Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Colombia comenzó a deportar venezolanos que acampan en Cúcuta

Colombia comenzó a deportar venezolanos que acampan en Cúcuta

Inmigrantes venezolanos sin medios y sin techo en Cúcuta, Colombia.

Las autoridades comenzaron la deportación de 130 venezolanos que acampaban desde hacía seis meses en un polideportivo de Cúcuta, en donde crece ocupación de parques, plazas, terminales y polideportivos, a la intemperie.

Personal de Migración Colombia, la Alcaldía de Cúcuta y la Policía Nacional adelantan el dispositivo en el barrio Sevilla, en donde permanecían 900 venezolanos.

La acción busca deportar a quienes se encuentran de manera ilegal en el país y ayudar a los que cuentan con la documentación necesaria y desean salir de Cúcuta hacia otras ciudades o países.

“La Secretaría de Seguridad Ciudadana acompaña la salida del primer grupo de 36 personas venezolanas, a quienes se les brinda ayuda en movilidad con destino a Ipiales, en la frontera con Ecuador, como fue el compromiso asumido. Allí cruzarán la frontera para seguir su trayecto”, indicó la Alcaldía en Twitter.

El pasado 22 de enero, los habitantes del barrio Sevilla iniciaron una protesta masiva, que incluyó el bloqueo de vías, por la llegada de aproximadamente 900 venezolanos a esa parte de la ciudad.

Según los pobladores, los venezolanos instalaron campamentos en el polideportivo de la zona al que, incluso, bautizaron como “Hotel Caracas”.

Violentos atacaron el lugar

La Policía colombiana confirmó que capturó a tres jóvenes que lanzaron bombas incendiarias contra el predio contiguo en el que los venezolanos acampaban para obligarlos a abandonar el lugar.

El alcalde Cúcuta, César Rojas, quien dio plazo a los venezolanos hasta hoy para que se retiraran, explicó a periodistas que “posterior a la salida voluntaria de los escenarios deportivos del barrio Sevilla, se inició la recuperación, mantenimiento y limpieza de la zona”.

El pasado 19 de enero, Migración Colombia informó que el flujo migratorio de venezolanos se incrementó en un 110 % en 2017. Según un estudio, más de 35.000 venezolanos entran a Colombia diariamente para huir de la crisis política, económica y social que afecta a su país.

JOV (efe, laopinión) / DW

Desalojan a venezolanos de la cancha de Sevilla

Desde las 6:00 de la mañana de este miércoles, una comisión integrada por diferentes instituciones del Estado comenzó el desalojo de los inmigrantes venezolanos que quedaban en la cancha del barrio Sevilla, luego de que el lunes los vecinos y el alcalde de Cúcuta César Rojas acordaron que a las 8:00 am de este día el espacio deportivo debería quedar totalmente desocupado.

Funcionarios de Migración Colombia, del Gobierno local, de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), Policía Militar, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Fiscalía, entre otros entes, se sumaron al operativo.

Por parte de Migración se conoció que no habrá deportaciones, a menos que los ciudadanos presenten antecedentes o estén violando las leyes del país. Además, les brindarán asesoría sobre los pasos que deben hacer para estar legamente en territorio nacional y del funcionamiento de la Tarjeta de Migración Fronteriza (TMF).

Los inmigrantes fueron transportados en varios camiones hacía la sede de Migración en el Puente Internacional Simón Bolívar, que comunica a Villa del Rosario a con Táchira, Venezuela.

 

Los extranjeros que tienen sus papeles en regla serán llevados a un hotel, para luego ser enviados a Ipiales y después llegarán, se presume, a Ecuador.

Las protesta de los habitantes de esto barrio realizada el lunes fue el detonante para que la administración gubernamental tomara medidas. Durante la manifestación los ánimos se caldearon, pues argumentaron estar cansados del aumento de los problemas de inseguridad, la suciedad y de la alteración del orden público y que además no podían hacer deporte.

Incluso, denunciaron que extranjeros cobraban por el uso del escenario. Desde ese día, los venezolanos empezaron a abandonar el lugar y este miércoles quedaban unos 50. Vale recordar que la noche del lunes, según la Policía, un grupo de 80 jóvenes quisieron entrar a la cancha y enfrentarse a los foráneos.

La reacción inmediata del Esmad impidió que la situación se agravara. Minutos antes, fueron lanzadas dos bombas molotov a quienes pernoctaban en el espacio público. Afortunadamente, no hubo lesionados. Esta acción fue rechazada por la Mecuc y las demás autoridades, pues “son seres humanos a quienes se les deben respetar sus derechos”.

La Opinión de Cúcuta

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »