Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Carlos Casanova Leal: Se Buscan Partidos Políticos

Carlos Casanova Leal: Se Buscan Partidos Políticos

 

Una fotografía de cómo está el país nos servirá para fundamentar nuestro artículo. Advierto que los resultados de esta encuesta de Hercon son muy similares a otras encuestadoras. Así encontramos que el 89,5% de los venezolanos, revela que la economía familiar en todos sus estratos sociales se ha deteriorado progresivamente a lo largo de todo el mandato de Nicolás Maduro. Ante la pregunta “¿Usted cree que las cosas en el país mejorarán bajo la conducción de Maduro?” un 79,1% dice que “No. También se preguntó “Para salir de esta aguda crisis económica, política y social, ¿Considera usted que el país necesita un cambio de gobierno nacional?” el 74,5% considera que “Sí”. “El 74,5% de las personas que fueron entrevistadas creen que el país necesita un nuevo presidente que le dé verdaderas soluciones a los venezolanos. Para el 81,5% “El modelo económico impuesto por presidente Nicolás Maduro fracasó”. Para el 74,5% “El gobierno de Maduro no puede resolver la crisis apoyado en los CLAP. Para el 80,2% “La gestión de Maduro por el bienestar del país ha sido negativa”

Para el 77,1% “El principal problema que más le afecta personalmente es la inflación”

El 32,5% se iría del país si Maduro es reelecto por seis años más”

¿Quién capitaliza ese descontento? ¿Por qué los partidos no lo capitalizan?

En líneas generales un 80% de ciudadanos está en contra el gobierno; pero todos los partidos de la MUD sumados en simpatías y adeptos apenas llegan al 20% de respaldo. Esto revela el punto central de un debate que no quieren dar. Existe una desconexión real entre partidos, dirigentes y la sociedad que no se siente identificados en esas expresiones.

La crisis de representatividad de los partidos es responsabilidad de sus dirigentes, los responsables de la pérdida de conexión social, son sus dirigentes. Los que estando en posiciones dirigentes no pudieron detener la crisis de los partidos que se presentó en la década de los 90 y que se agravó en estos últimos 20 años, son los responsables del resultado que hoy presentan.

La antipolitica es la política que acabó con los partidos, la que llevaron adelante sus propios dirigentes, no los que advertimos a tiempo de las desviaciones que se estaban cometiendo.

El discurso unitario impidió que la sociedad fuese exigente en cuanto a los candidatos opositores, el consenso expresión del reparto para imponer al mío y no al que debería estar, líquido a los reales dirigentes que desde la base venían haciendo esfuerzos de lucha. Se permitió la llegada del que tenía simplemente interés burocrático del cargo.

Partidos centralizados a la sombra de un caudillo, que puso su interés de ser presidente doblando el interés de cambio del venezolano, partidos con dirigentes sin legitimidad, que no son producto de elecciones directas, sin programas de gobierno y sin agenda política diaria.

Esto por ejemplo explica las razones por las cuales los partidos no van a elecciones luego que la sociedad presionó para no que participarán, pero cuando anuncian que no participarán no establecen líneas de que hacer al día siguiente. ¿Cuál es la actividad del día después? No la hay, no existe.

El proceso electoral anterior los partidos no pudieron postular el 40% de los testigos electorales; estas son claras señales que las cosas aguas adentro no marchan bien para ningún partido. ¿Qué sucede? Están aferrando los partidos a la sombra de unos dirigentes que están actualmente cuestionados por la sociedad

Así, no podrán ser factores de cambio y menos liderarlo. Los partidos son necesarios como instrumentos de lucha, pero si sus dirigentes se encargan de mediatizarlos, pues así no sirve para la tarea de llegar al poder y sacar a los comunistas.

Los partidos tienen que democratizarse, descentralizarse, avanzar en liderazgos colectivos, acabar el clientelismo que alimenta el caudillismo, hacer de la participación una herramienta de integración y promover a los mejores.

Alguien se preguntará, ¿Qué razones tiene Carlos para escribir este artículo? La certeza de la decepción posterior al 20 de mayo, que presagia una emigración mayor de venezolanos por desesperanza.

Para lograr objetivos distintos hay que hacer las cosas distintas. Reconozco el papel de la sociedad que organizándose en expresiones de “Creemos Alianza ciudadana” y “Soy Venezuela” adelantan en organización ciudadana.

Los partidos deben renovar su espíritu, propósito y razón para que se reinserten en la vocación democrática del pueblo.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »