Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Zulia: En Maracaibo se necesitan al menos 1.000 autobuses Yutong

Zulia: En Maracaibo se necesitan al menos 1.000 autobuses Yutong

Los usuarios pasan hasta 35 minutos en una parada a la espera de unidades de transporte. La situación en las estaciones de servicio, la falta de insumos y repuestos disminuye el servicio público con diciembre en puertas

Luis Miguel vive en Cuatricentenario y trabaja en la avenida 2 de El Milagro. Desde hace dos meses transitar de un lugar a otro y eso representa un riesgo superior que cualquier persona asume al salir de su casa, pues no cuenta con un servicio óptimo de transporte que lo traslade.

En la mañana y en las tardes va como “bandera” en las “chirrinchera” de Socorro. Arriesga su vida para cumplir su responsabilidad y llevar el “pan” en las noches a su hogar. “No hay otra manera. Tengo que ir a trabajar y ya no hay carros y mucho menos autobuses que trasladen a las personas”.

La situación de Luis se repite todos los días y, como él, muchos  marabinos la padecen porque cada vez hay menos carros, buses y microbuses para satisfacer la demanda de los pasajeros. Según estimaciones de la Central Única de Trabajadores del Transporte (CUTT) y de la Central Sindical Noroeste de Transporte, ambas del estado Zulia, la capital requiere entre mil y mil 500 autobuses Yutong para trasladar a los usuarios.

Erasmo Alian, presidente del CUTT, indicó que cerca de 900 mil personas utilizan diariamente el transporte público en la ciudad. Cifra que corroboró Rubén Esis, directivo de los transportistas en el noroeste, quien destacó que un autobús de 34 puestos moviliza 900 personas todos los días.

Sin complemento 

Las cifras aportadas por los gremialistas van en picada debido a la escasez de unidades. Cada día son más largas las colas y de mayor permanencia en las paradas. Entre 25 y 35 minutos puede esperar una persona por un vehículo. Mientras que un cementerio de autobuses rojos reposa en la sede del Metro de Maracaibo y en el sector Mata Clara, vía a Planta C.

Trabajadores del sistema de transporte masivo, quienes por cierto paralizaron sus labores por el supuesto incumplimiento de compromisos laborales de parte de la empresa, informaron que 256 autobuses rojos, como son conocidos por la colectividad zuliana, 227 se encuentran parados por diferentes razones como falta de repuestos. Y estiman que más de la mitad no tiene salvación.

Hasta la semana pasada, de los 29 que aún circulan lo hacen de manera irregular, al menos cuando no los trabajadores no protestan. Además transcendió que el Gobierno nacional envió 10 unidades nuevas, pero su salida no será pronto debido a que deben instalar el sistema de cobro y las calcomanías. Mientras, Luis agarra una “chirrinchera” a la espera del autobús Yuntong de Cuatricentenario.

A todo riesgo

De dos mil 800 carros que representan la actual flota de transporte pública que aun trabaja, aunque de manera interrumpida, el 20 por ciento lo integra vehículos como Wagoneer, “chirrinchera”, camiones 350 y 750, volteo con escaleras y bancos. Esis explica que aunque son vehículos que no cuentan con los permisos de la autoridad correspondiente estos son los que ayudan a la circulación de los usuarios.

En esa misma sintonía se encuentra Alian, quien describe a la situación como anacrónica. “Las chirrincheras se usaban antes para ir a lugares remotos, como la misión de El Tokuko, en la Sierra de Perijá, pero luego abrieron paso a otro tipo de vehículos más aptos, sin embargo, volvieron y ahora son cada vez más comunes en la ciudad”.

Entre las líneas que usan este tipo de vehículos están: Socorro, Las Mercedes, Los Robles, Haticos, La Limpia, Paseo-El Marite, Los Lirios, Palo Negro, El Mamón, Curva-Mercamara, Villa Baralt y La Rotaria.

Según Esis, quienes conducen estos vehículos, aunque no cuentan con los permisos, se organizaron junto a las líneas establecidas en el noroeste de Maracaibo. En casco central no ocurre lo mismo los choferes pueden cobrar entre mil 500 y dos mil bolívares por un recorrido de 11 kilómetros como lo representa específicamente la línea Socorro.

Alian recuerda que estos vehículos no son seguros, pues incumplen las normas de seguridad de la ley de Tránsito y Transporte Terrestre y las normas Covenin. “Ni las camionetas vans están autorizadas por este la normativa vigente en Venezuela”.

Por eso cada vez que Luis y todas las personas como él suben a una “chirrinchera” u otro similar, lo hace bajo su propio riesgo porque saben que irán hacinados o peor aún afuera del propio vehículo de donde puede caer y cuando este circula, a un costo superior a los establecido por el municipio.

Sin soluciones 

Lo peor es que a corto plazo no se ven soluciones prácticas al problema del transporte público en la urbe zuliana. A mediados del año los choferes paralizaron sus actividades durante 12 horas para llamar la atención sobre la crítica situación que atraviesan.

Alian advierte sobre el problema que para finales de año no habrá transporte porque ninguna instancia de Gobierno ofrece soluciones al problema. “La Alcaldía, la Gobernación y el Ejecutivo nacional deben sentarse para solucionar este problema debido a que estamos en cuidados intensivos. El transporte público es un servicio esencial para el país porque somos quienes llevamos a los trabajadores de su casa al trabajo y viceversa”.

Para el gremialista del noroeste, la solución activación de megajornadas de Socorro que bajen el costo de los insumos para que ayuden a la flota, porque los precios de mantenimiento no son rentables para mantener una tarifa regulada.

La Verdad

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »