Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Guillermo García N.: Swap de oro no era la mejor alternativa

Guillermo García N.: Swap de oro no era la mejor alternativa

El Banco Central de Venezuela empeñó oro de las reservas internacionales por 1.7 millardo de dólares. La operación se realizó a través de un swap con el Deutsche Bank. La operación implicó un canje de una parte de las reservas internacionales en oro ubicadas en el Reino Unido, Banco de Inglaterra, y que no fueron enviadas a Venezuela. La operación comprendió un “swap”, o contrato de canje, por 1,4 millones de onzas troy de oro. Un “swap” de oro, es un intercambio de oro por efectivo, con el compromiso de que al término del contrato el BCV recompre el oro cedido en garantía.

¿Cómo estaría planteada la operación?

Son pocos los detalles que se conocen de la operación de canje, no obstante se podría inferir, tomando como referencia operaciones de este tipo en el mercado de valores; que muy probablemente Deutsche Bank estableció como esquema una cuenta (Marging call account). Durante la vigencia del contrato Deutsche constituye una cuenta llamada “de margen”, en la que el BCV se compromete a depositar una mayor cantidad de oro o efectivo en el caso de que el precio del oro caiga por debajo del porcentaje establecido para cobertura (ej. un 10%), lo que indica que el banco toma la precaución de que si se produce una baja del precio estará cubierto y el riesgo lo asumiría Venezuela; o en el caso de que el precio suba, Deutsche depositará dólares cuando la cotización del oro aumente. Adicionalmente, Deutsche cobrará una tasa de interés por el tiempo del contrato (años), por el monto de capital prestado (US$ 1.2 mil millones). La tasa de interés regularmente es la tasa Libor BBA + Puntos Básicos que se establezcan, lo que podría estar llevando la tasa a un 8% anual en el mejor escenario.

¿Fue el “swap” la mejor opción?

En mi opinión existen otras alternativas más sofisticadas y menos costosas que el propio BCV podría haber utilizado para estructurar este tipo de operación. Y es la utilización de instrumentos derivados del mercado de “Opciones”. La operación que se plantearía sería la compra de un “Call Option at-the-money”.

Una opción financiera es un instrumento financiero derivado que se establece en un contrato que da a su comprador el derecho, pero no la obligación, a comprar o vender bienes o valores (el activo subyacente, que pueden ser: oro, acciones, bonos, índices bursátiles, etc.) a un precio predeterminado (strike o precio de ejercicio), hasta una fecha concreta (vencimiento). Existen dos tipos de opciones: call (opción de compra) y put (opción de venta). Una opción está at-the-money si su precio de ejercicio (strike price), es decir, el precio que el poseedor debe pagar para ejercer su derecho, es el mismo que el precio del subyacente (oro) sobre el que la opción está basada. Una opción call da a su comprador el derecho -pero no la obligación- a comprar un activo subyacente a un precio predeterminado en una fecha concreta. El vendedor de la opción call tiene la obligación de vender el activo en el caso de que el comprador ejerza el derecho a comprar.

Beneficios  de la compra del Call option at -the-money

Se puede comprar el oro a un precio fijo en el futuro. Este precio (precio de ejercicio) lo fija el comprador.

Todo lo que el oro suba en la Bolsa por encima de dicho precio de ejercicio, menos el precio pagado por la prima, son ganancias (el diferencial de precio entre la opción y el precio de mercado, menos lo que pagó el BCV al vendedor por la “prima”, es la utilidad).

Si el precio del oro cae por debajo del precio de ejercicio, las pérdidas son limitadas y conocidas: son exactamente igual al precio pagado por la opción, es decir, la prima, que en este caso será menor al pago de intereses que debe cancelar la República por los intereses del préstamo si utilizara la figura del “swap” de oro. Y lo que es más importante, con la utilización del derivado de Call Option se elimina el riesgo de baja en el precio del oro durante la vigencia del contrato y, por ende, tener que cubrir la diferencia de precios en la cuenta margen que si se establece con el “swap” de oro.

Por ello, el BCV y el Ejecutivo Nacional deberían evaluar este planteamiento dentro de los esquemas de instrumentos disponibles para la obtención de recursos líquidos a través del uso de las reservas de oro del país, en caso de que se planteen operaciones futuras. Esto que acaba de leer lo escribí y recomendé el 03 de mayo de 2015. De haber utilizado el call option, el BCV no solo se hubiese protegido de la fluctuación de precios del mercado del oro , sino que hubiese obtenido ganancias, ya que el precio del oro hace 2 años era más bajo que su precio actualmente. Esta semana, el BCV incumplió con la recompra del oro cedido en garantía al Deutsche Bank, por lo que el banco ejecutará la garantía del préstamo y devolverá solo 400 millones al BCV por diferencial entre el total del préstamo US$ 1.2 00 mm y el precio del oro en garantía (US $1.700 millones).

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »