Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Abraham  Gómez: En los albores de un  nuevo amanecer democrático.

Abraham  Gómez: En los albores de un  nuevo amanecer democrático.

Ha habido una tradicional manera de resumir la esencia de la Democracia, casi que exclusivamente en la posibilidad de participar en eventos comiciales y  en el sufragio.

No digamos que es una apreciación desacertada del todo; pero, los contenidos y alcances de la Democracia van mucho más allá.

Al instaurarse la Democracia, en una Nación, en tanto sistema de libertades; respetuoso de los Derechos Humanos, cuya perspectiva persigue la calidad de vida de su ciudadanía, a partir  de allí  La Democracia, en sí misma,  crece  y se vigoriza en la conciencia societal.

Dicho de otra manera, la gente sale a la calle y se parte el pecho por su Democracia; la defiende con ímpetu ante tantas acechanzas. Porque, la Democracia  deja de ser una vocinglería de los políticos, y se hace factor constitutivo de la filosofía y en  el modo de ser de los verdaderos demócratas.

Bastantes sátrapas en el mundo se han valido de los instrumentos que ofrece la Democracia para reptar hacia posiciones  de Poder.

Hay enjundiosos registros documentales socios históricos que dejan constancia que la mayoría de los regímenes totalitarios, las más cruentas dictaduras, se iniciaron mediante el voto popular.

Con bastante orgullo estamos celebrando el sexagésimo aniversario de una gesta hermosa: Reconquista de la Democracia Venezolana; fruto de los sacrificios y  esfuerzos de todo un país decidido a quitarse de encima el yugo de la desesperanza. El derrocamiento de una dictadura militarista y sanguinaria, para que renaciera nuestra Democracia.

Democracia que fue posible reasumirla en Venezuela porque una nación, imbricada en  un solo propósito de sus hijos, decidió dar al traste con tanto oprobio.

Siempre  ha sido el “23 de Enero” un fervoroso aliciente histórico del pueblo venezolano, que en esta hora aciaga sufre las atrocidades de una neo dictadura, de calaña militarista.

Insuflemos nuestras  inmensas esperanzas, por cuanto pronto visualizaremos y nos abrazaremos en  los albores de un  espléndido amanecer democrático venezolana.

Democracia nuestra, suficientemente merecida.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »