Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Trujillo: Escasez de lubricantes paraliza parque automotor

Trujillo: Escasez de lubricantes paraliza parque automotor

Anteriormente el consumidor tenía la opción de adquirir a precios económicos la marca de su preferencia en las estaciones de servicio y en los pequeños distribuidores pero ahora hay que desembolsar elevadas sumas para poder comprar los aceites de mayor demanda como el 20-50 ó 15-40

En el estado Trujillo conseguir aceites para motores y para cajas hidromáticas constituye una verdadera odisea   ya que además de la aguda escasez en los últimos meses tanto en las estaciones de servicio como en comercios, los altos costos en el llamado mercado negro hacen cada vez más cuesta arriba la adquisición de estos productos que mueven el transporte en sus diversas modalidades.

La falta de lubricantes  en la región en los últimos meses es de tal gravedad que para poder comprar un aceite tipo 2050 o 1540 en los comercios informales y en el mercado secundario se deben cancelar montos que oscilan entre Bs. 600 y 800 mil.

La escasa oferta del producto y los elevados precios son de tal magnitud que ni siquiera el de cuatro tiempos que usan las motos se consigue lo que ha llevado a los motorizados a utilizar aceite de carro para surtir sus motocicletas lo que podría devenir en  daños irreversibles.

Los lubricantes de mayor consumo como 20-50, el mineral sintético y semi sintético, han desaparecido definitivamente de los anaqueles desde octubre del año pasado cuando los fabricantes dejaron de surtir a los grandes distribuidores.

Empresas privadas que fabrican marcas como Sky e Incaoil dependen del suministro de la base que se extrae en el proceso de refinación del petróleo por parte de la estatal Pdvsa que ejerce el monopolio en la materia.

Según lo establecido por el Ministerio de Energía y Minas, únicamente pueden comercializar estos productos vendedores autorizados, solo que en la región se ha vuelto común que los usuarios adquieran lubricantes en el mercado negro y debido a las dificultades muchos se han visto en la necesidad de comprar aceite usado reciclado, con el riesgo que esto implica para los motores.

A viva voz

Aunque los grandes distribuidores de productos lubricantes para vehículos aun no regresan de su periodo vacacional, consultamos la opinión de algunos vendedores que reconocieron dificultades a la hora se der surtidos.

Yaritza Castellanos, propietaria de un punto de servicio de cambio de lubricantes del sector La Marchantica estima que los despachos de los distribuidores comenzarán a llegar después del 15 de enero y en cuanto a las causas de la escasez reveló que una de las razones de los fabricantes es la falta de aditivos importados. Estimo nuestra entrevistada que el despacho que espera seguramente vendrá a precios distintos a los que se han manejado hasta el año pasado.

Por su parte Alexander Viloria, quien vende este tipo de productos en la urbanización San Rafael, comentó que una de los inconvenientes que padecen los conductores es que los grandes distribuidores con la justificación de retrasos en los despachos de las fábricas, solo vienen suministrando lubricantes 5w50 y 5w40 para carros nuevos mientras que los de mayor demanda con el 20-50 que usan los vehículos con mayor uso, no se consiguen.

Otro de los entrevistados, Ramón Pacheco, vendedor de este rubro en la urbanización La Beatriz,  dijo que desde hace dos años los grandes distribuidores no le despachan a los pequeños comerciantes  lubricantes que antes los podíamos adquirir hasta en pipa y otras presentaciones

Opción riesgosa

Debido a las dificultades para encontrar marcas originales, algunos conductores han optado por adquirir aceite reciclado o “quemado” producto del cambio que realizan en los puntos de Autolavado, el cual  se puede conseguir por un precio de 70 y hasta 80 mil bolívares.

Sin embargo esto representa un grave riesgo para los motores, ya que este producto contiene pequeñas partículas de hierro que se han desprendido de los motores que a la larga dañan las piezas internas. En ese sentido el vendedor Enfri Boscán admite que estos aceites reciclados ya han cumplido su ciclo al perder los componentes aspersantes y penetrantes del producto original. “Cuando no hay el aceite tipo 20-50 usan el 5-30 mezclado con valbulina 80-90 con el fin de darle la viscosidad requerida”, agregó Boscán adicionando que para sustituir el aceite hidromático algunos optan por el Hidrolux 68, un producto utilizado en maquinaria pesada, tales como retroexcavadoras y tractores.

La escasez de lubricantes, refrigerantes, hidráulicos y filtros para vehículos podría llevar de un momento a otro a la paralización del parque automotor algo que parece insólito por ser Venezuela un país con las mayores reservas petroleras del mundo.

El Tiempo de Valera

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »