Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > La resaca de la SUNDDE 7 días de cola llevan conductores de Maturín para comprar una batería

La resaca de la SUNDDE 7 días de cola llevan conductores de Maturín para comprar una batería

Usuarios cerraron la avenida Orinoco en demanda de la venta de baterías. Para adquirir un acumulador de 1.100 amperios deben llevar dos de menor amperaje para el canje.

Maturín.- Han pasado ocho días desde que la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) ordenó bajar los precios de la baterías en 45 sedes de la Duncan en el país y en Maturín hay 150 personas que no han podido comprar una desde ese entonces.

El grupo se mantiene en una cola desde el pasado miércoles 18 de abril, pero no frente a la sede de la distribuidora en la avenida Orinoco, en la capital de Monagas,  sino en la plazoleta del Cementerio Juan Luciani, ubicada a dos cuadras. Los conductores se cansaron de esperar por la venta de las baterías este martes y decidieron cerrar de manera pacífica la vía por segunda vez en esta semana.

Osmel Cifuentes tiene siete noches durmiendo mal en el sitio, tiene el número cuatro de la lista y fue elegido como vocero de los manifestantes. “Tenemos conocimiento de que ya en Anzoátegui y Bolívar han vendido baterías y aquí no sabemos cuáles son la razones por las que no han comenzado a ofrecerlas”, dijo.

Entre los conductores se corrió el rumor de que en la planta no habían acumuladores, algo que no ha sido confirmado por la gerencia de la distribuidora Duncan. A la fecha, la Sundde no se ha presentado en el sitio para inspeccionar el galpón e informar sobre lo que ocurre adentro. En principio se les comunicó que venderían 80 baterías diarias, 40 en la mañana y 40 en la tarde con 70 % de descuento.

Cifuentes denunció que les están pidiendo entregar dos baterías en el caso de que necesitan una de 1.100 amperajes y no tengan una similar, irregularidad que aspiran sea supervisada por la Sundde.

El vocero de los conductores indicó que solo han recibido la visita de los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) quienes han intentado desalojarlos de la plazoleta en lugar de brindarles resguardo en vista de la inseguridad que existe en la zona.

En el lugar no hay baños públicos, por lo que las personas para no perder la cola usan los espacios de la plazoleta para hacer sus necesidades fisiológicas, algo que ya molesta a los vendedores de flores, jugos y cepillados en el cementerio. “Es el único sitio que tenemos porque de aquí no nos podemos mover; hay gente que se ha cansado y se ha ido, pero los que permanecemos no estamos dispuestos a dejarnos quitar nuestros números”, sostuvo.

Además de rebajar 70 % del costo de una batería, la medida de la Sundde establece la congelación de los precios del producto, tras una inspección realizada en una distribuidora Ducan ubicada en Los Ruices – Sur, Caracas.

El Pitazo

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »