Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Reunión histórica entre Kim Jong Un y Moon Jae en Corea del Sur

Reunión histórica entre Kim Jong Un y Moon Jae en Corea del Sur

El líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente surcoreano, Moon Jae In, se reúnen en la línea de demarcación en la zona conjunta de seguridad de Panmunjom.

Kim es el primer líder máximo norcoreano en cruzar la frontera desde el final de la Guerra de Corea (1950-53).

Kim cruzó la línea de demarcación militar que separa las dos Coreas en un gesto histórico que le convierte en el primer líder norcoreano en pisar suelo del Sur desde que en 1953 acabó la guerra entre las dos Coreas, un conflicto cerrado por un alto el fuego pero no por un tratado de paz.

Antes de que Kim cruzara, él y Moon se dieron un apretón de manos a través de la línea fronteriza e intercambiaron unas breves palabras. Al inicio de la reunión, Moon dijo que “la primavera podría haber llegado a la Península Coreana”. También calificó la decisión de Kim de cruzar la frontera como “valiente” y como un “símbolo de paz” y dijo que esperaba que pudieran trabajar juntos para tomar “decisiones valientes”.

Kim, sentado junto a su hermana Kim Yo Jong, afirmó que la reunión podría ayudar a “recuperar el tiempo perdido”. También bromeó con que esperaba que Moon pudiera disfrutar de los tradicionales fideos de cristal frío de Corea del Norte, traídos desde Pyongyang para la cena.

Según había adelantado más temprano Jong Seok, jefe del gabinete de Moon y encargado de organizar el encuentro, aún no está claro con qué tipo de acuerdo acabará cerrándose la cumbre de este viernes en la localidad fronteriza de Panmunjom.

DW

Kim Jong-un y Moon Jae-in celebran su histórica cumbre en la frontera entre Corea del Norte y del Sur

Kim y Moon en la frontera

Kim cruzó al sur como estaba previsto, pero también Moon pasó al norte, algo que no estaba en el guión tal y como recoge la imagen.

Tras años marcados por las amenazas y las tensiones, se produjo lo que hasta hace unos meses parecía impensable: Kim Jong-un pisó territorio surcoreano para reunirse con el presidente de ese país “enemigo”.

Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se dieron la mano y sonrieron en la zona fronteriza que separa a ambas Coreas y comenzaron así una histórica cumbre.

Con un gesto afable y cariñoso, Moon y Kim se saludaron sonriendo y posaron para las cámaras tanto en suelo surcoreano como en territorio norcoreano, pues de forma inesperada Moon también pasó al otro lado de la línea divisoria por un momento.

Tras ese recibimiento, ambos emprendieron el camino preparado por Seúl hasta el llamado “Pabellón de la Paz” en la zona desmilitarizada que divide a ambas Coreas.

Desnuclearización y paz

La agenda de la cumbre está centrada en la desnuclearización de Pyongyang, tras años de crecientes tensiones por sus avances en materia nuclear y armamentística, y en la posibilidad de alcanzar un acuerdo de paz permanente, que ponga fin formal a la guerra que libraron entre 1950 y 1953.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra, pues la contienda terminó con un armisticio de carácter temporal.

El portavoz presidencial surcoreano, Yoon Young-chan, confirmó que ambos líderes hablaron sobre la desnuclearización y la paz en la primera reunión de las dos que celebrarán en esta jornada, que duró 100 minutos.

Kim Jong-un saluda a Moon Jae-in.

Se trata de la primera reunión entre los líderes de ambas Coreas en once años.Kim Jong-un y Moon Jae-in se saludan.

En un gesto no planeado, Moon también cruzó al lado norcoreano para saludar a Kim.

No es la primera ocasión en que se encuentran los líderes de ambas Coreas pero sí es la primera vez que Corea del Sur organiza la reunión.

El padre de Kim Jong-un, Kim Jong-il, se reunió con los presidentes del Sur en dos ocasiones: primero con Kim Dae-jung en el año 2000 y luego con Roh Moo-hyun en 2007, y ambos encuentros se celebraron en Pyongyang.

Una cálida bienvenida

Se espera que Seúl y Pyongyang anuncien los acuerdos logrados al acabar la cumbre, que comenzó con un paseo sobre una gran alfombra roja.

Moon y Kim fueron andando hasta el “Pabellón de la Paz”, escoltados por una guarnición de honor.

La ceremonia de bienvenida prosiguió con el saludo formal de cada líder a la delegación del país vecino, entre sonrisas, sobre todo de la hermana de Kim Jong-un que le acompaña en esta crucial reunión, Kim Yo-jong.

En las imágenes retransmitidas en directo, se pudo ver a Kim y Moon hablando constantemente durante el camino.

Panmujom.

Kim y Moon se reúnen en la localidad fronteriza de Panmunjom en Paju, Corea del Sur.

Antes de entrar a la sala de reuniones, Kim firmó en el libro de honor el siguiente mensaje: “Una nueva historia empieza ahora, una era de paz”.

Ya sentados a la mesa, las cámaras capturaron sus primeras palabras.

“Deberíamos reunirnos todas las veces que podamos”, le dijo Kim a Moon, sonriendo y acompañado en la mesa de negociaciones de su hermana, la directora de propaganda de Corea del Norte.

El líder norcoreano dijo que había estado pensando en por qué se había tardado tanto en volver a celebrar estas reuniones, en cruzar la frontera; y consideró que este es un nuevo punto de partida.

Kim afirmó que “no volverá a suceder” que se incumplan acuerdos alcanzados anteriormente entre los dos países.

También hubo espacio para las bromas. Como hiciera cuando una delegación surcoreana viajó a Corea del Norte recientemente para preparar esta cumbre, Kim volvió a bromear con los lanzamientos nocturnos del régimen, al señalar que obligan a Moon a despertarse temprano.

“Ahora ya puedo dormir mejor”, respondió el presidente surcoreano, en referencia a la suspensión de lanzamientos de misiles y pruebas nucleares anunciada recientemente por Pyongyang.

Kim Jong-un y Moon Jae-in caminan y hablan.

En enero, el líder norcoreano Kim Jong-un sugirió que estaba “abierto al diálogo” con Corea del Sur.

El líder norcoreano esperó que ambos puedan llegar a un acuerdo e incluso hizo otras bromas sobre el banquete que disfrutará con Moon esta noche, en el que se servirán platos de ambos territorios.

“Espero que usted, presidente, (…) disfrute de los noodles que hemos traído”, señaló.

El presidente surcoreano consideró que el hecho de que Kim cruzara al Sur es un “símbolo de paz”.

“La primavera parece haber llegado a la península coreana”.

La sociedad de ambas Coreas y “del resto del mundo” está pendiente de nosotros, recordó.

Líderes de ambos países sentados en la mesa oval en el marco de la cumbre binacional.

La única mujer en la mesa es la hermana de Kim Jong-un, cuya presencia en los Olímpicos de Invierno en Corea del Sur aportó al deshielo de las relaciones.

Estados Unidos, atento

Estados Unidos será uno de los países que seguirá con mayor atención esta cumbre intercoreana, pues la reunión es vista como un preludio del encuentro entre Trump y Kim en el que ambos países trabajan.

De momento, hay numerosas dudas sobre ese cara a cara entre Trump y Kim (aún, por ejemplo, se desconoce la fecha o el lugar exactos), pero la cumbre de las Coreas puede despejar algunas de las incógnitas.

La Casa Blanca esperó en un comunicado que la reunión suponga un progreso hacia “un futuro de paz y prosperidad”, y manifestó que el gobierno estadounidense está deseando continuar las conversaciones para el encuentro formal entre Trump y Kim “en las próximas semanas”.

BBC Mundo

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »