Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Nada ha cambiado

Domingo Alberto Rangel: Nada ha cambiado

Este lunes no hay nada nuevo aunque los vendedores de ilusiones digan lo contrario: tal como ha sucedido en las últimas elecciones también en estas regionales, apartando una que otra rotación entre personajes que llevan dos décadas en el escenario del insulto estéril, anoto sin temor a equivocarme “que no sucedió nada digno de notar”. Y así debía ser, porque una elección ni es un conflicto bélico ni tampoco el comienzo del Apocalipsis, como algunos pretendieron.

Para la historia queda otra equivocación de quienes en cada elección manipulan a la gente diciendo que se trata de “la más importante y vital”. Periodistas y locutoras, cultores de la bola de cristal y las runas celtas… todos los ociosos anunciaban catástrofes si uno votaba o dejaba de votar por candidatos que no convencen. Estos sabios sumerios olvidaron que el voto es libre y que si de catástrofes se trata… los venezolanos vivimos inmersos en una calamidad cotidiana.

En estos comicios no vimos un candidato, ganador o perdedor, que propusiera algo creíble a los fines de aminorar la carga que nos ha convertido en el pueblo más empobrecido de la América. Pueblo que se está acostumbrando a que un kilo de tomates cueste tres días de salario.

De no ser por los catalanes y Trump, los candidatos no habrían tenido tema para el noticiero, y de estos comicios solo habría quedado en el recuerdo las imágenes payasas de una candidata que fingió ser boxeadora y otro que se montó en burro para remedar aquel Juan José del zumbón merengue caraqueño.

Los candidatos del Gobierno, flojos ellos, dejaron que el Presidente les buscara votos, pero sin ofrecer nada creíble. Lo que más se escuchó fue esa excentricidad según la cual “si gana la oposición nos van a tratar peor que Rajoy a los españoles”… pero algunos opositores pidieron votos alertando que “si gana el Gobierno se legitima la ANC y se desestabiliza el país como sucede en Cataluña”. La una, aunque piratona ya está legitimada. Y más desestabilizados donde hay tanto bochinche, imposible.

En vano luchó Bolívar diría uno por lo de Cataluña mientras vienen las elecciones de alcaldes donde también dirán que “son las más importantes”, pero sin presentar soluciones.

Eso de las soluciones queda para quienes no creen en el socialismo y más bien creemos en la libertad.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »