Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > César Malavé: Se nos fue Beltrán Brito

César Malavé: Se nos fue Beltrán Brito


A esa  curtida sensibilidad, a su recia voluntad, a su firme actitud frente a la vida, llegó la muerte silenciosamente para apagarle la sonrisa media nerviosa e infantil en el rostro de un hombre bondadoso. Se nos fue Beltrán Brito cuando su amor por la libertad, su inquebrantable fe por la reconquista de la democracia y el estado de derecho, era una impronta indeleble en su forma de ser y de actuar.  Se nos fue Beltrán Brito, cuando su vocación de servir y sentirse útil, estaba dando los más excelentes frutos. A este compañero de andar pausado, de gesto generoso y actitud afable le conocimos cuando coincidieron nuestros febriles espíritus libertarios en aquella casona vieja, de la calle Mariño, donde funcionaba Acción Democrática y se desarrollaban las mejores discusiones políticas ideológicas de la época. En los últimos años  nos manifestaba su fe en la recuperación de Venezuela que buscaba sacudirse el pesado fardo que puso sobre sus hombros esta tiranía. Y era tanta su fe, que su conversación elocuente se volvía esperanzadora. En los últimos meses, ya incapacitado para trasladarse hasta la sede de la emisora, salía vía teléfono para intercambiar opiniones y seguir trazado el rumbo de la lucha. El compromiso con sus ideas de cambio le daban la fortaleza para empinarse, por encima de los dolores. Estamos comprometidos con la lucha porvenirista de los venezolanos, y nos hace más firme la posición y nos consolida la actitud, el hecho de que la muerte encuentre a hombres como Beltrán Brito en su puesto de combate, dándonos el ejemplo con el corazón dispuesto al sacrificio.

Vuela alto compañero, muy alto como lo hizo tu voz con  ese Algo Distinto que tenías cuando pensabas en la necesidad de luchar por el Pan de los Pobres. Vuela alto compañero, muy alto, tal y como lo hizo tu voz en la radio donde a través de sus ondas hertzianas encontraste una Ventana Abierta para gritar a todo pulmón tus Apuntes Democráticos. Aquí estamos hoy para expresarte nuestro respeto, cariño y agradecimiento. Tu recuerdo es algo que vivirá para siempre. Nunca nadie nos lo puede arrebatar. Gracias por tu ejemplo y tu amistad. Sólo nos resta decir, con lágrimas de esperanza bañando nuestro futuro, como Alberto Cortez: Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo. Cuando un amigo se va queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un rio. Cuando un amigo se va una estrella se ha perdido.

@cesarmalave53

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »