Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Dos milagros podrían darle beatificación a José Gregorio Hernández

Dos milagros podrían darle beatificación a José Gregorio Hernández

El primero de ellos ha sido registrado en el extranjero, mientras otro se reportó en la ciudad de Mérida. Ambos casos son investigados por el vicepostulador de la causa, Monseñor Tulio Ramírez, en la Diócesis de Caracas, quien luego de verificarlos los enviará a Roma (Santa Sede), donde un equipo de expertos de la Causa para los Santos comprobará si son ciertos.

José Gregorio Hernández brindó especial atención a los más humildes – Fue profesor y eminente científico – El Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje será el orador de orden hoy en Isnotú
Programación
Para la celebración de los 153 años del nacimiento del venerable doctor JGH, en la mañana a las 10:00, se oficiará una eucaristía, en Isnotú, en el santuario Niño Jesús; luego, a las 4:30 de la tarde, frente al santuario de Isnotú habrá una sesión especial donde el orador de orden será Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje. El acto es organizado por la alcaldía del municipio Rangel, donde estarán presentes otros invitados y autoridades de la Alcaldía. Para el sábado 28 de octubre se tiene prevista una caminata desde la ciudad de Valera hasta Isnotú en conmemoración de este aniversario del nacimiento de JGH

Marianela Mavares | CNP: 6.115 – El deseo de los trujillanos en tener su propio santo, está más cerca; dos casos de milagros en estudio podrían finalmente darle la Beatificación tan esperada a José Gregorio Hernández, conocido en estas tierras como “Mano Goyo”, quien simboliza la advocación de su pueblo regional , además de venezolanos y extranjeros.

Guardando la discreción de los casos, Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje,  Obispo Diocesano de Trujillo, informó que “actualmente hay dos milagros que están siendo examinados  detenidamente; uno en el extranjero, con visos de ser un milagro y reconocido como tal, del cual ya tiene conocimiento la Diócesis de Caracas, y el otro reportado desde la Arquidiócesis de Mérida.

“Nosotros tenemos desconocimiento del tipo de milagro ocurrido, solo sabemos que el proceso marcha bien, es lo único que podemos decir al respecto”-dijo el prelado.

 Adicionó el máximo jerarca de la Iglesia Trujillana, desconocer las características de esos milagros que están en proceso de cara a la Beatificación de JGH , que se requieren según las normas de la Iglesia Católica.

Explicó, que la Arquidiócesis de Mérida lo presentará a la Arquidiócesis de Caracas, la cual tiene su equipo para dicha investigación. La del extranjero igualmente,  debe presentarse en Caracas, luego de verificarse su veracidad y junto al caso de Mérida, serán  enviados a Roma, donde los  examinará otro equipo, quienes determinarán la autenticidad de los milagros, los cuales deben tener una comprobación médica y la certeza de la intervención divina.

Como se desprende de lo explicado, los casos de milagros tienen un protocolo exhaustivo a cumplirse, por lo que  presumimos que Monseñor Azuaje fue muy cauto al dar la información, porque seguramente el vice postulador de la causa, Monseñor Tulio  Ramírez, de la Diócesis de Caracas, será el portavoz o el funcionario eclesiástico autorizado para suministrar este tipo de información.

Salvando la situación, estos casos constituyen una luz en el camino para la esperanza de los trujillanos, quienes anhelan y oran con fervor para que nuestro querido “Mano Goyo” finalmente sea beatificado.

Proceso

Interrogando a  Monseñor Azuaje sobre el proceso, nos citó que  “ con respecto al proceso de canonización de El Venerable José Gregorio Hernández, muy pocos acá en Trujillo tenemos que ver con ese proceso, fuera de lo que podamos aportar como cualquier venezolano con respecto a la realización  de un milagro, que sería como el testimonio de que nos encontramos frente a un santo”.

¿Por qué se encargan en Caracas y no en Trujillo?

-De esos trámites se encarga  la Arquidiócesis de Caracas, porque la mayor parte de la vida de JGH transcurrió allá, sobre todo la parte final, donde ejerció su profesión como médico y allá dio vida, alma y corazón por ella, a la vez que dio testimonio heroico de vida cristiana. Por todo ello, el proceso de seguimiento de toda su vida se lleva en la capital a través del Cardenal Jorge Urosa Savino, quien lo postula como candidato a santo ante la Santa Sede en Roma.

Atributos

Nos recordó Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje,  que JGH  es Venerable, lo que significa que ya tiene virtudes; es decir que es santo para santo, que no nos encontramos ante cualquier personaje mediocre, es un hombre que vivió de forma heroica y cristiana. Significa que tiene un puntaje bastante alto pero falta el milagro que lo impulse a su categoría de Beato. En este sentido, el vicepostulador de la Diócesis de Caracas, Monseñor Tulio  Ramírez, está a cargo para demostrar dicho milagro y así cumplir con el  clamor de los venezolanos.

Un poco de historia

Los venezolanos veneran a JGH por sus virtudes como médico y por su vocación religiosa. Razones por las que, desde hace varios años se le atribuyen varios milagros y curaciones. Tanto es así que en 1949 el Vaticano inicia su investigación y en 1986 le asignan la jerarquía de “Venerable” -uno de los pasos en el proceso de beatificación según los parámetros de la Iglesia Católica-.

Hace 31 años, el papa polaco Juan Pablo II proclamó al Doctor José Gregorio Hernández como Venerable, título que lo coloca en el antepenúltimo escalón en el camino a su canonización por parte de la Iglesia.

A este insigne y ejemplar hombre, nacido el 26 de octubre de 1864 en el pueblo de Isnotú, municipio Rafael Rangel, Trujillo, le son atribuidos númerosos milagros, por lo que es considerado por católicos venezolanos, y hasta fuera del país, como un santo, aun cuando su beatificación está en proceso.

José Gregorio, como familiarmente lo recuerdan los venezolanos, fue “un eminente científico, profesor universitario, además de un culto hombre de inquebrantable fe”, según las palabras del padre Francisco José Virtuoso, ex rector de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab).

Además de su entrega religiosa, José Gregorio es recordado por su bondad, rectitud y humanismo al atender el llamado de cualquier enfermo, así como por sus aportes científicos y conocimientos médicos y docentes.

Justamente al lado de la Iglesia de La Candelaria, Caracas, funciona la oficina de la Causa de Beatificación del Venerable José Gregorio Hernández, la cual reúne los testimonios de quienes aseguran que el doctor obró, en ellos o familiares, un milagro. Los primeros recabados datan del año 1957 y hoy por hoy llegan de distintas partes del país.

En los últimos años se suman más de 40 testimonios de hechos catalogados como milagros: personas que sufrieron accidentes y se recuperaron y otras que padecieron enfermedades y se sanaron.

El Tiempo de Valera
Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »