Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Cristian Silva: Acorralado Maduro en la trampa de sus mentiras

Cristian Silva: Acorralado Maduro en la trampa de sus mentiras

El ciudadano presidente de la república y candidato a la reelección en un acto proselitista celebrado en el estado Vargas, pronunció muchas palabras vulgares difundidas a nivel nacional en cadena de radio y televisión, en flagrante violación a la ley RESORTE, y CONATEL aplaude y se hace la desentendida sin aplicar las sanciones correspondientes.

El ventajismo y los abusos alcanzan su máxima grosería en estos comicios presidenciales ante la ceguera del Consejo Nacional Electoral y el Plan República.

Decía el señor presidente que en caso de ganar otro candidato y entregara las riquezas patrias al capitalismo, estaría dispuesto a tomar un fusil y llamar a la rebelión popular.

Tomándole la palabra presidente, agarre no uno, sino varios fusiles y “empiece a echarle plomo al capitalismo chino, ruso, cubano, iraní y otros grupos de naturaleza violenta y terrorista, los cuales están desangrando nuestras riquezas venezolanas con la anuencia y protección de su revolución”.

Por si no está informado, “cuando estaban en Venezuela sus odiados gringos” aquí no faltaba nada.  Los supermercados, abastos, bodegas y bodeguitas en todas las ciudades, pueblos, urbanizaciones y barrios tenían de todo: leche en polvo y fórmulas lácteas infantiles de varias marcas y presentaciones; arroz, azúcar, pollo, café, carne, huevos, charcutería, margarina, queso de todo tipo, avena, chocolate.

Gasolina, electricidad, transporte, dinero en efectivo, repuestos para vehículos, agua potable, dinero en efectivo… ¡DE TODO!  “Harina de trigo -por demás- en todas las panaderías con todo tipo de pan hasta para tirar para arriba”.  Tortas y dulces a precios razonables.

Desinfectantes, papel y toallas sanitarias, jabones de lavar, de baño, pañales, detergentes, champú, crema dental de  la marca y presentación que quisiera; desodorantes, perfumes, entre otras menudencias.

Y ahora, ¿qué tenemos señor Maduro?  Colas de 4 y 5 horas para comprar dos panes, una bombona de gas, un paquete de arroz o harina de maíz, y rogándole a San Patricio que mande una caja CLAP.  Con todo respeto, si Usted tuviera algo de vergüenza, sensibilidad y amor patrio, no debería hacer campaña electoral y retirarse en silencio a pedir perdón al cielo  por los daños hechos a nuestro país.  Muchos de ellos irreparables e irreversibles.

¿Qué ofrece su bendita revolución a los venezolanos? Hambre, hambre; miseria y más miseria.  ¡Su discurso, su retórica y sus palabras ya no engañan ni a un niño de 5 años!

Si todavía no se han dado cuenta nuestros conciudadanos, tengan presente lo siguiente: en Venezuela tenemos doble régimen autoritario.  El primero es una dictadura militar y el segundo un sistema comunista esclavizador.  Ambos disfrazados con el traje del teatro y la pantomima de un estado democrático.

¡Menos mal que falta poco para el 20 de Mayo!   ¡Menos mal que ya se van!  Cada día más sectores representativos, independientes, indecisos, confundidos; valientes dirigentes nacionales de partidos políticos como Enrique Márquez, Vicepresidente de Un Nuevo Tiempo; Eloy Gíl, ex gobernador adeco del estado Sucre, Claudio Fermín, Eduardo Fernández, Pedro Pablo Fernández -entre muchísimos otros- se suman a la alternativa salvadora representada por Henry Falcón.

Estamos esperando por Henrique Capriles, Acción Democrática, la extraordinaria “Dama de Acero Venezolana” María Corina Machado; Voluntad Popular, Primero Justicia, Causa R y demás partidos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática y del Frente Amplio Venezuela Libre.

O por lo menos den libertad de conciencia a sus militantes para que se expresen libremente.

¡VENEZUELA TE NECESITA, NO LA DEFRAUDES!… Un abrazo.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »