Inicio > Economía > Conozca la evolución trimestral de la inflación en Venezuela en 2018

Conozca la evolución trimestral de la inflación en Venezuela en 2018

 

El plan de recuperación económica, crecimiento y prosperidad puesto en marcha por el presidente Nicolás Maduro en agosto de 2018 disparó la ya elevada inflación en el tercer trimestre para alcanzar 2.323% en ese período, de acuerdo con el índice publicado por la Asamblea Nacional.

Banca y Negocios 

En noviembre de 2018 se cumplió un año de la entrada formal de Venezuela en hiperinflación, según la medición que hace el parlamento desde enero de 2017 ante la ausencia de información de parte del Banco Central de Venezuela.

Países de América Latina como México, Chile y Colombia terminaron el año con niveles de inflación de 4,83%, 2,6% y 3,18%, respectivamente. Venezuela concluyó con la astronómica cifra de 1.698.488,2% -la más alta del mundo- y la proyección para 2019 es de 10.000.000%, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, en tanto la Asamblea Nacional advierte que ese pronóstico puede quedarse corto si el gobierno sigue monetizando el déficit fiscal.

El desplome de los ingresos producto inicialmente de la caída en los precios del petróleo, generador del 96% de las divisas al gobierno, y luego por la debacle de la producción de Petróleos de Venezuela, acompañado de la destrucción del aparato productivo, provocaron una crisis de caja que incluso llevó a la República y a Pdvsa a caer en cesación de pagos con sus tenedores de deuda externa.

La administración de Maduro venía apelando a la creación de dinero inorgánico para cubrir el gasto fiscal, pero en los últimos tres años la velocidad ha ido en crescendo hasta ubicar a Venezuela con una inflación de las más agresivas del mundo.

Banca y Negocios presenta la evolución por trimestre de la variación de precios durante 2018, calculada a partir del índice nacional publicado por el parlamento.

Durante el período julio-septiembre se observó el mayor alza producto del plan de ajuste iniciado en agosto que inició con la reconversión monetaria que eliminó cinco cero al bolívar y continuó con un alza del salario mínimo de 5.900%, un  bono especial por reconversión, una devaluación de 95,8% y el aumento de las alícuotas del IVA de 12 a 16% y la tasa a 1% del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras y a 2% en el caso del sector bancario y asegurador.

La recaudación tributaria tanto del Impuesto al Valor Agregado -que se hacía mensual- y del Impuesto sobre la Renta -anual- se llevó a semanal con la finalidad de ganarle a la voraz hiperinflación.

Una de las consecuencias inmediatas del paquete de ajuste fue un incremento de precios que solo en septiembre se ubicó en 233,3%, la más alta en Venezuela para un mes.

 

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »