Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Jesús Najib Pastrán: Desenlace en Tempestades.

Jesús Najib Pastrán: Desenlace en Tempestades.

El 2018 de Venezuela viene marcado por la incertidumbre socioeconómica de una GUERRA ECONÓMICA desatada por las fuerzas imperiales del Capital y las fuerzas del anti-comunismo internacional, que ya ha logrado que para los millones de venezolanos, ante una guerra económica tan despiadada, el problema a resolver se les reduce a las urgencias de subsistencia inmediata cotidiana, ante una situación de ASFIXIA ECONÓMICA NACIONAL que nos trae consigo el Agravamiento del corte de aprovisionamiento importador de los alimentos, medicinas y demás bienes de consumo nacional, con una incontenible avalancha “hiperinflacionaria” con devaluación y pérdida del poder adquisitivo de los salarios.

Las fuerzas reaccionarias antigubernamentales del Capital Imperial resteadas en el Plan de Derrocamiento antigubernamental, no dan visos de pausas ni repliegues, más avanzan no obstante el serio malestar de División de las Fuerzas Opositoras antigubernamentales venezolanas y las facciones Golpistas de la Ultraderecha antinacional venezolana, que se disputan si aceptan o rechazan el juego electoral gubernamental Constitucional que tendría que organizarse en el marco de una negociación que garantice la cohabitación futura y mecanismos de convivencia¸ y en contrapartida se observa el elemental sostenimiento del régimen Constitucional liderado por el Chavismo y que Nicolás Maduro, pese a la turbulencia y el grave deterioro en las Finanzas Nacionales venezolanas, avanzó en la defensiva, reforzado por el aporte asertivo de la elección y puesta en marcha de la Asamblea Nacional Constituyente y el arrinconamiento político con sabor a debilidades de sus rivales opositores vernáculos.

No hay dudas acerca de la gravedad de la situación venezolana, registrada con una inflación diabólicamente construida de más del 2 MIL POR CIENTO en los últimos 3 años, en una crisis agudizada por un período severo de caída de los precios internacionales del petróleo, única fuente mono-generadora de la riqueza venezolana.

Este fenómeno ahora denominado: HIPER.INFLACIÓN hace estragos en el salario venezolano, a través de un sistema diabólico de PRECIOS. En noviembre: el Precio de la Canasta Básica fue ubicada muy por encima de los 3 MILLONES DE BOLÍVARES, cifras que lucen objetivamente EXTRATERRESTRES para cualquier asalariado venezolano, cuya tabla de salarios difícilmente alcanza un millón de bolívares mensuales.

Ya no hay “Canasta”, ya no hay “Mercado” familiar. Con un sueldo trabajador venezolano generalizado que ronda en los 700 Mil Bolívares al mes, no es posible hallar proporción para adquirir la provisión alimentaria del día para una familia de cuatro miembros. Para adquirir esa llamada “canasta básica familiar” por mes, que incluye otros bienes aparte de alimentos, se necesita muy por encima de los 5 Millones de Bolívares al mes.

Estamos ante una economía obstruida, manejada y manipulada maliciosamente por mafias comerciales de Distribución y Compra-Ventas que conspiran, que sabotean , juegan A LA ASFIXIA ECONÓMICA y con movimientos negativos inducidos empujan a situaciones de CONTRACCIÓN ECONÓMICA reforzado con tácticas y estrategias de Asedio Político de los Estados Unidos de América (EE.U) y la Unión Europea (UE) y acoso de las cúpulas gubernamentales de la ultraderecha latinoamericana que utilizan a la OEA como herramienta de ataque injerencista.

En este panorama, las partes en conflicto inician un DIÁLOGO con intenciones de NEGOCIACIÓN Y ACUERDOS…, que se espera que sea organizado en el marco de una negociación que garantice la cohabitación futura y los mecanismos de convivencia necesarios. La oposición ha pedido garantías para los comicios Presidenciales de 2018, como modificar al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que deje de estar bajo mando oficialista y les garantice lo que ellos llaman “garantías electorales” para ellos. El Chavismo gubernamental exige que se levante y cese el Bloqueo Económico y las Sanciones Comerciales. Mientras el sistema financiero internacional ha venido propiciando un esquema de Bloqueo hacia las operaciones financieras de Venezuela; limitando el accionar de múltiples instituciones nacionales, públicas y privadas, para ejecutar pagos a proveedores, recibir pagos, ejecutar transacciones, administrar carteras de inversión, cumplir obligaciones financieras y acceder a fuentes de financiamientos internacionales. Se han producido Bloqueos para pago de alimentos y bienes básicos. Se ejecutan -con hostil disfrute- devoluciones de tantas operaciones de pago por tantos millones de dólares en Alimentos porque Bancos intermediarios de proveedores no quieren aceptar recursos desde Venezuela. Situaciones parecidas han ocurrido en compras a Medicamentos (antibióticos, insulina, fármacos contra la malaria y el paludismo), semillas, transporte de deportistas venezolanos, inclusive empresas de Comunicación impedidas económicamente.

La evolución del tipo de Cambio ilegal “paralelo” no tiene ningún “paralelismo” con ninguna variable macroeconómica internacional establecida. El Valor maliciosamente impuesto de este tipo de Cambio se ha multiplicado EN MIL POR CIENTO hasta la actualidad; mientras se practica una guerra silenciosa contra el PAPEL MONEDA Y BILLETES venezolanos que amenaza y camina hacia la generación del caos económico; la cantidad de Liquidez Monetaria y el tipo de Cambio implícito se sigue multiplicando maliciosamente. Ni siquiera la ortodoxia neoclásica del Capitalismo sirve para explicar el comportamiento de esta arma política de destrucción económica, utilizada para inducir un aumento desmedido de una supuesta “inflación”, que intenta hacer llegar al país al hundimiento y parálisis económica desde una gran DEPRESIÓN ECONÓMICA, sin precedentes en el mundo.

Los cuatro años de gestión del Presidente Maduro han sido de ataque económico y recesión. Se empuja hacia la CONTRACCIÓN ECONÓMICA y nada indica razones de mejoría. Se trata de una guerra cuyo objetivo es acelerar la caída del consumo desde el empuje de UNA GUERRA HIPER.INFLACIONARIA a un ritmo escandaloso. Estamos en un ciclo recesivo. En un proceso económico que evidencia ser como lo peor, más largo y complejo de las experiencias latinoamericanas cuyo desenlace planificado apunta hacia el CRAK ECONÓMICO. No solo es que la población no ha de tener dinero, sino que no tendrá nada que comprar para llevar a su hogar.

Según este formato de DERROCAMIENTO ANTIGUBERNAMENTAL, el año 2018 comenzará con abastos y supermercados completamente “desabastecidos”, con tiendas de ropa y calzado también completamente “desabastecidas” como consecuencia de la aplicación de las estrategias POR LA ASFIXIA ECONÓMICA NACIONAL… En las predicciones de la oligarquía comercial opositora: ya no será relevante si se puede o no adquirir las cosas, sino que simple y llanamente no habrá nada que comprar.

Las mafias de la Oligarquía Comercial radicalmente resteadas con el Plan de Asfixia Económica Nacional antigubernamental, cuentan en sus logros próximos el inicio de las acciones e intentos de saqueo a comercios, expresión de ese nivel de desesperación a que la gente se pueda ver estimulado y arrastren al proceso económico venezolano hacia escenarios cada vez más ignorados y nunca visto: EL CRAK ECONÓMICO. Venezuela espera UN ACUERDO DE SALVACIÓN NACIONAL. Que traiga la estabilidad. Inventamos o erramos.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »