Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Rubén contreras: El general carneiro y los servicios públicos en Vargas

Rubén contreras: El general carneiro y los servicios públicos en Vargas

 

Indudablemente que cuando una persona es elegida para ocupar un cargo público, se le debe dar el beneficio de la duda por suponer que si fue electo libérrimamente, este se propondrá hacerlo bien. Y eso hacemos quienes actuamos con sentido de racionalidad, ya que  consideramos que todos los  funcionarios, en los distintos niveles quieren hacerlo bien, poniendo su mejor esfuerzo y acción para realizar una obra de gobierno significante.

Ya son 10 años en el ejercicio gubernativo que lleva el general Carneiro, y  este se ha ocupado de dos cosas, desde  nuestra óptica, después de visualizar su obra de gobierno y recorrer varias veces la geografía del estado.

Primero: El gran interés demostrado por el general Carneiro, han sido la obras físicas, desde las horripilantes y antiestéticas jardineras de piedra, convertidas en el gran negocio debido a la constante reposicion de piedras y matas ornamentales, en la vía central el estado, desde Catia La Mar hasta Tanaguarena; asi como las construcciones de obras como los terminales de pasajeros de Catia La Mar y el de La Guayra, el cual presenta sin haberse inaugurado un estado de ruindad en los elementos metálicos que sostienen la pérgola de la terraza. Las Plazas Bolivar de Catia la Mar y La Guayra, asi como la Cinta Costera ubicada entre La Guayra y Macuto y cuyo único interés en hacerla según versiones de funcionarios de la gobernación, es las altas comisiones que deja la misma, pero que para el varguense común no representa ningún aliciente y expresan, que lamentablemente el gobernador no entiende ni conoce los problemas de la región, ya que el guayreño está cansado de vivir como camello ante la falta constante del líquido vital.

Otras obras que han significado muy buenos recursos para la familia Carneiro, han sido la construcción  de la vía bicentenaria, y del estadio para los tiburones de La Guayra, el cual ofreció para inaugurar la temporada de béisbol del 2013, pero este sigue en construcción a paso de tortuga.

Hay otras obras de concreto en el estado, pero ninguna está relacionada con la solución de los problemas más álgidos que sufren los ciudadanos de esta región, los cuales son la carencia de agua, ya que no se han ubicado nuevas fuentes y las existentes como son la represa de Puerto Maya, Los Acuíferos de Caraballeda y los ríos de la Parroquia Caruao, tienen engavetados los proyectos dejados por administraciones anteriores. Pero el general ha ubicado una solución acomodaticia, como es la instalación de unas modestas plantas desalinizadoras, ubicadas a orillas de playa como la del Cardonal en La Guayra, sin ningún estudio de impacto ambiental debido a que la manguera que succiona el líquido si acaso  llega a las piedras de la orilla y  extrae agua contaminada por las excretas que caen en dicha playa. Es decir el agua que provee dicha planta desalinizadora tiene altos niveles de contaminación.

Y hablando de contaminación debemos recriminar nuevamente al citado general, debido a que la Planta de Tratamiento de Punta Gorda, obra vital e importante para el saneamiento de las playas de nuestro litoral, no ha sido concluida y el susodicho en vez de volcar su interés en la culminación de la misma, ha hecho mutis y cuando empezaron a construir el estadio en el pavero, al hacer las fundiciones para la estructura se toparon con los tubos de hierro de 48 pulgadas, de la red de agua servidas que vienen desde Naiguata, colocados por Corpovargas, y los constructores del estadio con la anuencia del general los sacaron y colocaron a orillas del mar, tronchando dicha obra, por lo cual la planta de tratamiento, si estuviese funcionando, hasta ahora, no podría tratar las aguas de las parroquias de Macuto, Caraballeda y Naiguata. Igual cosa sucedió en Guanape, frente al cementerio, donde el general quiere satisfacer su ego ornamental con una pirámide de agua. En ese sitio también sacaron los tubos de la red de aguas servidas y los transeúntes, pueden verlos colocados al lado de la pasarela.

Otro servicio exponencialmente deficiente es de la salud. No hay ningún hospital, periférico, CDI, Modulo de Barrio Adentro, Dispensario, en la región. que preste un buen servicio. Todos están en igualdad de condiciones,  por la carencia de equipos e insumos, a pesar del interés de sus trabajadores por paliar la situación que presentan, al extremo que en el seguro social de La Guayra  ni siquiera se puede hacer donación de sangre porque no hay reactivos para su conservación, asi como tampoco los equipos para hacer un electrocardiograma.

Es decir, lamentablemente en nuestro estado Vargas, pudiéramos decir que los servicios públicos son un caos y el general actúa de una manera contemplativa, ya que el cementerio de vehículos ubicados en Camurí Chico tiene 4 secciones, 3 de autobuses yuotong y otros con sus rótulos, Ayúdame a Gobernar, Pa lante Comandante, Carneiro el Gobernador, la ruta municipal socialista y la sección paralela al rio en la cual están entre otros, convertidas en chatarras, ambulancias, Camiones recolectores de desechos y diversos vehículos tanto de la gobernación como de la alcaldía. Lo sorprendente es que los autobuses chinos fueron traídos con el convenio China Venezuela, pero no funcionan por la guerra económica. Quien entiende eso, seria acaso que ese convenio lo firmo Trump. Pero los camiones denominados  perreras para llevar de pie a los ciudadanos, son la solución del  transporte, ofrecidos por el gobernador asi como del alcalde. Otro negocio

Segundo: En lo que si se destaca el general y parece ser su especialidad aprendida desde los tiempos que era cadete de la escuela militar es la actividad que realiza constantemente, hacer fiestas, como le agrada un bonche, Claro ahí también se ganan comisiones.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »