Inicio > Regional > En Falcón los paraguaneros buscan agua en el cementerio al cumplir un mes sin el suministro

En Falcón los paraguaneros buscan agua en el cementerio al cumplir un mes sin el suministro

 

Las familias buscan el agua donde sea para poder cumplir con los principales oficios. Muchos van acompañados de sus hijos quienes ayudan con la tarea. .

Muchas comunidades de la península de Paraguaná en el estado Falcón están afectadas por la falta del suministro de agua potable. Unas tienen semanas que no ven el agua por tuberías, pero hay otras que tienen cumplieron un mes.

Esto ha hecho que los habitantes de las comunidades salgan a buscar tobos y bidones donde sea para aunque sea cumplir con la preparación de los alimentos diarios.

Este es el caso del cementerio Santa Elena, donde habitantes de las distintas comunidades hacen cola para llenar envases y llevarlos a sus hogares.

En cola, en carretillas y hasta a pie llegan los vecinos para buscar el preciado líquido ya que en el campo santo no falta el agua.

Se organizan por orden de llegada.

Las cosas se ven hasta altas horas de la noche ya que hace algunos meses la Policia Nacional instaló un tráiler en el cementerio para resguardarlo debido al alto índice de hurtos y robos que se registraban.

José Atacho dejó de compartir el Día de las Madres con su familia en Las Piedras para poder abastecerse de agua potable. “Hace un mes que en Las Piedras no llega el agua, vengo aquí por necesidad. Lo triste de todo es que esta agua no me alcanza para mucho, solo para cepillarnos, hacer comida y lavar la loza”.

Este sábado fue puesta en marcha una planta desalinizadora por el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velázquez en la comunidad de Las Piedras, estuvo acompañado del gobernador Víctor Clark y el alcalde del municipio Carirubana Alcides Goitia, en rueda de prensa desde la localidad detalló que fue una inversión de ocho millones de bolívares, es la décima planta que pera en el estado con un caudal de ocho litros por segundo para abastecer a ocho mil habitantes.

La misma situación la vive Carlos Marín con su suegra que vive en el sector Antiguo Aeropuerto. “Yo vivo en Bicentenario y allá nos llevan agua con cisterna, pero mi suegra no tiene esa suerte y tenemos que venir al cementerio cada vez que se le acaba el agua por lo menos para que hagan las cosas principales. Esta agua tampoco la usamos para tomar porque no sabemos de dónde viene. Es un sacrificio, pero hay que hacerlo cuando ya tienen un mes sin que llegue el agua”.

Los presentes aseguraron que este domingo no había tanta cola quizás porque la gente se quedó a pasar el día con sus madres, pero en otras oportunidades las colas han sido inmensas con personas de todas las comunidades.

El Pitazo

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »