Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Muerte a la tiranía – viva la libertad

Arturo Molina: Muerte a la tiranía – viva la libertad

 

Libertad no es solo un concepto, es forma de vida, es una razón de ser, es el referente que implica que el hombre es libre desde que nace, y por ello fueron combatidos los amantes de la esclavitud, quienes utilizaron la muerte de la moral para domar a hombres y mujeres y apropiárselos como bien particular, tratándolos como cosas, haciendo del maltrato la embestida contra el grito del ser libre. Negaron derechos naturales del hombre y sembraron el terror como fórmula para la domesticación.

Las puertas de las cárceles se abren en regímenes con pasión totalitaria a la disidencia política, a quienes se les imputa cualquier cosa aún siendo inocente, y son ubicados con delincuentes comunes para alterar su tranquilidad mental. Son los tiranos quienes se ocupan de encerrar a todos los ciudadanos, al punto de quebrar su solidaridad. Sus experimentos son de tal monstruosidad que en oportunidades logran que las esposas rechacen a sus esposos al ser detenidos por los cuerpos de seguridad de la dictadura para proteger a sus hijos. Familias que no se atreven a acercarse al privado de libertad por temor a ser perseguidas y arrestadas.

La cultura democrática se impone ante la adversidad. La lucha por defender los derechos civiles y políticos en tiempos de tiranos no es devenida por azar. La planificación estratégica cuenta para alcanzar el propósito libertario tanto en lo interno como lo externo. La alianza con factores democráticos del mundo es fundamental para forzar la entrega del poder, y pesa una barbaridad cuando el régimen tiene control de las instituciones públicas y de las armas. Apartarse de esa posibilidad es entregarlo todo para la dominación total.

La participación de los gobernadores de oposición a favor de la libertad de los presos políticos es un acierto. Así lo dejan ver los familiares y la mayoría de los ciudadanos. El régimen va a actuar de acuerdo a su interés, quebrar la moral de la disidencia, por eso libera adversarios políticos bajo condiciones, y les suma la libertad de delincuentes comunes. La dictadura no va a entregar nada sin golpear. Los demócratas y sus dirigentes tragan grueso, sin desviar el verdadero propósito: la libertad plena de Venezuela.

El ataque inclemente e irrespetuoso de algunas individualidades contra el partido de los gobernadores, Acción Democrática, pareciera esta dado en común acuerdo con el régimen, quienes pretenden ventilar hacia donde se puede mover el ciudadano en su filiación partidista. Olvidan esos pseudo dirigentes las raíces de esa noble institución política, con sentimiento nacional, y cuyas luchas a través de la historia están marcadas por el derecho a la libertad. Tal vez apuntan a que los dirigentes opositores los mantengan encarcelados para ellos aprovechar la circunstancia y tener algo que decir en las redes, susurrando a otros para la radicalización, confrontación y muerte. Así actúa el mediocre.

La lucha por reconquistar el Estado de Derecho en Venezuela se está haciendo con desprendimiento por la sociedad demócrata, aterrizando sobre realidades que requieren de estrategia, táctica y sentido de coherencia en el método para enfrentar al tirano. Nada es completo cuando se negocia con dictadores. Dejar de hacer la tarea por complejos, es peor que ir con hidalguía al lugar que sea para concebirla. El mensaje del General Ángel Vivas “muerte al tirano-viva la libertad” es la expresión de toda la sociedad venezolana, en la lucha que libra permanentemente contra el hambre y la miseria que impone el tirano a través del llamado socialismo del siglo XXI.

Twitter: @jarturoms1

[email protected]

www.jarturomolina.blogspot.com

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »