Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Eduardo Semtei: La breve historia de Tequeño Crudo

Eduardo Semtei: La breve historia de Tequeño Crudo

Juan Pablo Guanipa es conocido por propios y extraños como “Tequeño Crudo”. Un apodo que curiosamente lo llena de orgullo.  Hasta para los maracuchos es un nombre raro. Tequeño es religioso. Muy religioso. Tequeño es del Opus Dei.  Ser o no ser religioso no es el principal aspecto que define la personalidad del ser humano. La religión ha existido a lo largo de la humanidad. Desde el dios Sol hasta Ellegguà. Nada de que asombrarse.

Tequeño lleva en su cartera una fotografía, emisión oficial del Opus Dei, de Josemaría Escrivá de Balaguer. Tequeño asegura que fue el mismísimo sacerdote Escrivá quien se le hizo presente, se le materializó, para aconsejarle que no se juramentara ante la asamblea nacional constituyente, aunque con esa decisión se perdiera la Gobernación del Zulia que tanto costó rescatarla de las manos del comunismo pecador, una de las principales del país.

Tequeño para nada consultó al resto de los partidos que votaron por él. Tequeño solo oyó la voz divina. Don Crudo, de esa manera, sacrificó los votos de UNT, el primer contribuyente al triunfo de Tequeño y unos poquitos de Avanzada. Bueno, en cosas del Cielo no hay que entrometerse.  A Maduro se le materializó Chávez en forma de pajarito. Tequeño nunca ha dicho en qué forma se le presentó el sacerdote Escrivá.

Su hermano Tomás conocido con el remoquete de “Old Lady Ass” también es del Opus Dei.  A diferencia de Tequeño, Tomás se vino a Caracas a gerenciar Primero Justicia. Old Lady sacrificó a sus hijos en la mudanza a Caracas, no los pudo inscribir en el Colegio Los Arcos, la cuna gloriosa de los miembros del Opus Dei caraqueño. Bola negra para Tomás. ¡Ay! pero Tequeño no se atrevió a mudarse en esas condiciones tan severas que significaba que sus hijos no pudieran entrar a Los Arcos. Y eso conllevaba a que tampoco entrarían sus párvulos en la Universidad Monteávila, tránsito bendito del opusdeidismo venezolano.

Tequeño es muy religioso, no dice vulgaridades excepto contra Henri Falcón. Y son ofensas feas. Son pecados, pecados mortales. Tequeño sueña con la muerte de Falcón y prometió que lucharía con todas sus fuerzas espirituales y materiales para que Falcón desapareciera del mapa. En eso Tequeño es un ángel del infierno. Míster Crudo está cometiendo sacrilegios contra la Unidad, contra Falcón, contra Venezuela. Míster Crudo dice tener una conexión directa con el Cielo y desde allí oye la voz divina que lo va guiando por los senderos de la tierra y la política. Se trasmuta en un verdadero y divino Homo politicus. Míster Crudo reparte imprecaciones especialmente contra el yaracuyano, hoy candidato a presidente.  Tequeño cree que Falcón es un enviado diabólico de Chávez y alza la espada de San Miguel Arcángel para combatirlo. Míster Crudo siempre soñó con ser un cruzado y despanzar a los pecadores como Falcón.  Quiere eviscerar a los de Avanzada Progresista.

Tequeño sueña haber vivido en Europa entre los años 1100 y 1300. Esos 200 años de muerte, persecución, odio y tortura contra los paganos, musulmanes, pecadores y avanzadoprogresistas. Así piensa Tequeño, que cumple con los sagrados principios del Opus Dei. Pero afortunadamente las cruzadas no volverán, dijo el papa Juan Pablo II en el año 2000. Así que Tequeño se quedará con las ganas de “hoguerear” a Falcón.

Para fortuna de los Guanipa y sus parecidos, Falcón ha prometido llamarlos a gobernar. Falcón es creyente de un gobierno de salvación y de Unidad Nacional y tanto Tequeño Crudo como Old Lady Ass tendrán cabida en esta verdadera cruzada para rescatar a Venezuela. Los Guanipa también hacen falta, aunque vivan en pecado mortal. Y además Falcón es un cristiano temeroso de Dios como millones de venezolanos, y fue un gobernante respetuoso y solidario con la iglesia cristiana y apostólica venezolana. Escoger entre Tequeño Crudo y Henri Falcón no es tan difícil. Tequeño quiere escachapar a Falcón. Falcón quiere que los Guanipa entren al gobierno. ¿Cuál es su decisión, amigo lector? Dígalo por favor el 20 de mayo.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »