Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Arsenio Henríquez: El MAS solicitará al Gobierno Salarizar el Bono Alimentario laboral

Arsenio Henríquez: El MAS solicitará al Gobierno Salarizar el Bono Alimentario laboral

El dirigente del MAS Arsenio Henríquez; Exhorta al Poder Ejecutivo Nacional, al Judicial y al Poder Legislativo asumir la responsabilidad de garantizar, de acuerdo a lo consagrado en la  CRBV, la restitución de los daños y perjuicios causados a los trabajadores y trabajadoras, ante el cercenamiento, mutilación y negación que involucra el termino “Salario Integral” como subterfugio para negar el Derecho a las Prestaciones Sociales, que tiene todo ser humano que aporta su esfuerzo intelectual y corporal en la función de trabajar para un patrón, llámese público o privado.

“El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”.

Libertador, Simón Bolívar; Discurso al Congreso Constituyente de Angostura, el 15 de febrero de 1819.

 “Al revisar con relativa profundidad lo postulados constitucionales observamos la deliberada contradicción entre lo escrito y la fuerza de las realidades que ha vivido y vive Venezuela, en las áreas más susceptibles de lo político, económico y fundamentalmente de lo social. Basta detenerse en el artículo 91 de la constitución y, sencillamente comparar la determinante injusticia que se ha cometido con los trabajadores, trabajadoras y sus familias; aun cuando el trabajo se simboliza, “metafóricamente”, como un hecho social; donde resulta que ya en 1.999 se “legalizaba” la trampa alimentaria que ahora se llama “Salario Integral” .

Quien así se expresa es Arsenio Henríquez, en nombre del Movimiento Al Socialismo MAS-Caracas, quien precisó la disposición de la Dirección Regional del MAS en cuanto a solicitar al Gobierno,  Salarizar el pago del Bono Alimentario laboral que han venido recibiendo los trabajadores venezolanos, incluido en el salario pero no reconocido como tal para el pago de las prestaciones sociales.

En tal sentido Arsenio Henríquez precisó:

“El MAS Exhorta al Poder Ejecutivo Nacional, al Judicial y al Poder Legislativo asumir la responsabilidad de garantizar, de acuerdo a lo consagrado en la  CRBV, la restitución de los daños y perjuicios causados a los trabajadores y trabajadoras, ante el cercenamiento, mutilación y negación que involucra el termino “Salario Integral” como subterfugio para negar el Derecho a las Prestaciones Sociales, que tiene todo ser humano que aporta su esfuerzo intelectual y corporal en la función de trabajar para un patrón, llámese público o privado”.

Observemos el contenido del articulo 91 de la CRBV;

Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódicamente y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley. El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento,

“Además de la flagrante violación a la máxima norma que rige los destino de un sector determinante  del país, como es la fuerza productiva, y que deriva su ejecución ante la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadoras y Trabajadores (LOTT), se materializa, lo que podemos calificar de la mayor burla que ha escenificado el “Presidente Obrero” de Venezuela contra toda la población, al reiterar durante los anuncios de diecisiete 17 aumentos del salario mínimo, que ha promulgado desde el  30 de abril de 2013, cundo se juramento en la Presidencia del país, acuñando el calificativo de “Salario Integral”, para pretender abultar el otorgamiento de un supuesto beneficio laboral”, enfatizó Arsenio Henríquez.

“Además de la farsa hay que mirarse en el espejo de la realidad: voy a citar una análisis confiable:

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) informó que el precio de la Canasta Alimentaria Familiar de agosto de 2017 se ubicó en 2.012.556,55 bolívares, aumentando Bs. 568.922,30, 5.8 salarios mínimos, 39,4% con respecto al mes de julio de 2017 y 424,2% entre agosto de 2016 y agosto de 2017. “Es el aumento de precios más alto de la historia de la CAF”, destacó el Cendas-FVM. Explicó que se requieren 20.6 salarios mínimos (97.531,56 bolívares) para poder adquirir la canasta, referida a una familia de cinco miembros: 67.085,21 bolívares diarios.

Cada trabajador que devenga salario mínimo requiere para sobrevivir hoy la suma de: 67.085,21 bolívares diarios. (Fin de la cita)

”Es imperativo abordar, con seriedad ante el país estas manipulaciones que se convierten en actos que van más allá de la corrupción y lesionan con artera maledicencia los Derechos Humanos de la sociedad, en cualquier país del mundo, porque la crisis económica que vivimos, no solo afecta la parálisis de la producción de bienes y servicios, sino que desestabiliza la necesaria convivencia ciudadana para lograr la tan cacareada y anunciada Paz Social, El Gobierno actual le está arrebatando a los trabajadores y trabajadoras, casi el (80%) ochenta  por ciento de lo que les corresponde por prestaciones sociales cada vez que decreta un aumento salarial “integral”, término que no existe como definición, ni siquiera en el contenido de la LOTT, concluye Arsenio Henríquez

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »