Inicio > El pizarrón de Fran > Gloria Cuenca: Aldea global

Gloria Cuenca: Aldea global

Se consideraba una aldea como una pequeña población que no pasaba de mil habitantes. Lo global, fue referido al globo, esférico y grande, que implica al globo terráqueo. Fue Marshall McLuhan, canadiense, quien trastornó los postulados comunicativos de la época. Sus dos libros obligaron, incluso a los marxistas, a debatir el tema. Parecía una locura: allí explicaba cómo el desarrollo comunicativo-informacional y la tecnología nos había transformado en una “aldea global”, no había rincón que no estuviera observado por los “media”. Eso, sin imaginarse lo que ocurriría después con la aparición de Internet y el desarrollo de las redes sociales.

Este artículo es una especie de homenaje a un investigador y visionario que, pensamos, era exagerado en sus planteamientos. Luego, editó un segundo libro, El medio es el mensaje, que ocasionó una especie de locura, especialmente entre nosotros, los de izquierda. ¿Qué quería decir el canadiense con eso de que el medio es el mensaje? No se pueden imaginar, mis contradictorios lectores, la de foros, debates, charlas, conferencias y polémicas sobre el tema. La cuestión, según lo recuerdo hoy, era que estábamos asombrados, pues un canadiense había cambiado los parámetros que veníamos usando sobre la comunicación y la información. Algunos, jocosamente, dijeron que “el medio era el masaje”. La cuestión que me lleva a esta reflexión pasa por el tema más apasionante para los periodistas de los últimos tiempos en Venezuela: la libertad de expresión.

¿Cómo debatir, polemizar, disentir, imaginar e incluso inventar si no hay libertad de expresión, opinión e información? En aquella democracia representativa, tan criticada y cuestionada por nosotros, existía la suficiente apertura para el disenso y el cuestionamiento a fondo. Hoy, se pretende censurar todo y transformar los medios, a la manera de los países totalitarios, en medios de propaganda. Sin embargo, la aldea global está al tanto de lo que pasa en la humanidad. Sabe de quienes pretenden quitarnos la libertad, la de los individuos, la de expresión y la de información. Los medios son mensajes traducidos por las redes sociales. ¡Ah, McLuhan!

¿Quién lo diría? Tenías razón. Ya no importa.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »