Inicio > Economía > Maduro pende del petróleo

Maduro pende del petróleo

 

*El chavismo debe revisar sus distintas interpretaciones del socialismo para bien de todos, especialmente del pueblo arruinado y hambriento.

Por Jaime Granda

No ha pasado inadvertido que el IV Congreso del PSUV es escenario de una guerra entre el presidente Nicolás Maduro y el primer vicepresidente de la organización, Diosdado Cabello, aunque desde hace tiempo, en público tratan de disimular sus diferencias.

Otra muestra de diferencias entre los organismos del Estado es que esta semana la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, “se lavó las manos” para no apoyar las multas que en 2013 PDVSA impuso a 112 altos gerentes de la empresa estatal, acusados de impulsar el paro petrolero de 2002-2003.

El presidente Nicolás Maduro también tiene problemas dentro de las Fuerzas Armadas que debe resolver cuanto antes.

Disidentes del chavismo, encabezados por Salomón Álvarez, secretario general del partido Piensa en Democracia (Piedra), denunciaron que por no avalar la farsa del 20 de mayo detuvieron a centenares de militares.

Álvarez preciso: “Estos oficiales de la dignidad no se han dejado poner la bota cubana encima y han expresado la necesidad de un cambio de Gobierno de forma pacífica, democrática y constitucional” y agregó que, a lo interno del chavismo, sea en el sector civil o militar, existe una rebelión en las bases, como quedó demostrado cuando el pueblo tomó la decisión de no avalar con su voto la farsa del 20 de mayo.

El ex ministro chavista Rafael Ramírez, en su artículo del domingo pasado en Panorama, preguntó si también serán favorecidos presos políticos del chavismo, o chavistas presos por motivaciones políticas, aunque estén acusados de supuesta “corrupción o conspiración”, que es la manera como el madurismo califica a los chavistas que persigue por razones políticas.

Seguidamente precisó: “¿Saldrán libres el Mayor General Rodríguez Torres, los compañeros Jesús Luongo, Nélida Izarra, Gladys Parada, Gustavo Cárdenas, Pedro León, Eulogio Del Pino y tantos, cientos de chavistas, trabajadores secuestrados, sin juicio? ¿Saldrá libre el general Baduel? ¿Saldrán libres los oficiales, profesionales y tropa secuestrados, nadie sabe dónde, ni cuántos, ni por qué, señalados genéricamente de ‘conspiradores’?”.

No es otra casualidad que el miércoles pasado, el gobierno venezolano liberó a dos empleados de la petrolera norteamericana Chevron que estaban detenidos por negarse a firmar un contrato para comprar suministros con presuntos sobrecostos.

El petróleo de salvavidas

Esta misma semana, el presidente Nicolás Maduro ha mostrado gran interés en saber lo que pasa con nuestra industria petrolera y el martes se reunió con los trabajadores de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en su sede de La Campiña en Caracas y los responsabilizó de recuperarla porque PDVSA debe convertirse en la palanca y en el ejemplo que permita la recuperación del país.

El presidente Maduro dijo que la corrupción develada el año pasado fue parte de una infiltración para entregar PDVSA al gobierno de Estados Unidos.

Varios expertos han dejado claro que PDVSA fue puesta en manos de gente ajena a esa industria y el control de cambio agravó la posibilidad de su buena marcha.

Parece que sus asesores lograron que el presidente Maduro entienda que para sostenerse debe corregir todos los errores económicos producto de la tergiversación del verdadero socialismo y para ello es primordial que PDVSA vuelva a ser la gran empresa mundial.

Situación de PDVSA

La actual situación de PDVSA es precaria y el lunes notificó a ocho clientes internacionales que no podrá cumplir con sus compromisos de suministro de crudo en junio.

La información fue difundida por S&P Global Platts citando fuentes confidenciales que precisaron que PDVSA debe suministrar 1.495 millones de barriles a dichos clientes en junio, pero solo posee 649.000 barriles listos para exportación.

Entre los afectados se encuentran Nynas, Tipco, Chevron, CNPC, Reliance, Conoco, Valero y Lukoil. Eso pudiera provocar otras demandas contra la petrolera venezolana.

Importancia del petróleo

En nota publicada el 09 de mayo de 2017 en el portal Aporrea, Germán Saltón Negretti planteó que para entender a la Venezuela del siglo XXI y del futuro, es necesario tener en cuenta la significación mundial del petróleo. El simple hecho natural de que exista en nuestro  subsuelo, nos representa un problema de transcendencia superior.

Agregó que el petróleo es la principal fuente de energía mundial, nuestro mundo se detendría sin él. Las fábricas dejarían de funcionar, las casas, oficinas y galpones se calientan con petróleo, se congelarían en el invierno. Productos como fertilizantes agrícolas y los objetos de plásticos, cosméticos, detergentes y la ropa de nylon e incluso las ceras de la goma de mascar están hechas de petróleo. La economía mundial se ha desarrollado gracias al petróleo como su sangre vital durante más de cien años.

Es responsable del 2,5% del PIB mundial, y representa un tercio del suministro de energía primaria de la humanidad. Todo el mundo es afectado cuando este producto escasea. Las principales economías mundiales están enfrentando dificultades, porque tienen que pagar enormes facturas petroleras. Las reservas de petróleo se están agotando en el planeta y las grandes potencias mundiales buscan apropiarse de todas esas reservas.

Las mayores reservas de petróleo se encuentran en países como Venezuela, Arabia Saudita, Irán e Irak. Según la OPEP, en el mundo hay 1,65 billones de barriles, representa 262 billones de litros (262 km³) y si la producción actual que es de 83 millones de barriles al día se mantuviera constante, significaría que habría petróleo solo para 54 años. Venezuela, el país con más reservas probadas, al ritmo actual de producción tendría petróleo para más de 300 años y Arabia Saudita para 70 años, concluye la nota de Aporrea.

Eso de que las grandes potencias mundiales buscan apropiarse de todas esas reservas, tiene relación con la decisión de China de cesar abruptamente la concesión de préstamos a Venezuela.

China ha concedido a Venezuela préstamos valorados en 62.200 millones de dólares entre 2005 y 2016, según datos del informe anual del centro de estudios Diálogo Interamericano, convirtiéndose en el principal acreedor de este país.

Es muy significativo que el anuncio se diera después de que el pasado fin de semana Estados Unidos y China acercaran posiciones en su relación comercial, concretamente en materia agrícola y energética.

Todo eso apunta a que la suerte de Nicolás Maduro no depende de las presiones políticas internacionales, sino de la manera cómo resuelva los problemas que tiene con el manejo de la industria petrolera.

Revisión del socialismo

La gran mayoría de los dirigentes del llamado chavismo, al igual que de la oposición, se han quedado varados en viejos conceptos y erradas interpretaciones del socialismo. Es necesario acotar que después de la “revolución cubana”, en América Latina casi todos los partidos políticos son de izquierda.

Por eso, todos deberían leer o releer el libro de Jürgen Habemas “La necesidad de revisión de la izquierda” y anotar que en la página 269 de su edición en español de 1991 precisa: Marx entiende la sociedad comunista como la única realización posible de la democracia. Como ya en la Crítica de la Filosofía del Estado de Hegel, también aquí se dice que la libertad solo puede consistir en “convertir al Estado de un órgano por encima de la sociedad, en un órgano que le esté por entero subordinado”.

Sobre esto es oportuno señalar que la reforma de la Constitución de Cuba, actualmente en proceso, busca erradicar de ese instrumento, que data de 1976, la fuerte influencia soviética y es casi seguro que incluirá la limitación de los mandatos presidenciales a dos de cinco años cada uno y el tope de edades para ejercer dichos cargos públicos, es decir imponer la alternabilidad en la presidencia nacional y acabar con la reelección indefinida. Igualmente habrá cambios en cuanto a la relación del Estado con la empresa y la propiedad privada.

Para mejorar la economía

Cuatro economistas plantearon el lunes a través de El Nacional Web lo que se necesita para que Venezuela supere la crisis económica y coincidieron en que se debe plantear un tipo de cambio competitivo y una política de respeto a la propiedad privada y al empresariado, así como un plan de urgencia que pare la hiperinflación para retomar el crecimiento económico.

Roy Daza, integrante de la Comisión de Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), propuso en otro medio “una renegociación integral de la deuda externa y la de PDVSA para mostrar solo algunos aspectos puntuales de política económica. Creo que en Venezuela hace falta una reforma de política económica urgente y trazar un plan de un año, porque en economía un año es el corto plazo”.

Dijo que hay que resolver el problema cambiario para recuperar a PDVSA “porque la primera salida económica es levantar la producción petrolera, que es la pieza clave de una solución a la política económica del país”.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »