Inicio > Interés > El Nuevo Herald: Maduro convierte a militares en empresarios para calmar descontento en cuarteles

El Nuevo Herald: Maduro convierte a militares en empresarios para calmar descontento en cuarteles

Empleados del Complejo Indstrial Tiuna de la Fuerza Armada Boliviariana de Venezuela. Twitter
VENEZUELA

 

Nicolás Maduro estaría intentando comprar la lealtad de los miembros de la Fuerza Armada, aumentando el acceso de los uniformados a créditos, programas sociales y suministrándole su propio emporio empresarial, ante el descontento en los cuarteles, de acuerdo a fuentes militares y documentos internos citados por El Nuevo Herald.

Esto se hace en medio de un ambiente generalizado de desconfianza entre el dignatario y la Fuerza Armada Nacional, así como de una ola de detenciones de oficiales registradas a principios de año.

“Maduro incentiva, compra, la lealtad del generalato, del almirantazgo con la asignación de responsabilidad y nuevos programas [sociales]”, explicó Rocío San Miguel, coordinadora de Control Ciudadano, una ONG quien monitorea las actividades del sector militar venezolano.

Una de las últimas medidas aplicadas fue la entrega de más recursos al programa social destinado a la FANB denominado Misión Negro Primero, la concesión del negocio de distribuir la totalidad de los alimentos del país y la creación de empresas mixtas.

El objetivo, según San Miguel es “profundizar y avanzar en el control militar sobre la sociedad venezolana, de una manera férrea mediante la asignación de las divisas [los dólares a tasas preferenciales]. Es la repartición del país a cambio de que sigan apoyando al gobierno pero, de manera particular, para que tengan los beneficios del diferencial cambiario que antes recibían los boliburgueses [allegados al régimen que han acumulado inmensas fortunas]”.

Para leer la nota completa haga clic AQUÍ

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »