Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > El Monje de Camoruco: Iván el presidente más joven de Colombia

El Monje de Camoruco: Iván el presidente más joven de Colombia

 

Sergio Márquez Parales / El Monje de Camoruco: Columna 18-6-2018

Iván Duque es el presidente más joven de Colombia

Amparado en el respaldo del expresidente Álvaro Uribe, Iván Duque se convierte en el presidente más joven de Colombia y su compañera de fórmula, Marta Lucía Ramírez, en la primera mujer en llegar a la vicepresidencia.

No cabe ninguna duda de que los apoyos de Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana, fueron determinantes en la victoria de Duque; así como también, el respaldo de los partidos tradicionales –Liberales y Conservadores- y el desplazamiento silencioso de un importante sector de los votantes que habían sufragado por Sergio Fajardo.

En un duelo determinante para los pactos de paz que buscan acabar con medio siglo de guerra, y con 99,8% de los votos escrutados, Duque obtuvo 53,97% de los apoyos contra 41,81% de Petro, de acuerdo con la autoridad electoral. La participación fue de 52,99%, una de las más altas observadas en los últimos procesos.

En las elecciones presidenciales de ayer,  Gustavo Petro, de Colombia Humana, obtuvo la mayoría de votos en Bogotá, Barranquilla y Cali; mientras que Iván Duque, del Centro Democrático logró liderar en Medellín, Bucaramanga y Cúcuta.

La votación en los departamentos más importantes arrojaron los siguientes resultados:

Bogotá, Petro obtuvo 1’884.869 votos y Duque 1’447.685 votos.

Barranquilla, Petro obtuvo 242.473 votos y Duque 191.485 votos.

Cali, Petro obtuvo 446.477 votos y Duque 352.766 votos.

Cartagena, Petro obtuvo 176.421 votos y Duque 130.644 votos.

Medellín, Duque obtuvo 693.334 votos y Petro 208.427 votos.

Bucaramanga, Duque obtuvo 168.312 votos y Petro 107.542 votos.

Cúcuta, Duque obtuvo 250.405 votos y Petro 47.204 votos.

A sus 41 años de edad, Duque es el presidente más joven de Colombia desde 1872 y el más votado en la historia con más de 10 millones de sufragios.

El prolongado conflicto con las guerrillas izquierdistas había postergado por décadas el tradicional duelo entre derecha e izquierda en la cuarta economía de América Latina. Sin embargo, los colombianos se inclinaron por Duque, que promete modificar el pacto que desarmó a la ex guerrilla FARC y endurecer las condiciones para los diálogos en curso con los rebeldes del ELN.

Pese a que el año pasado evitó cerca de 3.000 muertes, el acuerdo con las FARC dividió profundamente a una sociedad anestesiada por décadas de violencia.

Vencedor en la primera vuelta con 39% de los votos, Duque tiene una experiencia política de 4 años. Aunque destacó en el Senado, al Parlamento llegó impulsado por una lista cerrada liderada por Uribe. “Nada es de él, todo ha estado apalancado por el capital político que tiene el ex presidente Uribe”, aseguró el analista Fabián Acuña.

Duque recuperará el máximo cargo del país para una derecha contraria al acuerdo con las FARC, que quiere bajar impuestos a las empresas y encabezar la presión internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

El futuro jefe de Estado quedó con el camino allanado para cumplir sus promesas ya que cuenta con mayorías en el Congreso y el apoyo de la elite política y empresarial.

Petro reconoció su derrota y agradeció a quienes lo acompañaron en la campaña: “No me siento derrotado. 8 millones de colombianos son orgullosamente libres, son ciudadanos a carta cabal, se sienten dueños de su país y saben que tienen todo el derecho de participar en sus decisiones y que no van a permitir que les vayan a destruir a su familia y a su sociedad”, dijo. Antes, dijo por Twitter: “Aquí no hay derrota. Por ahora no seremos gobierno”.

¿Cuál será el Impacto regional del triunfo de Duque?

La lucha contra la corrupción y el narcotráfico, así como las relaciones y la migración sin precedentes desde Venezuela se abrieron espacio en esta campaña que, además, servirá de preludio para una eventual reorganización política de la región.

La izquierda miraba con atención luego de los reveses en Argentina y Chile; México y Brasil están expectantes del movimiento del péndulo político colombiano para sus comicios de julio y octubre respectivamente.

“Quiero cimentar la cultura de la legalidad, donde se le diga al criminal que el que la hace la paga”, señaló Duque.

El ex senador buscará que los jefes rebeldes culpables de delitos atroces paguen un mínimo de cárcel y no ocupen ninguno de los 10 escaños parlamentarios reservados al ahora partido FARC.

Los ex guerrilleros ya dejaron las armas y participaron en las legislativas de marzo, con un resultado marginal de 0,5% de los votos, aunque con la representación en el Congreso asegurada por el pacto.

Pero aún hay que concretar aspectos claves del acuerdo como la verdad y reparación para millones de víctimas y reformas rurales que pretenden evitar nuevos conflictos.

“Con cualquiera de los dos candidatos no podemos bajar la guardia”, dijo el líder de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko), luego de sufragar en Bogotá.

Salvo en la capital y la costa pacífica, de mayoría negra e indígena, el ex senador ganó prácticamente en toda Colombia; pero, hay quienes sugieren que su triunfo puede tare nuevos conflictos al vecino país.

¿Cómo manejará la izquierda colombiana su rol de  oposición?

Ex alcalde de Bogotá, Petro le devolvió a la política colombiana los discursos de plaza y la convocatoria de multitudes. Aunque en la carrera para el balotaje, al que llegó con 25% de los votos en los comicios del 27 de mayo, se alejó de las calles y no pudo ofrecer ningún debate televisado ante la negativa de su contendor.

En un país de 49 millones de habitantes, con 27% de pobreza y primer productor mundial de cocaína, Petro presentaba una serie de reformas que apuntaban a “profundizar la paz” y que finalmente fueron derrotadas.

La artillería en su contra se centró en su antigua amistad con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Para lograr alianzas con el centro descartó propuestas que antes ondeó con vehemencia, como una constituyente para reformar la justicia y la política.

Ahora, Petro podrá liderar la oposición, ya sea en la plaza pública o como senador, en caso de que acepte regresar al Congreso como establece una reforma política de 2015 para el derrotado en el balotaje.

¿Por qué los opositores venezolanos celebran la victoria de Duque?

Fuentes internacionales reseñan hoy que dirigentes opositores venezolanos celebraron la victoria de Iván Duque, quien fue elegido como presidente de Colombia.

“Felicidades al pueblo de Colombia que votó en paz por su libertad. Felicidades al presidente @IvanDuque y a la vicepresidente @mluciaramirez #GanaDuque”, escribió la diputada por UNT, Delsa Solórzano.

El parlamentario Tomás Guanipa, también por Twitter, expresó que en Colombia “ganó el progreso y la libertad”. “Con @IvanDuque se reafirma la vocación de libertad y democracia para la región #Duquepresidente”.

El ex alcalde Antonio Ledezma, indicó que la victoria de Duque es “viento fresco para Venezuela” y “un preludio de la libertad de nuestro pueblo”. “Felicidades para los hermanos colombianos y confiamos en que nos ayudarán, resueltamente, a salir de la dictadura que nos oprime”, agregó.

El diputado Juan Pablo García, de Vente Venezuela, escribió: “¡Ganó Colombia! Nuestra hermana República se libró de un sistema de mafias y miseria. Felicidades a @IvanDuque y @mluciaramirez”.

Evidentemente, los sectores radicales de la oposición venezolana confían  plenamente en la palabra empeñada por el Senador Álvaro Uribe y el nuevo presidente Iván Duque, en lo referente a impulsar acciones contundentes en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros; destacando entre estas, el reforzamiento de la alianza con la OTAN, la denuncia del primer mandatario colombiano ante la Corte Penal Internacional que intentará propiciar el enjuiciamiento del presidente venezolano; así como también, una agresiva gestión diplomática que sirva de base incluso a cualquier intervención militar en Venezuela.

Sin embargo, analistas consideran que ese escenario dependerá mucho de los resultados de las elecciones en México y Brasil, donde hasta ahora, los sectores progresistas parecen encaminados a obtener la victoria.

En conclusión, las relaciones entre Colombia y Venezuela parecen destinadas a enfriarse en lo que a intercambios comerciales y económicos se refiere; y a calentarse al máximo en el aspecto político. ¡Amanecerá y veremos! Fuentes: El Nacional, El Heraldo, El Tiempo, CNN en español y

Hasta nuestra próxima entrega amadísimos fieles.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »