Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Hugo Hernández Raffalli: La recuperación de PDVSA y el decreto presidencial

Hugo Hernández Raffalli: La recuperación de PDVSA y el decreto presidencial

El decreto presidencial era un instrumento fundamental para lograr la recuperación de la producción. Con ello, se dinamiza y se acortan los procesos engorrosos y burocráticos dentro de Pdvsa.

En el marco de la emergencia económica entró en vigencia el decreto presidencial  3.368 de fecha 12 de abril, que dispone un régimen especial de carácter transitorio y de medidas administrativas que contribuyan con las capacidades productivas de la industria petrolera nacional Pdvsa.

Los alcances del decreto presidencial, plantea el acompañamiento de la Contraloría General de la República, para vigilar que se cumplan con la transparencia de los procesos y acciones que se deban realizar en el marco del reimpulso y transformación de Pdvsa.

El Decreto con rango de ley tiene como objetivo reorganizar las operaciones petroleras y minimizar el burocratismo dentro de Pdvsa y sus empresas mixtas, con la finalidad de recuperar las capacidades de producción de crudo.

El decreto presidencial era un instrumento fundamental para lograr la recuperación de la producción. Con ello, se dinamiza y se acortan los procesos engorrosos y burocráticos dentro de Pdvsa.  Dentro del marco de la transparencia.

Hoy en día la producción de Pdvsa esta rondando los 1.6 millones de barriles diarios. Hay una producción diferida de cerca de 600.000 bpd, que podrían ser recuperados con una inmediata acción de contratación y de puesta en marcha del programa y estrategia de ejecución. Adicionalmente, hay cerca de 1 millón de barriles diarios que se han dejado de producir, en buena parte por falta de inversiones en las aéreas medulares, así como en la infraestructura que debe soportar la explotación de los hidrocarburos.  Tanto en el subsuelo como en superficie, es necesario rescatar los activos que posee la industria. Todo lo atinente a la transportación del crudo y de los productos.

Los Mejoradores instalados, necesarios para el procesamiento del petróleo. Las instalaciones de almacenamiento, transporte y embarque del mismo para su envió a los mercados internacionales. En fin, todas y cada una de las actividades medulares de nuestra Industria petrolera nacional.

Ahora bien, si bien es cierto que, gracias a Dios, se ha elaborado el Decreto Presidencial, no es menos cierto que las personas que dirigen la Corporación deben tomar decisiones ágiles, oportunas, transparentes y de gran impacto en la recuperación de la producción. Para ello, es necesario reordenar y adecuar el personal requerido para tales  acciones. Pdvsa tiene en su seno muchas personas competentes y con experiencia para llevar a cabo la acción de rescate de la producción. Este aspecto es fundamental. Evitar la burocracia y  la falta de decisión.

Estamos en una emergencia nacional. Cada día que pasa, se están dejando de producir barriles de petróleo que bien sirven para que Venezuela tenga mejores ingresos para atender las necesidades básicas de la población.

La empresa privada comprometida con el país ha estado demostrando su disposición y capacidad para respaldar a Pdvsa en su estrategia de recuperación de la producción. Se han presentado proyectos  concretos de subsuelo, de infraestructura, de ingeniería, procura y construcción de facilidades, para atender nuevas inversiones como aquellas de operación y mantenimiento de instalaciones ya existentes.

Los proyectos para la recuperación de la producción traerán consigo financiamientos de entidades internacionales que han mostrado interés  en financiar  a Pdvsa y las empresas privadas nacionales en el área energética.

La otra fuente de financiamiento que tiene Pdvsa a la mano son las propias empresas mixtas. Muchos de sus socios estarían interesados en recuperar la producción y estabilizarla.  Se espera para el año 2018 que nuestra producción se consolide en 1.7 millones de barriles diarios y para los años 2019 al 2022, garantizar una producción de 2.8 millones de barriles diarios, con la esperanza de llegar a los 3.5 MB para el año 2023.

Algunos y no todos los socios de Pdvsa en las empresas mixtas, están dispuestos a invertir y apostar por la recuperación de la producción. Aquellos socios que no hayan cumplido con los compromisos de inversiones y de producción deben ser sustituidos por otros que están dispuestos a invertir en materia de hidrocarburos.

Las actuales autoridades de Pdvsa en cabeza del Mayor General Manuel Quevedo, tienen clara la situación. El decreto presidencial busca dinamizar nuestra industria petrolera y ponerla a tono con las circunstancias que vive nuestro país. La conjugación de varios factores hará posible  la recuperación de la producción y de la propia empresa.

Hemos señalado en varios de nuestros artículos anteriores, la necesidad de redimensionar a Pdvsa para dedicarla a su labor fundamental de explotación y producción de nuestros hidrocarburos, sin desmérito de las otras actividades que realizar, sobre todo de los aportes que se realizan en el área social, apalancando las grandes Misiones Sociales.

Pdvsa se recuperará y todo será para el bien de nuestra querida Venezuela, que ha sido golpeada por las grandes potencias mundiales. El objetivo central es y será el petróleo y nuestras riquezas naturales.

Defendamos a nuestra Industria Petrolera. Es defender a nuestra Venezuela, para el bien de nuestros hijos y nietos. De ella dependeremos por muchos años. Mantengamos nuestra independencia y soberanía.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »