un objetivo: la privatización. “Algunos lo están haciendo intencionalmente”, afirmó.

Asimismo, Navarro pidió a Manuel Quevedo, presidente de Pdvsa, y a Luis Motta Domínguez, presidente de Corpoelec, que muestren sus credenciales, al asomar que no tienen la preparación ni el conocimiento para estar en los cargos que actualmente ocupan.

PSUV, pugna por el poder

El extitular de la Energía Eléctrica negó que comenzó a criticar al Gobierno nacional luego de que fuera expulsado de la dirección nacional del PSUV porque, alegó, antes de la muerte de Chávez hizo saber su opinión en “discusiones importantes” en los Consejos de Ministros y dentro del mismo partido oficial.

Con la muerte de Chávez, prosiguió Navarro en su conversación con El Cooperante, dejaron, casi instantáneamente, de convocar a la dirección de la tolda y pasaban semanas sin reunirse. Ante esta situación, siete miembros, entre los que también se encontraban Rodrigo Cabezas y Ana Elisa Osorio, firmaron una comunicación dirigida al ahora presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, en la que le solicitaban una reunión.

La respuesta por parte de Diosdado Cabello fue un desplante. La posición de Cabello es el tema de poder, la concentración del poder. Son personas que no creen en la democracia, porque la democracia hay que construirla, pero se construye entre todos; si ni siquiera se reúne el partido que, se supone, está construyendo la democracia, ¿qué democracia va a existir?”

“Este que está aquí sí hizo las denuncias cuando se enteró. No es verdad que las hice después de que me sacaron, las hice cuando tenía que hacerlo. Yo no he sido cómplice de nada ni de nadie”, aseveró Navarro, al tiempo que recordó que se sumó a la denuncia que hizo Edmée Betancourt, expresidenta del Banco Central de Venezuela, por los 22 mil 500 millones de dólares que desaparecieron de la extinta Cadivi.

“Fui tildado de agente de la CIA”

Navarro reveló que el ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, lo acusó durante una reunión de la dirigencia del PSUV de ser un infiltrado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y que por ello fue expulsado del partido.

La afirmación generó disyuntivas y una persona que se encontraba en el lugar, a quien no quiso mencionar, salió en su defensa, a tal punto de que casi “se iba a las manos” con Rodríguez. El exfuncionario sostuvo que tanto el ministro de Comunicación e Información como la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, tienen una deuda personal con él, más allá de las consideraciones políticas.

“Eso me lo contó un miembro hace poco. En un discurso, Jorge Rodríguez dijo que yo estaba metido en la dirección nacional del partido como miembro de la CIA, algún día me va a tener que explicar eso, y va a tener que ver cómo se las arregla. Al final, más allá de eso, la historia dará las respuesta, y yo creo que las cosas van a salir a la luz pública. Yo no voy a caer en una polémica con él en esos términos”.

Navarro expresó que fue botado del PSUV “injustamente” y que recibió una carta de expulsión un día antes de que se reuniera la dirección nacional del partido, “y eso fue obra, según me dijo Rodríguez Chacín, de Diosdado Cabello. No tuve derecho a la defensa porque no fui convocado, a pesar de que era miembro”.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »