Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Mayoría colombiana no compro discurso chavista

Gerónimo Figueroa Figuera: Mayoría colombiana no compro discurso chavista

 

Los resultados del proceso electoral del domingo 27 de mayo demostraron que los colombianos indican que la mayoría de los colombianos no compraron el discurso engañoso y encantador de serpiente muy similar al utilizado por el intergaláctico en 1998 para engatusar a los venezolanos, aunque el chavista-madurista Gustavo Petro, haya calificado para la segunda vuelta del 17 de junio. Si vemos los números entre el primer lugar de Iván Duque con 39,14% y el segundo lugar de Gustavo Petro con 25,08%, la diferencia es 14 puntos, y la diferencia entre el segundo y tercer lugar es apenas dos puntos, lo que significa que el chavista Petro llega a la segunda vuelta boqueando y de vainita.

En ese sentido tenemos que Iván Duque candidato del Centro Democrático del expresidente Uribe y otros factores democráticos, incluyendo al expresidente Andrés Pastrana, obtuvo 7.569.693 votos, Gustavo Petro 4.851.254 votos, Sergio Fajardo de Coalición Colombia 4.589.696 votos, Germán Vargas de Mejor Vargas Lleras Ante Todo Colombia, 1.407.840 votos, Jorge Trujillo de Todos Somos Colombia 75.614 votos y 60.312 votos en blanco. Visto ese panorama la diferencia de votos entre Duque y Petro es de 2.718.439 que para ser remontados por el chavista deben armar un mensaje que en tres semanas atraiga a los que votaron por las otras fórmulas democráticas.

Mientras que Duque además de la ventaja que le da haber llegado de primero con esa ventaja tan amplia, tiene mucho que buscar en los votos obtenidos por el candidato Sergio Fajardo, porque su plataforma electoral representa una diversidad donde hay ecologistas, izquierdosos, liberales y conservadores democráticos, que se aglutinaron en base a esa candidatura que no pueden ser catalogados como fichas de una determinada mercancía, que permita pensar que pueden ser llevados nariceados o negociados en un pacto entre las cupulas de los comandos de campañas, como cualquier objeto que se cambia o se vende al mejor postor, cosa que no creemos pueda estar planteado por los candidatos que no alcanzaron clasificar.

La misma noche después de los escrutinios vimos en CNN en Español, a ciertos periodistas izquierdosos con ceguera ideológica, analizando y sumando los votos de Gustavo Petro con los de Sergio Fajardo, los cuales eran mas de ocho millones, suficientes para derrotar a Iván Duque en la segunda vuelta porque según ellos, Duque había demostrado el 20 de mayo el techo electoral que tiene. La verdad es que esos análisis solo están en los deseos de esos periodistas ciegos ideológicamente, que siguen creyendo que la matemática en política electoral es que 2+2 son cuatro, y la vaina no es así.

También vimos y escuchamos esa misma noche de los periodistas izquierdosos, con ceguera ideológica, que se podía repetir el capitulo de 2014 cuando el candidato uribista, Óscar Iván Zuluaga, gano la primera vuelta y luego perdió la segunda con Juan Manuel Santos, olvidando que para hacer cualquier análisis hay que mirar primero los escenarios pasados y presentes, sobre todo lo que fueron las elecciones colombianas 2014 en primera y segunda vuelta. Solo era el parecer de unos tipos que se autocalificaron y se presentaron como “analistas”., a quienes podemos aplicarles el refrán de mi pueblo que dice: los deseos no empreñan, hace falta otra vaina para eso.

En primer lugar, es importante recordar que en 2014 los finalistas para la segunda vuelta fueron el uribista Óscar Iván Zuluaga con 29%, y el presidente en ejercicio que buscaba la reelección, Juan Manuel Santos con 26%, prácticamente un empate técnico. Dos candidatos apoyados por conservadores y liberales democráticos, con la diferencia que uno de ellos, el presidente en ejercicio, aunque haya llegado de segundo, siempre tiene como influenciar en ciertos electores. En segundo lugar, los izquierdistas y las FARC, entre quienes se encontraba el chavista Petro, votaron en segunda vuelta por Juan Manuel Santos para garantizar la continuidad de la parodia de paz entre Santos y las FARC. El final fue de fotografía, 50, 95% contra 49,05.

Para esta segunda vuelta del 17 de junio la vaina es diferente. El candidato que llegó de segundo, y bien lejos del primero, es un chavista convicto y confeso, y mas del 80% de los colombianos no quieren que su país se convierta en una copia de Venezuela. Segundo, los liberales y conservadores que votaron por Sergio Fajardo, Germán Vargas y Jorge Trujillo, cuando escuchen el mensaje de Iván Duque sobre la inclusión y el progreso que necesita Colombia, contra el desgastado de Petro hablando de expropiación de ricos para darle a pobres, en la segunda vuelta sin ninguna deuda, votarían mas fácil por el Duque democrático que por el chavista expropiador Petro. Así de sencillo.

Aunque Sergio Fajardo en la primera vuelta dijo ni Duque ni Petro, estos momentos son de definiciones. O estás con la democracia o llevas a Colombia a lo que es hoy Venezuela. Es mas, a la hora de cerrar esta columna para enviarla a los medios, ya se habían producido varios pronunciamientos favorables para Iván Duque. El Comando de campaña del candidato Sergio Fajardo habría enviado su programa de gobierno para que sea estudiado por Duque, como primer paso para un posible acuerdo de electoral en la segunda vuelta. También los liberales de Cesar Gaviria estudiaban la posibilidad de apoyar a Duque. Mientras que David Barguil, senador electo del Partido Conservador, anunció públicamente su apoyo a Duque.

Para esta segunda vuelta es necesario que el comando de campaña de Duque profundice el mensaje para desenmascarar a Petro sobre sus relaciones con Hugo Chávez y el régimen de Maduro, para evitar que algunos votos que no consiguió en primera vuelta pueden ser engañados con un discurso populista similar al utilizado por Hugo Chávez en 1998. Petro dijo varias veces en la campaña de primera vuelta que, si el Congreso no aprueba las leyes que él solicite como presidente, entonces tendrá que legislar el pueblo a través de una asamblea constituyente. Es el mismo discurso de Hugo Chávez en 1998

Visita a: www.lodicetodo.com

Unete a: @lodicetodo

[email protected]

[email protected]

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »