Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Abraham Gómez R.:  Guyana nos amenaza e intenta intimidarnos

Abraham Gómez R.:  Guyana nos amenaza e intenta intimidarnos

 

“Luego de cumplirse la reunión pautada para este lunes, en el despacho del honorable Abdulqawi Ahmed Yusuf, presidente de la Corte Internacional de Justicia, entre la delegación venezolana y la guyanesa. Nuestro país no aceptó la competencia de ese tribunal para dirimir y menos sentenciar sobre la controversia que sostenemos por la Guayana Esequiba, con la excolonia británica”

Lo dice el Dr. Abraham Gómez, quien ha sido estudioso, a tiempo completo, de este asunto de interés nacional.

“como se recordará – añadió Gómez – habíamos dicho que conforme al Derecho Internacional Público, Venezuela tenía dos opciones denominadas: No comparecencia o fórum prorogatum.  La primera consiste en asistir, una única vez, como se hizo hoy, para señalar, explícitamente, con todo respeto que la mencionada Corte no tiene atribuciones para conocer en cuanto a la contención que sostenemos por el vil arrebato que nos hicieron con el Laudo Arbitral de París en 1899; y la otra medida era admitir como bueno y propio los discernimientos de esta Corte y someterse a sus determinaciones sentenciales al respecto”

Quisimos conocer, entre otras cosas, qué va a pasar, con esta pelea por el Esequibo de ahora en adelante, a lo que el docente universitario y conferencista, nos expuso:

“déjeme mencionar antes que la decisión que tomó la delegación venezolana hoy, en La Haya, está plenamente ajustada a derecho; inclusive propuso rehabilitar la vía del Buen Oficiante, como medio que encuadra en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, para arreglos pacíficos,  prácticos y satisfactorios de conflictos entre Estados. ¿Qué va pasar en lo sucesivo?, que el Presidente de la Corte debe reenviar el caso al  Secretario General de la Naciones Unidas para que continúe conociendo y mediando, a través de la designación de un nuevo Buen Oficiante, de común  acuerdo con las Partes en litigio”

“El comunicado que emitió esta tarde la cancillería guyanesa nos parece desconsiderada e intenta atemorizar, cuando leemos textualmente, lo siguiente ‘si Venezuela persiste en su negativa a participar, las reglas prevén que la Corte proceda, después de una audiencia completa del caso, a una sentencia definitiva que sea legalmente vinculante tanto para las Partes como para los no participantes. Qué buscan con este ardid, sembrar desconfianza entre la opinión pública nacional; y tal vez, darse ellos algunos ánimos”

Pero, aclárenos esta duda: ¿En qué se basan ellos, los guayaneses, para sentirse tan seguros que ese Tribunal Internacional les pueda dar la razón, y entregarles, ya definitivo, por ley, la Guayana Esequiba?

“Ellos están invocando el artículo 53 del estatuto de la Corte, que contempla que cuando una de las Partes no comparezca (que fue la decisión tomada por nuestro país, No Comparecencia) ante la Corte o no defienda su caso (lo que se llama confesión ficta); la otra Parte podrá solicitar al Tribunal que decida a favor de su reclamación. Pero, ellos omiten adrede, que ese mismo artículo 53, contempla en su numeral 2, que antes de dictar su decisión, la Corte deberá asegurarse no sólo de que tiene competencia conforme a las disposiciones de los Artículos 36 y 37, sino también de que la demanda está bien fundada en cuanto a los hechos y al derecho; y aquí sí es verdad que no hay leguleyismo que valga”

¿Entonces, este caso va para largo?

Parece que sí. Aprovecho esta ocasión para hacer un llamado a las autoridades de la cancillería venezolana, en el sentido de evitar partidizar o sesgar con ideologías este asunto que debe concitar al pueblo venezolano en general. Concluyó.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »