Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Leopoldo Puchi: El nuevo mensaje de la Iglesia

Leopoldo Puchi: El nuevo mensaje de la Iglesia

 

La elección de concejales que se celebrará el próximo domingo hubiera sido una excelente oportunidad para que aquellos partidos de oposición que habían seguido una línea de abstención en los comicios de los dos últimos años se reincorporaran a la participación electoral. De hecho, los dirigentes locales de varias de esas organizaciones están participando en la contienda actual y utilizan los elementos simbólicos y los colores partidistas, pero de forma velada porque no cuentan con el aval formal de las directivas nacionales.

La decisión sobre la abstención en la consulta presidencial de mayo de este año estuvo marcada por las dificultades internas de la Mesa de Unidad Democrática para escoger un candidato unitario, y esta circunstancia fue una de las razones reales que explican que no se haya concurrido al proceso, más allá del cuestionamiento sobre las condiciones electorales. También habría que señalar que en la adopción de la política de abstención influyó mucho la expectativa que se había creado en torno a un posible levantamiento militar o una intervención extranjera.

Ahora bien, en las elecciones municipales, por la cantidad de cargos a elegir, es mucho más sencillo que en una presidencial superar el obstáculo del “candidato único” y llegar a entendimientos, pues se facilitan los acuerdos en listas comunes y el respaldo a postulaciones uninominales. Igualmente, se ha conocido que los movimientos que hubieran permitido un evento militar han sido develados y, al parecer, también ha sido transmitida a los partidos información en la que se descarta una inminente intervención extranjera.

Al no estar presente en esta oportunidad de las municipales esa condicionantes que determinaron que se adoptara una política de no concurrencia en las elecciones, era de esperarse que se hubiera ampliado el sector favorable a la participación. Pero no ha ocurrido así, a pesar de que se ha hecho mayoritaria la opinión que se inclina por una solución política y de que en la propia Asamblea Nacional se aprobó una declaración en respaldo a esta opción.

Sin embargo, vale resaltar el llamado a la participación realizado por el cardenal Baltazar Porras en la ciudad de Mérida durante una reunión  con los aspirantes a ediles, en la que señaló que no era momento para quedarse en casa: “¡Hay que salir a votar!, tenemos que hablar con la gente y llevarles un mensaje de confianza, de fe y esperanza”, dijo.

De haber adoptado todos los partidos esta misma actitud de no quedarse en casa seguramente estaríamos en una contienda electoral con el interés y la movilización que resultan de la competencia entre candidatos que rivalizan. Y dado el malestar social por la situación económica, sin duda alguna la representación opositora hubiera podido colmar los ayuntamientos del país, más allá de los municipios en los que tiene alcaldes. No será así, y la solución política no contará, en su momento, con una musculatura opositora entrenada en el ejercicio electoral.

 

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »