Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Freddy Bernal: Tarazona atacó a balazos  a la comisión; Hija y sobrina: Tarazona no estaba armado

Freddy Bernal: Tarazona atacó a balazos  a la comisión; Hija y sobrina: Tarazona no estaba armado

 

Ministro Bernal asegura que Carlos “Cocha” Tarazona atacó a balazos a la comisión que llegó al matadero

La hija y sobrina de la víctima, rechazaron la versión, manifestaron que el dueño del matadero fue asesinado, y por lo tanto pidieron justicia.

El ministro Freddy Bernal aseguró que Carlos Tarazona, enfrentó con un arma de fuego a la comisión policial.

“Después del procedimiento, la derecha venezolana  comienza a construir una matriz de opinión  y señalar que  este capo, este paramilitar, era en realidad un pobre hombre, un trabajador que con el esfuerzo de muchos años había construido un pequeño matadero y  que vendía una que otra vaquita; y  que vino el Gobierno asesino a matarlo a mansalva  porque le quería quitar su matadero”: Freddy Bernal

“Hoy 11 de mayo, la gente de las Faes asesinaron a mi papá. Lo acusan de que era el jefe de capos del Táchira y esta es una total mentira que la dijo el señor Freddy Bernal y el alcalde de Rubio”: Beatriz Tarazona

En declaraciones que ofreció, este viernes en la noche en un  programa del canal del Estado y luego a los medios regionales, el ministro de Agricultura Urbana y Protector del Táchira, Freddy Bernal, en el que se refirió a la muerte de Carlos Tarazona “Concha” dijo que era un capo-contrabandista y su deceso se produjo durante un enfrentamiento, cuando llegó la comisión que realizaría una inspección en el matadero, y éste la recibió a tiros,   en hecho ocurrido en Baritalia, parroquia Bramón, municipio Junín.

“Cuando fue la comisión múltiple para la inspección del matadero, este señor, que es un capo evidentemente, hizo uso de arma de fuego contra la comisión, y  la comisión tuvo que, apegándose a derecho, responde a esta agresión. El ciudadano en  mención fue traslado al hospital, y allí falleció”, explicó Bernal.

Después de este procedimiento -agregó, la derecha venezolana  comienza a construir una matriz de opinión  y señalar que  este capo, este paramilitar, era en realidad un pobre hombre, un trabajador que con el esfuerzo de muchos años había construido un pequeño matadero y  que vendía una que otra vaquita; y  que vino el Gobierno asesino a matarlo a mansalva  porque le quería quitar su matadero. Pero en ningún momento el gobierno venezolano no  hace ninguna expropiación adrede, solo expropia cuando se prueba que está relacionado con contrabando de alimentos o contrabando de extracción de gasolina.

Dijo además que  Tarazona contaba con una orden de aprehensión por parte de la Fiscalía del Ministerio Público.

“Además,  la  fuerza pública  llevada una orden de aprehensión de la Fiscalía, y este señor se resistió al arresto, efectuándole varios disparos a la fuerza pública. Eso  que pasó es lo normal, lamentablemente, pero eso es lo que señala el Código Penal. Los elementos de inteligencia señalaban que el señor era financista de grupos paramilitares en la frontera y también de grupos de derecha”.

Añadió  que a Tarazona  “se le daba guía para matar a 800 animales al mes y solo 200 eran vendidos en Rubio,  y 600 iban hacia el contrabando de extracción por las innumerables trochas que hay en la frontera colombo-venezolana. Él era  de los que  colocaba  los marcadores de precio para el ganado, huevos y otros productos en la región tachirense”.

La muerte de Tarazona Medina, de 51 años ocurrió en horas de la mañana de  este jueves, en el marco de la operación anticorrupción denominada  Manos de Papel, que coordina el ministro Bernal, y que desde temprana horas de la mañana, con el apoyo de las Faes de la PNB, algunos funcionarios públicos y civiles, realizaba inspecciones  en los mercados y otros inmuebles del municipio Junín para determinar la existencia o no de acaparamiento, contrabando y especulación en rubros de primera necesidad.

“No estaba armado, lo asesinaron”

La hija y sobrina de la víctima, rechazaron la versión, manifestaron que el dueño del matadero fue asesinado, y por lo tanto pidieron justicia.

Familiares que este mismo viernes  en la tarde, tuvieron conocimiento de la versión que el ministro Bernal mantenía en torno a la muerte del ganadero, las  cual reiteró en la en la televisión,   la negaron rotundamente, ofrecieron sus versión del suceso y exigieron justicia.

Frente al hospital Padre Justo, de Rubio, donde yacía el cadáver  de Tarazona, su hija Beatriz, y  la sobrina de éste,  Andrea Pinzón, declararon  públicamente.

“Hoy 11 de mayo, la gente de las Faes asesinaron a mi papá. Lo acusan de que era el jefe decapos del Táchira y esta es una total mentira que la dijo el señor Freddy Bernal y el alcalde de Rubio. Son unos asesinos porque lo acusaron de que el era el mayor contrabandista, y el pueblo de Rubio puede dar fe que es mentira. Él colaboraba  con todas las comunidades de Rubio, se hicieron jornadas, se  vendió carne  más barata que en otros lugares,y al que podía, mi papá lo ayudaba. Él lo ayudaba. No solamente con  carnes, sino económicamente, inclusodándole trabajo”, dijo Beatriz.

Mientras que Andrea, quien además  trabaja como  secretaria en el matadero de su tío, explicó que  “a eso de las 10:30 de las mañana llegó un grupo del Faes, con pasamontañas, sacándonos  de las instalaciones donde estábamos trabajando. Estábamos en ese momento,  haciendo las guías para la movilización de ganado. Ellos llegaron, nos apuntaron con las pistolas, sacaron a los obreros, a la señora que estaba con él (con Tarazona). Nos montaron en unas camionetas Hilux, y  a él lo dejaron. Nos llevaron hacia La Vega, y ahí nos dejaron botados, diciéndonos que no nos moviéramos, que nos quedáramos ahí. Luego, como ala medía hora bajó una Tacoma,  gris, con tres funcionares de las Faes. Yo creo que ahí  es donde llevaban el cuerpo de mi tío, porque cuando subimos al matadero, los vecinos dicen que escucharon tres disparos. Y  uno de ellos  (policía) me dijo que lo que pasaba era que mi tío era el mayor contrabandista,  que trabajaba con la guerrilla y los paramilitares. Que él no vendía carne al pueblo, solo tresreses tal vez, y que el resto  lo pasaba de contrabando. Dicen también que él tenía una pistola,  pero eso es falso; que  para defenderse él sacó una pistola y los amenazó. Es una mentira. Él no tenía  armas de fuego”, contó la muchacha.

Carlos Manuel Tarazona Medina, “Cocha”, la víctima.

Finalmente  ambas, en nombre de la familia, exigieron justicia. “Lo que queremos es justicia. Esa gente siempre hace lo que hace y se queda así; matan a cualquiera. Y no queremos que  eso se quede así, porque todos sabemos, en el pueblo de Rubio, quien era él.

Se dijo  por posterior al hecho, el cadáver de Tarazona Medina,  con un tiro en el  pectoral derecho, fue trasladado por los mismos funcionarios policiales hasta el hospital del Rubio, donde los dejaron, y que fueron el personal del nosocomio el que dio aviso al Cicpc sobre la existencia allí, de una persona asesinada.

La Nación del Táchira

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »