Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > El llamado del régimen a la paz-reconciliación: ¿Acto sincero o simple cinismo político?

El llamado del régimen a la paz-reconciliación: ¿Acto sincero o simple cinismo político?

 

Cátedra Pío Tamayo: Centro De Estudios De Historiactual / IIES / FACES  UCV

Foro

Ponentes Invitados

Alarico Gómez

Rafael Iribarren

Cecilia Sosa Gómez

Moderador

Agustín Blanco Muñoz

Lunes 18 de junio del 2018

Sala E de la BCUCV

Hora: 4 pm

El llamado a la reconciliación nacional no tiene audiencia ni en el chavismo

El llamado del régimen a la paz y  la reconciliación nacional no tiene hoy mayor audiencia ni siquiera en el seno del chavismo. Porque toda esta estructura política está montada sobre la base del  tradicional binomio de patriotas y realistas, pacifistas  y guerreros, buenos y malos, leales y traidores, amigos y enemigos, anti y pro imperialistas. Por ello, en principio, no luce convincente este llamado  que constituiría un acto de perdón que  podría apuntar hacia la conciliación de los venezolanos y que, supuestamente dejaría atrás a todos los militantes aferrados a lo irreconciliable.

La confrontación clasista es el arma más privilegiada del chavismo

Y esto significaría un viraje de muchos grados en  un chavismo que ha hecho de la confrontación clasista  su arma de lucha más privilegiada. A partir de su aplicación se reivindica al socialmente desasistido e ignorado. Se democratiza el reparto de la renta petrolera para que la disfrute el pueblo. Es el pago de la deuda social en forma directa, con el debido e inmediato reparto que hace del beneficiado un tarifado. A partir de este momento los recompensados deben responder a su patrón político que lo han  sacado de la miseria para reivindicarlos y llevarlos al disfrute de la vida.

Nunca se apeló al crecimiento productivo-económico

Este lineamiento se aplica desde el inicio de la revolución bolivariana y socialista del siglo XXI. En ningún momento se apeló a la creación de fuentes de trabajo para el crecimiento productivo-económico. Esto se vio materialmente innecesario  en un ex país con petróleo a 100 o  más dólares el barril, con la contrariedad de que los precios bajaron y el reparto se mantuvo  en vías de crecimiento.

Comienza entonces la tragedia de la producción de dinero inorgánico. Es la máquina de billetes produciendo las sumas que se le indique para mantener el populismo en las medidas que se adecúen a las necesidades político-electorales.

La institución de los tarifados cuenta con la protección de los colectivos y las milicias

Esta institución de los tarifados cuenta con dos organismos para la protección clasista y solidaria: los colectivos y las milicias. Ambas derivan el beneplácito de la prebenda pero tienen un oficio asignado: el uso de las armas para la defensa de la revolución. En general se trata de millones que no están relacionados con la producción.

LA HIPERINFLACIÓN COMPLICÓ EL CUADRO DE LOS TARIFADOS

Y a través de este proceso, que nos ha traído a la precariedad económica que nadie podía presagiar, se produce circunstancias que es necesario examinar. En una primera etapa la tarifa actúa como esa especie de bendición para el proceso revolucionario. Pero con la instalación de la hiperinflación el cuadro se complica. La tarifa  no alcanza ni para la sobrevivencia y el subsidio CLAP no es algo seguro. Atiende más a lo casual. Es la llegada de la vida dura.

Pero no existe una maquinaria capaz de administrar el descontento de la pobreza

La situación reinante lleva a muchos tarifados a militar en el descontento y con ello en alguna medida se desdibuja la confrontación entre tarifados y opositores. Pero esto es algo que ocurre de manera espontánea y  por razones de la situación reinante. No existe una maquinaria política capaz de administrar y conducir ese descontento a nivel de la pobreza.

Por esto la masa de hambrientos, sobrevivientes y desesperados se ven cercadas y atrapadas por un régimen que se presenta como único polo de salvación. Y lo único que solicita  es lealtad a la revolución que se traduce en votar por la misma y cumplir de manera obediente con sus exigencias. Queda claro así que lo mejor en este caso es seguir los lineamientos: sacar el carnet de la patria e inscribirse en el PSUV

Esta debilidad del régimen obligó al adelanto de las presidenciales

Esta situación de debilidad hizo posible el adelanto de las presidenciales, finalmente realizadas el 20M-18. Coronó de este modo el PSUV, bajo la dirección política del equipo mayor de Venecuba, una maniobra de recuperación de espacio de poder político que se inicia el 27 de marzo del 2017 con las sentencias 155-56 del TSJ.

Estas decisiones estaban dirigidas a disminuir las competencias de la Asamblea Nacional. Y esto a su vez condujo a las oposiciones a una  toma de la calle que el régimen llenaría de violencia y que termina con un saldo de unos 160 asesinados, el repliegue de los opositores y el triunfo cantado del régimen, materializado en la elección  e instalación de una Asamblea Nacional Constituyente, un poder de poderes que “acabó con la violencia  y estableció la paz”.

El triunfo electoral se presenta como una reelección hasta el 2025 a pesar de la abstención

Y una vez obtenido el triunfo electoral, en unas elecciones  en las que materialmente no hubo una oposición firmemente estructurada, se le presenta como una reelección hasta el 2025. La gran mayoría de las oposiciones llamó a la abstención. Y no se sabe a la fecha, a casi un mes de aquel evento, para qué sirvió esa abstención. Porque se supone que los opositores tenían algún plan propio. Sin embargo, a esta hora todo hace pensar que sus pasos están inscritos en la espera de que el presidente yanqui se decida a lanzar la invasión militar a este ex país.

Y a esta hora el régimen llama a la paz y la reconciliación y promete libertad de los presos políticos

A esta hora, y en medio del triunfo del 20M, el régimen llama a la paz y la reconciliación. Ofrece diálogo y libertad de presos políticos. Con ambas cosas monta el conocido show. No hay ningún avance sensible en los dos campos ni acuerdo significativo  en relación al diálogo. Y con los presos políticos se adelanta un juego que se debe leer como perverso y macabro.

Se crea de este modo una gran expectativa y sólo se cumple parcialmente. Sin embargo, las cuentas llevan a apreciar  que resulta explicable que un gobierno tan comprometido con la persecución y la represión, intente cambiar su imagen de asesino a humanista capaz de poner en la calle, aunque con condiciones, a un grupo de presos políticos.

Aquí todos estamos cargados de violencia dijo Hugo Chávez en 1998

¿Apunta esta actuación de diálogo sin diálogo y libertad de presos políticos que mantiene tras las rejas a la mayoría de los mismos una manera de mirar  hacia la paz y la conciliación? Hugo Chávez responde: Aquí no está planteada la dicotomía de la guerra y la paz: “El que diga que vive en un proceso o un mundo de paz, que yo soy la armonía, la sonrisa, que aquellos son los violentos y yo soy la paz, eso es sencillamente cinismo, porque todos aquí estamos cargados de violencia.” (ABM, Habla el comandante. Caracas, 1998, p. 549).

Para el Hugo Chávez de la campaña electoral de 1998 es cinismo presentarse como alejados de la violencia en una sociedad donde todos estamos cargados de violencia. Él mismo se convirtió en un cínico con sus violentos llamados a la paz, hasta con Cristo en manos.

Y  en la actualidad ese cinismo está  en pleno apogeo. Hoy el régimen, en un escenario plagado de violencia por todos sus costados, hace un llamado a la paz y la reconciliación que no convence a muchos. Porque no se siente verdad alguna en el llamado al entendimiento y la convivencia que se hace hasta con un tono agresivo.

Y si tratan de cerrarnos el paso habrá que barrerlos

Y para que no se dude de la carga de violencia que posee Chávez, hace un convincente agregado: “Si ellos desentierran el hacha de guerra y quieren dar un golpe contra mí, para repetir el caso de Allende, por ejemplo, o quieren los sindicatos adecos tirarse a la calle, a manifestar, a sabotear, etc., bueno habrá que enfrentarlos con la misma hacha. Ojo por ojo diente por diente. Yo allí –y tú tienes que saberlo- a mí no me va a temblar el pulso, absolutamente, Porque está en juego, no la presidencia, que es lo que menos me importa, lo que está en juego es un camino de tránsito. Y si ellos entonces tratan de vulnerar eso, de cerrar, bueno entonces habrá que barrerlos. ¿Con qué? Depende de ellos mismos. (Ibidem, p. 605).

Lo que mantiene hoy en tensión al colectivo chavista es la idea y realidad de la confrontación. Aplastar al contrario, adversario o enemigo. Todo aquel que no esté con el proceso, piense distinto o juego a la deslealtad debe ser combatido. Indispensable entonces atender los lineamientos de la lucha de clases. Avanzar aplastando al otro para crear la realidad propia que nadie podrá derribar.

Para este común y de a pie no puede plantearse nada que tenga que ver con perdón o reconciliación sino con guerra y destrucción. Esa es la lección recibida: privilegiar el destruir para construir el mundo aparte de una revolución que está obligada a execrar a todo aquel que permanezca indiferente, contrario o enemigo de sus realizaciones.

Ex – país apegado a las leyes creadas e  impuestas por el cinismo.

¿Quién dijo entonces paz y reconciliación? ¿Cómo dejar a un lado el avance de la empresa cínica que busca cómo disfrazar la imagen tan llena de acentos dictatoriales y  escalones que puedan contribuir al establecimiento de la estabilidad necesaria para que siga el trágico engaño de esto que se ha dado en llamar revolución bolivariana, marxista-leninista-maoista-fidelista y socialista del siglo XXI? ¿Seguirá este ex país apegado a las leyes creadas e impuestas por los cínicos?

¿Se seguirá respondiendo a los tramposos y cínicos con todo tipo de improvisación, disparates y más cinismo? ¿Se seguirá por los predios del vacío recorrido por el abandono del cargo, partida de nacimiento, renuncia, golpe, insurrección, destitución, transición? ¿Se volverá a intentar el llamado a patear las calles? ¿Queda voluntad y disposición para atender este llamado?

¿Legitimaremos esta destrucción hasta el 2031?

¿Vendrán otras convocatorias a elecciones y otras a la abstención? ¿Se mantendrá el gran campamento político de las oposiciones que, convencidas de que no pueden derrotar este “comunismo-chavismo”, están a la espera de una invasión salvadora, liberadora y patriótica?

Y si por alguna razón, una o más partes de la MUD  llegaran a considerar que esas vías están agotadas ¿qué se piensa hacer? ¿Acompañar en términos de “oposiciones” a este régimen hasta el año 2025 sin descartar la posibilidad de otra abstención o participación para avalar y resguardar la revolución en su tránsito hacia el 2031?

¿Tenemos capacidad para entender los niveles de esta tragedia?

De mantenerse este angustiante cuadro histórico, con el brutal dominio de la dictadura militar-policial-narco-delincuencial-civil y que cuenta, además, con el apoyo de mercaderes, cínicos y atrapados en los  supuestos ideales del pasado,  podrá mantenerse esta dictadura más allá de los cálculos de los desesperados que no tienen capacidad para examinar los niveles de profundidad de la tragedia que padece este ex – país.

¿Se elevará alguna vez  la conciencia de la mayoría de esta Venezuela, conmocionada y destrozada, de la necesidad de hacer una política que trascienda lo superficial y pedestre para adentrarse en la necesidad de planificar y realizar, en la condición de actores centrales, una historia apartada de la miseria aportada por la tradición  caudillista, unida al saqueo-corrupción y al aplastamiento del colectivo-pueblo?

¿Hasta cuándo este colectivo-pueblo será víctima de los cínicos sembradores de destrucción y muerte?

¿Hasta cuándo “la masa-mayoría-pueblo” será víctima de los cínicos sembradores de mentiras, miedos, miserias, destrucción y muerte? ¿Se entenderá, al fin,  que ya es hora de avanzar en la construcción de otra historia, la historia que tenga como agente central a un conglomerado empeñado en hacerse dueño de su destino-historia de hoy y mañana?

¿Hará conciencia la mayoría de esta Venezuela, conmocionada y destrozada, de la necesidad de hacer una política que trascienda lo superficial y pedestre para adentrarse en la necesidad de planificar y realizar, en  condición de actores centrales, una historia apartada de la   tradición  caudillista, que hoy, unida al saqueo-corrupción revolucionario actúa cínicamente sobre un colectivo-pueblo al cual se le vende la idea de la independencia, liberación y reivindicaciones sociales, al mismo momento que se le aplasta y hunde en el peor de los destinos?

Coordinadores

Agustín Blanco Muñoz / Mery Sananes / Danielita Barrolleta

Telefónos: 605 2536 / 605 2563 / 0416 638 7320 / 0414 333 6515

[email protected] / [email protected]

[email protected]

http://historiactual.blogspot.com

http://catedrapiotamayoucv.blogspot.com

 

Te puede interesar
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »