Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Agustín Blanco Muñoz: 60 años de masacres

Agustín Blanco Muñoz: 60 años de masacres

Se cumplen 60 años del 23E-1958 y de la supuesta implantación de una democracia y libertad que da pasó a lo que se conoce como “revolución bolivariana y socialista del siglo XXI”. Un período en el cual se proclama permanentemente el rechazo a los procedimientos de terror, crímenes o masacres propios de las dictaduras.

Pero la realidad es otra. Los derechos humanos, las libertades, el cese de la censura, la represión, la persecución, la tortura, las ejecuciones, las masacres, se han mantenido en mayor o menor medida, pero conservando su esencia de degeneración y perversión.

¿En qué consiste entonces la democracia o la revolución democrática que se pregonan en cuanto a Estado de Derecho y respeto a las instituciones, las leyes y la vida? El 04Oct-1959 se comenzó a disparar al colectivo-pueblo. En la plaza La Concordia caen los primeros muertos por razones políticas y, con la lucha armada de los 60 y sus secuelas hasta los 80, se llegará al registro de unos 5.000 muertos. Y todo por luchar contra la inestabilidad promovida por la disidencia-oposición.

Y ese mantenimiento del orden pasa por arbitrariedades que se expresan en desaparecidos, exterminios, pozos de la muerte, masacres políticas, carcelarias, secuestros, negación del debido proceso. A este cuadro de inseguridad político-jurídico-institucional se suma la cotidiana.

En este contexto se inscribe lo del 15E-18 en El Junquito (que comenzará a debatir la CPTamayo este lunes 22 en Sala E / UCV/4pm). El 28/12/17, Nicolás Maduro ordena al aparato represivo “eficacia y velocidad para capturar y desmantelar la célula terrorista” que secuestró un helicóptero el 27/06/17 y asaltó un puesto de la GNB en Miranda el 18/12/17. Una célula con publicidad, pero con un plan de acción ingenuo, voluntarista y escasa ascendencia política.

Pero la orden de Maduro termina en un escenario de muchas interrogantes: ¿Cómo explicar que un alto contingente militar-policial no pueda neutralizar y capturar un debilitado grupo de 7 a 12 personas? ¿Se actuó con un plan de captura o desde un inicio se quiso ir más allá? ¿Por qué el uso desmedido de las armas?

¿Por qué el Min-Interior refiere dos bajas oficialistas e ignora al colectivo-policía Heyker Vásquez? ¿Se tuvo la idea de producir otro espejo para opositores y “terroristas”, Sancho, ¿Y hasta cuándo la historia de masacrados y masacrantes?

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »