Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Agustín Blanco Muñoz: Esta revolución es la mata del hambre

Agustín Blanco Muñoz: Esta revolución es la mata del hambre

 

¿Cómo interpretar la modestia en la celebración de los seguidores del oficialismo por el triunfo de Nicolás Maduro? El analista Agustín Blanco Muñoz dice que la revolución es una “mata de hambre” y Oswaldo Ramírez, consultor en campañas electorales, cree que a veces para algunos actores políticos hacer mutis termina generando mayor beneficio que simplemente emitir opinión.

“Esta revolución es la mata del hambre”: Agustín Blanco Muñoz

“El fenómeno de las elecciones del 20 de mayo lo expresó con más desilusión el universo que apoya al madurismo”, evalúa Agustín Blanco Muñoz, director del Centro de Estudios de Historia Actual: “La gente está desesperada y la medida que tomó fue desafiar al régimen”.

En el capítulo electoral de ese día, Nicolás Maduro, llamado por su entorno como hijo político del fallecido Hugo Chávez, habría contado con un apoyo de 6.248.864 votos, según lo cuantificado por el Consejo Nacional Electoral. Mucho menos de lo que esperaban.

elecciones 20 de mayo

Así quedaron los candidatos en las elecciones del 20 de mayo, según el CNE

El ente rector especifica en su página oficial que la participación total fue de 9.389.056 personas. Esto representa hasta 46,07% de la población inscrita, establecida en 20.526.978 venezolanos.

Recuerda el historiador que aunque los seguidores del gobierno promovieron que iban por “10 millones por el pecho” en apoyo al “comandante eterno”, esos objetivos “no fueron alcanzados”.

elecciones 20 de mayo

Según su punto de vista, ocurrió un resultado interesante que los del gobierno no aluden. Alcanzaron, según las cuentas oficiales, 6 millones, a diferencia de lo que declararon el 30 de julio de 2017, durante la Asamblea Nacional Constituyente, cuando dijeron que contarían al menos con 8 millones de votos.

Así que en 10 meses, explica Blanco Muñoz, el sector oficial habría perdido 2 millones de votos. Significa una disminución importante de su “votación dura”.

“Hubo una disminución de su propia gente que le dio la espalda al gobierno. Es explicable a partir de lo que hemos visto, gente desesperada que le cuesta creer en las promesas porque esta revolución es la mata del hambre”.

De acuerdo con su análisis, hay un control social a partir de lo que Blanco Muñoz llama “el hambre como arma política”.

La ecuación sería que los venezolanos deben hacerse socialistas a menos que quieran morirse de hambre. Hasta ese punto llegaría la presión.

elecciones 20 de mayo

“Hay que depender de ellos, de sus cajas clap para sobrevivir y parte de esa gente fue la que desafió al gobierno, aunque muchos no se plegaron a la política de hambre, sino que se arriesgaron”.

¿Pateando el legado?

Oswaldo Ramírez, consultor en temas de campañas electorales y riesgo político, dice que existe una población dentro del oficialismo a la que internamente se le conoce como “viudas y los huérfanos de Chávez”.

Parte de ellos, opina Ramírez, creen que “Nicolás Maduro está pateando el legado, mientras que otros han decidido hacer mutis. Esto termina delatando fricciones”.

En ese contexto se destaca la discreción de las hijas de Hugo Chávez en el evento electoral. Los medios registraron la presencia de María Gabriela Chávez en un centro de votación de la parroquia 23 de Enero. También dieron cuenta de la ausencia de sus mensajes en las redes sociales celebrando los resultados de ese domingo.

elecciones 20 de mayo

Para Agustín Blanco Muñoz, investigador de ciencias sociales, ese sería solo un detalle que cobra relevancia cuando se analiza la actitud de una masa de seguidores del gobierno que prefirió, igual que la más mediática hija de Chávez, dejar la euforia a un lado.

Oswaldo Ramírez dice que “si bien durante los años de 2010 a 2012 veías a las hijas de Chávez acompañando a su papá, la realidad es que no son grandes actores políticos y tal vez ni siquiera les interesa”.

En contraste, asegura que en los regímenes presidencialistas tiende a suceder que, en el ámbito del poder, algunas fuerzas son desincorporadas, unas de forma abrupta y otras lentamente.

Explicado en términos de estrategia, guardar silencio equivale a reservar un capital político para otro momento.

“A veces, hacer mutis termina generando mayor beneficio político que simplemente emitir opinión”: Oswaldo Ramírez.

El otro aspecto que Ramírez considera importante de ese silencio de los seguidores del oficialismo es que el régimen habría adoptado una línea de mando que no despierta el interés de ese sector y que por eso no hubo pronunciamientos de celebración.

Caraota Digital

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »