Inicio > Interés > Falleció el Capitán de Corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas; Comandante del Carupanazo

Falleció el Capitán de Corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas; Comandante del Carupanazo

 

En la madrugada del sábado 2 de Junio de 2018 falleció el Capitán de Corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas, Comandante de las Fuerzas Revolucionariasque se alzaron contra el gobierno de Rómulo Bentancourt, en la insurrección conocida como El Carupanazo.

Fue integrante de la Comandancia de las FALN. Pago años de cárcel y exilio, Molina Villegas estuvo durante toda su vida al servicio de la defensa de los derechos del pueblo y de la soberanía de su amada Patria Venezuela.

Su gesta nacionalista y revolucionaria, junto con la de los nobles oficiales del Porteñazo, sirvió de inspiración a Hugo Chávez Frias para formar el núcleo de oficiales y tropas bolivarianas que, junto a las masas trabajadoras, echaron las bases para una refundación de la República y desataron una ola de transformaciones revolucionarias en toda la América Latina.

Molina Villegas siempre se caracterizó por su don de gente y su elevado espíritu de amistad e hidalguía por el cual, décadas después los hombres que lo acompañaron en su insurrección
seguían reconociendo su comando.

Algo de historia: El 4 de mayo de 1962 estalló en la ciudad de Carúpano, Sucre EL CARUPANAZO, acción cívico-militar de perfil antiimperialista y revolucionario, que integró a militares progresistas y dirigentes civiles revolucionarios, militantes del PCV y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria. ¿A que respondió? El Carupanazo respondió a las corrientes de crítica antiimperialista y revolucionaria que bullían en el seno de la Fuerza Armada Nacional de los años sesenta del siglo XX.

Muchos de sus protagonistas actuaron en el desplazamiento insurgente de buques de guerra, que en la noche del 22 y madrugada del 23 de enero de 1958, resultó crucial, para la definición de sectores indecisos en el levantamiento contra Marcos Pérez Jiménez.

Para 1962, dos bandos se disputaban el poder en el país, el bloque histórico encabezado por Rómulo Betancourt con la alianza AD-Copei y apoyo de Fedecámaras y alto clero, y
la izquierda insurgente que proclamaba la liberación nacional y reivindicaciones a favor del pueblo.

Al capitán de corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas, le correspondió comandar en 1962 las acciones militares de Carúpano. Años después aclarará los móviles del movimiento, la recuperación plena de la democracia venezolana, traicionada por el Pacto de Fijo, sistema de gobierno que echó por la borda el espíritu del 23 de enero.

Se trataba, al igual que el Porteñazo, de tentativas encaminadas a salvaguardar el rumbo del país, la defensa de la soberanía política y económica, frente al predominio que por entonces ejercieron los capitales foráneos, especialmente de origen estadounidense, y cuya responsabilidad se imputaba al Presidente Rómulo Betancourt, a quien se cuestionaba su política
de suspensión de garantías, persecuciones y violación de derechos humanos: “Dispare primero y averigüe después”.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »