Inicio > Regional > Trujillo: Fallas de electricidad también afectan el servicio de agua

Trujillo: Fallas de electricidad también afectan el servicio de agua

 

Las variaciones en el voltaje de la región perjudica el suministro de agua, pues causa daños a los equipos e impiden que el sistema de bombeo se mantenga en constante operatividad.

Problemática / Valera y otros municipios llevan más de 22 días sin el vital líquido.El sistema de bombeo se ve interrumpido por las variaciones con el voltaje eléctrico

Epidemia en puertas

Entre tanto, continúa latente el riesgo de una epidemia por insalubridad, pues instituciones tales como, hospitales, ambulatorios, escuelas, centros comerciales, comedores no tienen agua para cumplir con las normas sanitarias y mantener los espacios limpios.

Hebert Morillo Carrizo – Grifos secos y recipientes a la espera que alguna lluvia pueda rebosarlos de agua, ese es el panorama en la mayoría de hogares valeranos y municipio adyacentes donde han transcurrido más de 22 días sin el correcto suministro del vital líquido.

Las familias se quejan pues sus actividades diarias se han visto interrumpidas ante la severa sequía. Muchos califican de manera negativa el servicio de agua en la región, otros  reprochan al gobierno de turno, pues consideran que debe haber una mejor distribución de agua.

Si bien el problema es de vieja data, debido a la falta de inversión en el área, ya que los gobernantes de turno en sus tiempos de campaña prometieron un nuevo acueducto para la localidad, pero en la actualidad, se cuenta con una vieja infraestructura que ya no da abasto para atender a la población y la situación empeora en temporada de lluvias, cuando la red de agua colapsa.

Sin embargo, en esta ocasión no solo las precipitaciones provocan la falla, sino que también inciden otros factores que perjudican la red de aguas blancas, entre ellos, las variaciones eléctricas que causan daños a los equipos técnicos e impiden que el sistema de bombeo se mantenga en constante operatividad.

Lo que dice Hidroandes

De acuerdo a información suministrada por la gerente encargada de Hidroandes-Trujillo, Lisbeth Durán las lluvias, las variaciones en el voltaje eléctrico y el daño de algunos equipos técnicos alteran el servicio.

Al respecto Durán explicó que para Valera y San Rafael de Carvajal la distribución del agua se efectúa bajo un sistema de bombeo, en particular cada una de las jurisdicciones antes mencionadas, debe utilizar cinco motobombas que operan mediante un voltaje de 440V, pero hoy día existe una inconstancia en el fluido eléctrico, que obliga en determinados momentos a suspender el bombeo para evitar que los equipos se dañen.

Especificó que a la fecha  se mantienen operativas tres de las cinco motobombas para Valera y esa misma cantidad para Carvajal, lo que ha mermado la capacidad de bombeo y por ende de agua en los tanques de almacenamiento. “En estos momentos se bombea 250 litros de agua por segundo y anteriormente eran 750 litros por segundo, por eso nos hemos visto en la necesidad de sectorizar el suministro del líquido y de este modo garantizarlo en todas las comunidades”, acotó Durán.

Asimismo detalló que en época de lluvias, al dique-toma de La Quebrada llega gran cantidad de lodo, lo cual obliga a interrumpir el tratamiento del agua hasta tanto no sea removida toda la turbidez.

Situación similar –manifestó – ocurre en el acueducto de Trujillo, donde cada vez que llueve aumentan los sedimentos en el río Castan y el sistema de filtración de agua se paraliza, mientras se limpian las áreas donde se acumula el barró.

El panorama empeora en el acueducto de Boconó y el triestadal que surte a la panamericana, ya que los diques-tomas, se encuentran en lugares remotos, donde no hay acceso vehicular y las cuadrillas deben realizar el trabajo manual sin ningún tipo de maquinaria.

Posibles soluciones

La representante de Hidroandes aseguró que el gobernador del estado Henry Rangel Silva aprobó recursos para atender la contingencia. “En noviembre pasado el mandatario regional otorgó 2.080 millones con los que se arreglaron 22 equipos y en abril de este año suministró 61.500 millones”, precisó.

Comentó que con el dinero asignado recientemente, las cuatro motobombas dañadas están en reparación. “Para esta semana deberíamos tener ya listas dos y las otras dos para la semana entrante”, relató.

En ese sentido comentó que si se cumple ese cronograma la situación del agua se estaría normalizando en los próximos días, siempre y cuando los aguaceros no hagan estragos en los caudales de las quebradas.

Riesgos

Entre tanto, continúa latente el riesgo de una epidemia por insalubridad, pues instituciones tales como, hospitales, ambulatorios, escuelas, centros comerciales, comedores no tienen agua para cumplir con las normas sanitarias y mantener los espacios limpios. Hidroandes solo cuenta con un camión cisterna, el cual es insuficiente para llenar los tanques particulares.

El Tiempo de Valera

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »